Hurto y extorsión de mascotas, el nuevo delito en Bogotá

IMG_0611BOGOTA, 03 de Mayo ­_RAM_ Perros de pedigree se han convertido en el nuevo blanco para los delincuentes en Bogotá, las ganancias económicas provenientes de la explotación de crías, la reventa en mercados y los secuestros extorsivos de las mascotas son causas que generan este delito.

Según lo revelaron las autoridades, el año pasado se recibieron al menos tres denuncias de extorsión a dueños de mascotas al Sistema de Identificación y Registro de Animales de Bogotá (Sirab).

Hasta el momento se han reportado casos donde se exigen sumas de hasta 800 mil pesos para devolver una mascota. Sin embargo, la entidad señaló que esta práctica ha registrado un notable aumento, pero lo más alarmante es que ante la naturaleza del delito muchas víctimas prefieren no denunciar, por lo que la mayoría de los casos ni siquiera se conoce.

Esta modalidad tiene registros en países asiáticos, como Vietnam, ahora ha sido adoptado en Bogotá y aunque sólo se reportaron tres casos de extorsión; pero se cree que aumentaron los robos, supuestas desapariciones de mascotas, entre otros, si se tiene en cuenta el número de letreros ofreciendo recompensas por animales hurtados o desaparecidos en los diferentes medios.

“Recibimos un reporte de una señora, en Chapinero, que le robaron su perro raza Yorkie, y posteriormente recibió una llamada de que tenía que dar más de 800.000 pesos si quería a su perro de vuelta. Ella no volvió a tener contacto con estas personas y lógicamente no volvió a tener a su perro en casa”aseguro Santiago Giraldo gerente de Sirab, y creador del programa Cédula animal.

Otro caso conocido por Giraldo se ubica en la calle 80, en el sector Minuto de Dios, donde “los bandidos, aprovechando el tráfico, le rompen el vidrio del carro a una señora, para robarle un bulldog. Días después la llamaron para decirle que tenía que dar más de 800.000 pesos por tener su perro de nuevo en la casa”.

También se conoció que algunas de estas bandas actúan con la intención de lograr parejas de la misma raza, de esta manera obtienen crias que alcanzan valores que oscilan entre los 600 mil y los dos millones de pesos.

Las razas que son más atacadas son Yorkei o Yorkshire Terrier, Jack Russell, Labrador Retriever, Golden Retriever, Bulldog francés e inglés y Boston terrier.

Para el Sirab uno de los principales problemas con el hurto de mascotas tiene que ver con los paseadores de perros. “No buscamos crear un estigma sobre los paseadores, pues conocemos que hay unos muy responsables. Sin embargo, la inexperiencia es aprovechada por los delincuentes para crear complicidad con ellos”, precisó Giraldo.

De acuerdo con el programa Cédula Animal, las mascotas pueden ser identificadas fácilmente con un microchip que crea un registro nacional con los datos del dueño, su veterinario y contacto del propietario. Este servicio tiene un costo de 25.000 pesos en veterinarias certificadas por la Secretaría de Salud.

 

  Share: