Reunión Santos-Capriles, efectos colaterales

Por: Ricardo Galán.—

Como era de esperarse, cayó muy mal en Caracas que el Presidente, Juan Manuel Santos recibiera al jefe de la oposición, Henrique Capriles en el Palacio de Nariño.

Hace dos días, el canciller de ese país, Elías Jaua había hecho saber que su Gobierno no vería con buenos ojos que el gobierno y el congreso de Colombia recibieran a Capriles.

Pero Juan Manuel Santos, actuando como debe actuar un Presidente serio, no sólo recibió a Capriles, sino que aprovecho la reunión para explicarle que la decisión de Colombia de reconocer el triunfo del Presidente Nicolás Maduro corresponde a las determinaciones de un país soberano y que su Gobierno no intervendrá en la política interna de Venezuela.

Captura de pantalla 2013-05-29 a la(s) 18.24.01Eso lo entendimos en Colombia, pero no en Venezuela. La reacción del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello fue violenta. Desde su cuenta en Twitter, dijo que al recibir a Capriles, Santos “le pone una bomba” a las buenas relaciones entre los dos países.

El Canciller Elías Jaua reaccionó en tono amenazante. Dijo que el encuentro entre el presidente colombiano y el excandidato presidencial por la Mesa de la Unidad Democrática provocó que un “descarrilamiento de las buenas relaciones” entre ambos países. Sin darle mayor alcance a la expresión.

Según el Diario El Universal, Jaua añadió que resultaron truncados los esfuerzos que hizo el fallecido exjefe de Estado, Hugo Chávez, durante 14 años por mejorar las relaciones. “Pensábamos que el encuentro de Santa Marta, entre el comandante Chávez y Santos daba inicio a una fase de respeto mutuo. Fue así por un tiempo”.

2Jaua advirtió que las autoridades colombianas “recibieron a una persona que desconoce las instituciones”, lo que, a su juicio, “es mala señal”.

Jaua recordó que tanto Chávez como Maduro “han cuidado esas relaciones, pero lo más lamentable es que nuevamente se confirma que desde Bogotá hay una conspiración abierta contra la paz en Venezuela. De verdad es lamentable que para ambos pueblos (…) Porque Venezuela está haciendo un esfuerzo denodado para que la paz se produzca, reciba como respuesta, de las instituciones del estado colombiano, en Bogotá, el aliento y estimulo a quienes pretenden desestabilizar la paz en Venezuela”.

¿Las Farc acusan recibo?

Coincidiendo con las agrias declaraciones en Caracas, las Farc salieron desde La Habana a criticar al Gobierno colombiano.

Marcos Calarcá, uno de los voceros más caracterizados de las Farc, rechazó la insistencia del gobierno colombiano en que las conversaciones concluyan para noviembre antes de las elecciones nacionales, aduciendo que el presidente Juan Manuel Santos no debe anteponer su ambición personal al proceso de paz.

¿Tendrá efectos colaterales sobre las relaciones de Venezuela y Colombia en general, y sobre el proceso de paz en particular, la reunión Santos-Capriles?

Si, a juzgar por la amenazante reacción del Gobierno y el Congreso venezolanos. Habrá que estar atento a las palabras y acciones que se produzcan desde Caracas y La Habana en las próximas horas y días.

Lo que no se puede poner en duda es que el Presidente, Juan Manuel Santos actuó como tenía que actuar y hay que apoyarlo cualquiera sean las consecuencias. Por encima de cualquier interés personal, particular o político están la soberanía, autonomía e independencia de Colombia, su Gobierno y su pueblo. Colombia, como bien lo dijo el Senador, Juan Lozano, “No puede ser rehén ni de Maduro ni de Cabello”.  

 

 

 

 

  Share: