Noticias de @FILBogotá

 

PIRRY presenta su libro VIAJE POR EL MUNDO SIN CENSURA

 

BOGOTA, 26 de Abril ­_RAM_ La presentación se llevará a cabo en la 26ª Feria Internacional del Libro de Bogotá, el sábado 27 de abril a las 3:00 p.m, en la sala José Asunción Silva. Pirry conversará con la periodista Claudia Palacios.

En sus años como periodista Pirry ha sabido mostrarnos la cara oculta de los rincones más remotos del planeta. Este aventurero boyacense salta hacia lo humano para encontrar una manera distinta, a todo color, de contarnos las historias de su vida y de sus viajes.

Desde sus remotos días como zootecnista, Pirry cuenta, descarnado e irreverente, su periplo y el de los suyos. En Viaje por el mundo sin censura, se encuentra a medio camino entre la crónica personal y el diario de viaje, Pirry nos lleva de la mano a los extremos más remotos de lo humano y a sociedades que difícilmente llegaremos a entender.

Incluye fotografías que el propio autor ha tomado e sus viajes alrededor del mundo. Desde Tolima hasta Tailandia, pasando por Bolivia, El Salvador, Brasil, España, Estados Unidos, Kenia, India, el mundo entero es para este periodista como lanzarse de un avión: el secreto está en entender las raíces del miedo, abrir los ojos libres pero humildes y explorar lo que va más allá de nuestro entendimiento. Así es como cuenta Pirry este viaje interior: dejándose llevar hacia las fronteras del exterior.

 

La FILBO se llena de Opera. Lanzamiento de “Ester”. Abril 29

Libro con la partitura de la primera ópera colombiana, Ester, una de las novedades de la 26 feria internacional del libro de Bogotá

 

BOGOTA, 26 de Abril ­_RAM_ El Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia, en coedición con la Universidad de Los Andes, presentan el próximo 29 abril, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, el libro con la partitura para canto y piano de “Ester”, Ópera Bíblica en tres actos de José María Ponce de León, con libretos de Manuel Briceño y Rafael Pombo según Jean Racine. Investigación de Rondy Torres. ´El lanzamiento de la publicación, acompañado de un concierto con cuatro fragmentos de esta ópera, será el lunes 29 de abril en la Sala Madre Josefa del Castillo, de Corferias. 6:00 a 7:30 p.m.

Durante la segunda mitad del siglo XIX diferentes compañías viajeras de la ópera presentaron temporadas de ópera o zarzuela en Bogotá. Motivado por estos elencos italianos y españoles, José María Ponce de León (1845-1882) escribió tres grandes obras líricas: dos óperas sobre libretos del poeta Rafael Pombo, Ester (1874) y Florinda (1880) y la zarzuela El Castillo Misterioso (1880) sobre un libreto de José María Gutiérrez del Alba.

Ester es una ópera bíblica basada en la tragedia del dramaturgo francés Jean Racine. Es la primera ópera compuesta por un compositor colombiano. Por más de un siglo se mantuvo en el olvido. Si bien estas obras antes no fueron editadas, sus manuscritos se han conservado en diferentes bibliotecas de Bogotá, entre estas la Biblioteca Nacional y su Centro de Documentación Musical.

Para el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional, como entidad a cargo de la salvaguardia del patrimonio bibliográfico y documental colombiano, puesto al servicio de investigadores, académicos y del público en general; es de gran importancia la presente edición de esta ópera, basada en los manuscritos autógrafos, como la primera recuperación de este patrimonio lírico colombiano.

 

Concierto

 

En el marco del lanzamiento del libro con la partitura para canto y piano de la Ópera Bíblica Ester en tres actos, de José María Ponce de León y libretos de Manuel Briceño&Rafael Pombo según Jean Racine, el Ministerio de Cultura, la Biblioteca Nacional y la Universidad de los Andes han programado un concierto donde se interpretarán cuatro fragmentos de la Ópera Ester, contando con la participación de un grupo de músicos que han hecho parte del montaje de esta ópera y se han presentado en diferentes escenarios, con la organización de la Universidad de los Andes.

 

Programa

 

Cuatro fragmentos de la ópera Ester de Ponce de León

 

•           Cavatina de Ester

•           Aria de Amán

•           Romanza de Ester

•           Dúo

 

Músicos

 

Beatriz Mora: Soprano Nacida en Antioquia, recibió el grado de Licenciatura en Canto de la Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia, en el año 1997. En su trayectoria artística ha interpretado música de todos los géneros, incluyendo Música Colombiana, con la que ganó varios Concursos Nacionales, fue concertante de ella en diferentes ciudades colombianas, bajo la Dirección del Sacerdote Juan José Briceño y directores de Orquestas Nacionales. Ha Participado en las Óperas La Médium y La Vuelta de Tuerca, realizadas por la Universidad de Antioquia.

 

Camilo Mendoza: Bajo Nació en Bogotá. Inició su formación musical en 1992, año en que comenzó sus estudios de flauta traversa y teoría musical. Posteriormente, en 1997 inicia una labor ininterrumpida en el repertorio vocal que comprende, en principio, su paso por las agrupaciones corales más importantes del país y su posterior incursión como solista en oratorio, ópera y zarzuela que lo ha llevado a posicionarse como una de las grandes figuras de la lírica nacional. Su formación vocal ha estado a cargo de la soprano búlgara Liliana Nikolova y los barítonos Luis Girón May y Maurizio Picconi. En los últimos años ha continuado sus estudios con el gran tenor colombiano Manuel Contreras. En los últimos años ha sido invitado frecuente de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, Ha realizado los roles de Vidal Hernando, Juan el Indiano y Conde Mario en las nuevas producciones de Luisa Fernanda, Los Gavilanes y La Leyenda del beso en la compañía lírica del maestro Jaime Manzur. Con la misma institución ha cantado otras célebres páginas del repertorio lírico español, en el espectáculo “Antología de la zarzuela”.

 

César Cañón: Pianista César Cañón se ha destacado como pianista acompañante en música de cámara. Ha trabajado junto a las compañías de zarzuela Arte Lírico y de Jaime Manzur, además de la Ópera de Colombia ha trabajado como pianista repetidor con artistas de la talla del barítono Valeriano Lanchas, el tenor César Gutiérrez y la soprano Beatriz Mora.

 

Rondy Torres: Conferencista Como investigador y director musical, Rondy Torres ha trabajado sobre el legado lírico de Ponce. Su primer contacto con los manuscritos se dio siendo estudiante en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París y en la Sorbona. Siguió con el estudio de la obra de Ponce de León hasta la obtención de su grado de Doctor. Desde entonces ha presentado diferentes versiones de Ester y de conciertos que retomaban programas de conciertos dados en Bogotá en el siglo XIX.

 

¿Dónde y cuándo?

 

Sala Madre Josefa del Castillo- Corferias

Lunes 29 de abril.

Hora: 6:00 a 7:30 p.m.

 

Boletería:

 

Adultos $7.000

Niños

$4.000

Estudiantes con carné vigente

$5.500

Multibono por 3 entradas: $15.000. Válido por persona para ingresar 3 días a la feria. Personal e intransferible.

 

Foro “el consumo cultural y de libros en Colombia” en la FILBO 2013

¡No vendemos hamburguesas!

 

“Uno de cada dos jóvenes de 15 años no entiende lo que lee”

 

El libro: ¿bien cultural o producto de distribución masiva?

 

BOGOTA, 26 de Abril ­_RAM_ Mauricio Reina y Camilo Herrera, ponentes del foro “El consumo cultural y de libros en Colombia” en el que Enrique González, presidente de la Cámara Colombiana del Libro, fue el moderador, coinciden en que es necesario “desmitificar el libro”. Entenderlo también como un producto que debe incluirse en la economía nacional, así como también debe contar con estrategias de difusión como los demás productos del mercado, sin pensar que se trata de un producto más del costal. La idea de ver al libro como un producto, arriesgándose a convertirlo en uno de distribución masiva, causó polémica entre los asistentes al foro, algunos de los cuales manifestaron inconformidad ante la sola insinuación de convertir el libro en un bien material cuyo enfoque sea responder a necesidades del mercado, es decir: un producto cuya oferta dependa de la demanda.

 

En sus exposiciones, los dos ponentes utilizaron una figura que ilustra de manera problemática la propuesta: la hamburguesa. Mauricio Reina encuentra que el libro y la hamburguesa son productos comparables, en el sentido en el que ninguno de los dos se prepara de la misma forma siempre, cada libro es especial y cada hamburguesa se prepara según el gusto de quien la hace. Luego, si la hamburguesa entró al mercado con irrefrenable impulso, podría pensarse que los libros y la cultura también lograrán alcanzar ese impulso si se utilizan las estrategias apropiadas. Para los asistentes al foro, entre los que se cuentan profesores universitarios, editores y otras figuras involucradas en el mercado editorial, es problemático e incluso traumático desvalorizar el libro, bajarlo de su privilegiado lugar de guardián del conocimiento y la cultura y reducirlo al nivel de una pieza de la gastronomía que se devora en 15 minutos: ¡No vendemos hamburguesas!

 

Sobre la mesa de discusión hay más de un factor a tener en cuenta en el mercado cultural. No sólo se trata de vender libros o de incrementar los índices de lectura, o de satisfacer a un público. La creciente profesión de gestor cultural ha tenido mayor presencia en la sociedad en estos días en los que la cultura se ha convertido en un bien comercializable, pero se entiende que no es lo mismo gestionar cultura que vender hamburguesas, y esto es algo que está perfectamente claro para los dos ponentes del foro. Si bien existe una necesidad de convertir el libro en un producto de fuerte tránsito en el mercado y si es necesario hacer que el público se acerque más a las actividades y productos que el sector cultural ofrece, no debe ello convertirse en un pretexto para poner en práctica el neoliberalismo más extremo al punto de trivializar los bienes culturales. La cultura, entendieron todos, tanto asistentes como ponentes, es la base sobre la que se construye la conciencia y la identidad de la sociedad. Mauricio Reina plantea así nuevas preguntas: “¿Queremos simplemente que se vendan más libros? ¿Queremos que aumenten los índices de lectura independientemente de la venta de libros? ¿Queremos que la gente se culturice más y se forme mejor sin importar si es leyendo o no?”.

 

La ponencia de Camilo Herrera tuvo como foco analizar el mercado, exponer los índices de valor que arrojaron las estadísticas sobre el sector cultural. La principal preocupación, para el presidente de Raddar, fue entender que el libro es también un producto, que la cultura es un producto, que existe un mercado, un consumidor, y que para mejorar los resultados es indispensable desarrollar estrategias más eficaces. Por polémica que resultase su propuesta, no está lejos de la realidad que debe aceptarse. La cultura es el bien comercial que sostiene toda una parte de la economía nacional, el libro es principal producto de sostenimiento de las editoriales (ya sea en su presentación tradicional o las nuevas formas en las que se propone) y por tanto está sujeto a los mismos fenómenos administrativos y de gestión a los que se someten los demás sectores de la economía. Sí debe haber una estrategia de entrada y difusión en el mercado. Sin embargo, como lo apunta Mauricio Reina, no es simplemente un producto más, es una fuente de cultura, de conciencia, y por tanto debe tener un trato especial, mas no puede apartársele de la idea de producto.

 

Una cifra alarmante es arrojada en medio de la conferencia: “uno de cada dos jóvenes de 15 años no entiende lo que lee”. Cuando Mauricio Reina pone en evidencia tan triste realidad una nueva inquietud se apodera de la sala. Ya no solo se trata de incentivar la lectura o de vender libros o de culturizar, hay algo más adentro, algo que no depende de las estrategias de difusión. Y Continúa: “tengamos en cuenta que la mitad de los niños que nacen hoy son niños no planeados, ¿qué tipo de infancia reciben esos niños?”, si de ese factor depende también el posterior desarrollo cultural e intelectual de la sociedad, el problema se sale del ámbito económico y cultural y llega al espacio moral.

 

Enrique González, presidente de la Cámara Colombiana del Libro, al igual que los dos ponentes del foro, es consciente de que el libro debe tener un valor comercial y de que es necesario fortalecer el mercado editorial, pero también es determinante respetar el valor cultural del producto. El presidente de la Cámara entiende que no se busca un mercado consumidor de un producto masivo sino que es momento de apostarle a la cultura y a la educación de la sociedad. Incentivar la lectura, incrementar los índices, hacer que el libro llegue a más espacios es, según los tres protagonistas del foro, un compromiso cultural que no debe descuidar el aporte que dichos proyectos tienen en la economía nacional.

 

“Los escritores no sirven para nada” Una historia de amor con la literatura se tomó el auditorio principal de Corferias.

 

BOGOTA, 26 de Abril ­_RAM_ Tan numerosa como las publicaciones del Nobel francés, se fue formando la fila para entrar al auditorio principal de Corferias. La cita con Jean-Marie Gustave le Clézio, el existencialista que marcó toda una tradición literaria, empezó a las 6 de la tarde bajo el marco de la Feria Internacional del Libro de Bogotá – Ecopetrol, FILBo 2013. Los inquietos asistentes entraron a la sala acompañados de un calmado entusiasmo que los condujo a esas sillas tan azules como la mirada infinita del invitado.

Con una ráfaga de aplausos desuniformes, el público recibió a los interlocutores. La conversación se mantuvo con el escritor colombiano Óscar Collazos, quien confesó frente al auditorio  tener pánico escénico  por presidir la conferencia con el personaje más esperado de la Feria. El francés de considerable estatura, se convirtió en el blanco de miradas y destellos que bombardeaban desde todos los frentes. El resplandecer de las cámaras estuvo presente durante todo el diálogo.

Hablando en un español conciso y fuerte, acompañado de ese acento carrasposo propio de los galos, Le Clézio habló de su historia de amor con la literatura latinoamericana. Ésta que le ofreció un estilo completamente diferente. Variedades de surrealismo que se generaron con un entusiasmo, no puramente abstracto, con una visión sensible a la realidad.

El auditorio pareció desocuparse, sumergiéndose en la profundidad de cada palabra, que formaba ese mar de cultura volcánica e incesante que llegó a manos de un hombre. Un novelista de ficción, desconfiado de la ciencia, que confesó no encontrar diferencia alguna entre la historia y el mito. A lo que agregó que eso era invento de Harvard. Todos rieron, esta vez uniformemente.

En los tiempos de la desgracia europea, la literatura era débil y parecía no tener fuerza. Éste fue el escenario de sus primeras obras que lo llevaron a iniciar una vida extraterritorial. Su historia se convirtió así en la de un viajero inocente, completamente inculto, que aprendió a entender a esa gente tan indiferente y con curiosidad benevolente. Era un viajero ajeno, un testigo, un indígena. En la frontera colombo panameña cuando convivió con los Emberás con quienes confirmó la existencia del bien y el mal en el ser humano.

La obra de Jean-Marie Gustave Le Clézio es un juego constante de espejos que surgió a partir de experiencias que no tuvieron como protagonistas territorios sino seres humanos. “Los escritores no sirven para nada, y ese era mi destino, ser perfectamente inútil”. Con esa  inutilidad como aliada, ha publicado más de 50 libros y fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura  en 2008.

Quiere seguir escribiendo hasta el último momento. No hay nada más emocionante y completo que tener una hoja de papel ordinario y un bolígrafo, ése es el placer y el éxito, dijo el Nobel mientras enseñaba a ver la cultura como un remolino donde el centro es vacío y hay que salir a la periferia para aprender.

El cierre trajo consigo la protocolaria firma de libros. Los expectantes lectores se formaron con agilidad en una línea que solo lograron contener los muros del auditorio. Con calma y sin afán alguno, Jean-Marie Gustave Le Clézio se despidió de cada uno de los asistentes durante una hora y media, dejando que las hojas de papel absorbieran esa tinta que permanecerá también en los corazones de los lectores.

 

Gatos, perros, desvanes y la tía Chofi, serán los protagonistas de la FILBo este fin de semana

 

BOGOTA, 26 de Abril ­_RAM_ Este fin de semana el Fondo de Cultura Económica trae una serie de actividades para todos los gustos, en el marco de la FILBo 2013. El sábado las actividades se trasladan también a Corferias, iniciando con la autora mexicana Vivian Mansour, quien compartirá con niños y jóvenes en dos actividades: un taller de escritura cargado de imaginación e historias a las 10:00 a.m. en el Pabellón Infantil Rafael Pombo y más adelante, a las 6:30 p.m. dará lectura a sus cuentos y tendrá un espacio de conversación en el Stand Ecopetrol en el Gran Salón.

Otro de los autores del FCE presentes este sábado en la FILBo será el autor japonés Satoshi Kitamura, a las 11:00 a.m. en el Auditorio Tomás Carrasquilla, estará en compañía del editor Álvaro Robledo para hablar de Gatos, perros y desvanes, elementos característicos en sus libros. Y luego a las 3:00 p.m. compartirá con los más pequeños un encuentro en el Pabellón Infantil Fundación Rafael Pombo.

Para el domingo, ‘La excepción de la regla’, el más reciente libro de Vivian Mansour será protagonista del Cuenta cuentos, con la presencia de la autora a las 12 m. en la Librería FCE, Sección de Niños y Jóvenes, la narración estará a cargo de Elizabeth Ramírez y Diego Cortés, promotores de lectura.

Finalizando la tarde, nuevamente se realizará un encuentro con el escritor: Satoshi Kitamura, quién leerá sus cuentos y lo mejor de sus libros en compañía de los niños presentes en el Stand Ecopetrol en el Gran Salón de Corferias a las 4:00 p.m.

 

 

 

 

 

  Share: