La horrible noche de Millonarios

Fue una noche negra. Tan negra como el uniforme que algún idiota se inventó como si Millonarios necesitara cambiar sus colores. Una noche horrible. Como si los astros, la cancha y la mala suerte se hubieran confabulado en contra del campeón reinante del fútbol colombiano.

Será una noche para la historia. Tres jugadores lesionados. Dos de gravedad, sin que nadie los tocara. Dos expulsiones, una por ingenuidad de Vásquez y otra consecuencia de la mala leche del árbitro que le sacó tarjeta amarilla a Román Torres por una falta que no existió empezando el partido.

Fue una negra noche. Tan negra como ese asqueroso uniforme que a Millonarios le dio por utilizar de visitante sin necesidad porque no hay otro equipo con uniforme azul en Colombia.

Una horrible noche que coronó un día en el cual el diario El Tiempo confirma lo que ya habíamos anticipado en la Libreta de Apuntes: Algo pasa en Millonarios

Cesó la horrible noche. Que la noche de infortunio no termine por tapar el problema de fondo en Millonarios. Lo que pasó sirve de disculpa para el resultado del partido, pero no para explicar la eliminación de la Copa Libertadores, el despiste de Montero, Rentería y Tolosa. 

Ya veremos que viene, pero algo hay que hacer para retomar el rumbo.

  Share: