Fuga eléctrica en el hogar, un enemigo silencioso

Mayo 2013.— En muchas ocasiones al tocar algún electrodoméstico o una toma eléctrica se siente un cosquilleo que pasa por las manos, la frase más conocida en esta situación es “me pasó la corriente”, pero realmente lo que se desconoce es que está en frente a una fuga eléctrica.

En términos técnicos se dice que hay fuga eléctrica cuando la energía sale de su circuito normal, es decir, de los hilos conductores. Esto ocurre cuando el aislamiento del conductor está deteriorado y con ello se corre el riesgo de que el cable energizado haga contacto con otro cuerpo conductor, como por ejemplo: la carcasa de una lavadora, originando el paso de corriente a través del contacto establecido, lo que genera consumo, aunque desconectemos todos los artículos eléctricos y apaguemos las lámparas.

Para conocer si en su casa habita el enemigo silencioso, a continuación encontrará una lista de características y soluciones que debe tener en cuenta para detectar y manejar las fugas eléctricas.

¿Qué puede causar una fuga eléctrica?

  1. Algunas de las instalaciones eléctricas en Colombia, superan los 20 años de antigüedad sin haber pasado nunca por una inspección eléctrica. La falta de mantenimiento deteriora la instalación y causa fallas en el sistema.
  2. Cuando un cable se encuentra en permanente contacto con la humedad, agua o expuesto al sol, el aislamiento del cable se deteriora.
  3. Cuando el material usado en la fabricación de un artefacto eléctrico ha perdido su aislamiento debido a su mala calidad.
  4. Puede ocurrir si está siendo víctima del robo de energía por parte de algún vecino o comercio cercanos a su hogar.

Señales de alarma

Existen tres señales de alarma que se pueden identificar fácilmente. En caso de percibirlas se debe llamar rápido a un profesional certificado de la electricidad para que revise la instalación y tome las medidas correctivas del caso:

–  Si se sienten “toques eléctricos” (cosquilleos) cuando se manipula un artefacto eléctrico.

–  Si nota que algún aparato eléctrico se sobrecalienta sin razón aparente.

– Si el recibo de la luz se incrementa de manera sorpresiva, sin haber incrementado la cantidad de aparatos eléctricos y  su intensidad de uso.

¿Cómo comprobar la existencia de una fuga?

La prueba doméstica: apagar y desconectar todos los aparatos eléctricos, mirar el medidor, si éste sigue andando, es posible que haya una fuga.

La prueba técnica: llamar a un técnico y pedirle que realice una prueba llamada “medición de resistencia de aislamiento”. Esta prueba dirá si los cables de determinado circuito están aún en condiciones de seguir prestando servicio o hay que cambiarlos por fuga o deterioro de aislamiento.

La Solución

Hay que llamar a un profesional certificado de la electricidad para que identifique el problema y pueda darle solución.

El técnico debe anular todo el circuito eléctrico para hacer un descarte y ubicar el origen de la situación, es decir, identificar los lugares por donde hay fuga eléctrica. Luego, debe reemplazar los cables antiguos o defectuosos por unos nuevos.

Recuerde que la mejor forma de evitar fugas eléctricas y tener una CASA SEGURA es manteniendo las instalaciones eléctricas en buenas condiciones, usando materiales garantizados y de buena calidad (conductores, interruptores, etc), colocando una puesta a tierra y una protección diferencial (evita las descargas, protegiendo a las personas y a los equipos eléctricos) y contratando personal especializado y con experiencia.

Lo más importante es brindar seguridad a los habitantes de la vivienda, por lo que siempre en toda reparación se deben utilizar productos de calidad, que garanticen una amplia vida a su instalación con el buen uso.

Recomendaciones en casa

  • Para evitar fuga de energía y riesgos, es importante dar mantenimiento a las instalaciones, pues la vida útil de éstas es de aproximadamente 20 años.
  • Cada cierto tiempo pulsa el botón de prueba del interruptor diferencial para comprobar si funciona correctamente. Este interruptor opera cuando detecta fugas de corriente, y también se conoce como salvavidas porque evita electrocución al tocar un electrodoméstico por el que se está fugando la corriente. Si no opera es que está averiado, y entonces no estará protegido.
  • No utilizar grapas para sujetar los cables a la pared. Podrían cortar el aislamiento y establecer contacto.
  • No se debe mezclar agua y electricidad son una combinación peligrosa.
  • No instalar interruptores, enchufes ni aparatos de iluminación en las cercanías de la bañera, también está prohibido colocar interruptores en un radio inferior a un metro.
  • Cambiar los tomacorrientes que estén deteriorados o en mal estado.

 

Recomendaciones técnicas

  •  
  • Respetar las normas de seguridad al momento de trabajar.

  • No emprender un trabajo que sobrepase los conocimientos.
  • Antes de realizar cualquier reparación se debe desconectar la corriente eléctrica y para mayor seguridad utilizar un piloto (detector de tensión) para asegurarse de que no hay una fuga eléctrica.
  • No hay que olvidar que el cuerpo humano mojado es un excelente conductor de electricidad, por esta razón se deben manipular las instalaciones y los aparatos eléctricos preferentemente con guantes o bien con las manos perfectamente secas.

 

  Share: