Un paso más

 

Rumbo a la clasificación. Partido complicado en el primer tiempo. Millonarios salió a proponer desde el primer minuto ante un Junior defensivo y cauteloso que aprovechaba cualquier espacio concedido para contragolpear. El equipo azul tuvo la pelota pero no concretaba, además equivocaba el camino recurriendo al pelotazo. Montero y Moreno, aguantaron a la defensa costeña mientras Dayro y Tolosa sorprendían por los costados. La genialidad de Candelo con centro preciso a Montero sobre los 32 minutos, abrió el marcador con golpe de cabeza. Otálvaro, bien en su papel de socio en el mediocampo. Mosquera inició flojo y luego fue al apoyo constante desequilibrando a ras de piso por la banda izquierda. La defensa embajadora en oportunidades se mostró dormida en marca dejando balones sueltos en el área que el rival no aprovechó. Franco, Ochoa, Ramírez, Robayo aportaron las ganas y el ímpetu batallador.


Para el segundo tiempo, Junior fue sorprendido en el primer minuto con el desafortunado autogol de Narváez ante centro de Candelo. Lucho Delgado, inmenso en el área, sacó varias pelotas de gol. El moño lo puso Erick Moreno al aprovechar un pase de Mosquera sobre los 76 minutos. Contundente 3-0. Junior que se fue quedando en la etapa complementaria, perdió los bríos y Millonarios le cerró todas las posibilidades de descontar. Román Torres, jugando en una “sola pierna”, demostró su capacidad y compromiso con el equipo.

La siguiente batalla será en Ibagué con un Tolima clasificado y un equipo embajador con ansias de sellar la clasificación. Ya veremos.


Albiazul saludo,


Alberto Díaz


  Share: