Partido complicado e inteligente

Frase cliché que explica lo que pasó en la cancha. EL equipo pijao entró mandando en el juego, Millos parecía dormido y Delgado nuevamente haciéndose figura. Pero el partido deparó sorpresas insospechadas, el cuadro embajador se sacudió un poco y asustó al rival con gol de Moreno, después de una excelente combinación de la dupla Otálvaro-Robayo. David Silva, de mala leche, quiso imponerse a las patadas. Chará y Andrade nos la dedicaron por un rato con velocidad y opciones de gol. Montero y Moreno también fallaron en la puntada final. Para rematar el primer tiempo un descuido tolimense por un penal cometido a Franco, que ejecutó impecablemente Montero dejando las cosas 2-0.

En el tiempo complementario el local se vino encima, el rival contragolpeaba y tenía más espacios para aprovechar. El nivel del cuadro azul fue creciendo y mostrando jerarquía en la cancha. Mosquera, atento y de gran actuación así como Ochoa, Torres, Franco, Ramírez. Candelo, genio y figura, fue gran apoyo en marca lo mismo que los delanteros. El árbitro Suárez compró una jugada mentirosa del “piscinero” Rodas  y sancionó penal inexistente. Descuenta Andrade y revivió las esperanzas del Tolima que se fue en busca del empate. Las ganas no le alcanzaron porque Millonarios quiso controlar el balón, dejar pasar los minutos, meter cambios para cerrar el partido, lo que a la postre sucedió. Excelente triunfo, clasificación asegurada y el primer objetivo está cumplido con la entrada a cuadrangulares. Partido duro, complicado e inteligente.

Albiazul saludo.

  Share: