Fría e injusta derrota

Una vez más Millonarios domina y controla un partido durante casi todo el tiempo pero sus delanteros andan negados frente al arco y la defensa regala la última jugada; ahora son tres derrotas en línea y el ambiente se torna enrarecido y cansón. No fue suficiente las ganas de Tancredi y Otálvaro. El gol de Ramírez, un premio a su constancia y entrega.

Franco, Blanco, Leudo y González aportaron y no desentonaron. Itagui se defendió bien hasta que les llegó el regalito de abril, una fría e injusta derrota para el local. Desafortunadamente no tuvimos en este partido un delantero desequilibrante, no hubo sorpresa, no hubo peligro ni riesgo inminente en el arco rival, no se hizo respetar la localía y se centralizó el ataque sin explotar los costados. Así el equipo azul se sienta unido y blinde al grupo, su fortaleza “mental” para ganar partidos está en caída libre. El técnico Torres prometió seguir trabajando y tomar decisiones con respecto al nivel de los jugadores. Si es necesaria la banca para algunos “supuestos titulares”, bienvenido. Es hora de reflexionar, apretar y ajustar cosas para evitar males mayores. La paciencia de la hinchada tiene un límite, ojalá no se desborde a causa de una irregular campaña embajadora. Si el mal está adentro, hay que extirparlo! y que sea puramente deportivo??.

Albiazul saludo.

Alberto Díaz

  Share: