AIS y Riopaila, la pequeña diferencia

En Agro Ingreso Seguro, unos particulares muy ricos y poderosos dividieron sus fincas y haciendas para multiplicar subsidios del Estado para proyectos que, en teoría, deberían generar empleo de calidad en el campo.

En el caso Riopaila, un conglomerado empresarial, muy rico y poderoso, asesorado por un muy influyente bufete de abogados creó 27 empresas de papel para comprar ilegalmente predios de propiedad del Estado entregados a campesinos humildes para darles una oportunidad de mantener a sus familias, crear riqueza y empleo.

En ambos casos se trata de familias y grupos de poder que tuercen la Ley o aprovechan sus vacíos para sacar provecho de programas del Estado pensados para beneficiar a campesinos pobres.

“El ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán, reconoce que la compra de estas tierras “fue irregular” y se efectuó “por fuera de la ley”. Sin embargo “como el chicharrón es muy complejo” parece más interesado en adaptar la norma a la irregularidad que en hacer cumplir la ley vigente”, dice Daniel Coronell en su columna de la Revista Semana. Riopaila dice que su actuación fue conforme a la Ley

En AIS, la Justicia ha hecho presencia. ¿Actuará con la misma severidad y contundencia en el Caso Riopaila, asesorado por un bufete del que, en ese momento, era cabeza el señor Carlos Urrutia, hoy embajador de Colombia ante los Estados Unidos y amigo íntimo del señor Presidente de la República?

Amanecerá y veremos.

  Share: