El Gran Hermano

Parecía una desfachatez, una trama sacada de alguna novela futurista y apocalíptica donde un gobierno absolutista controlaba cada aspecto de la vida cotidiana de los ciudadanos. Algo como “Un mundo feliz” o “1984”, algo sin sentido y que podría haber sido el perfecto guión de una película de Hollywood.

Pero en realidad no lo es. El escándalo de espionaje que tiene en la mira al gobierno de Estados Unidos, la nación más poderosa del mundo, no es una broma en lo más mínimo. La realidad es que las revelaciones hechas por Edward Snowden, exconsultor de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) y exagente de la Agencia Central de Inteligencia (la famosísima CIA) desnudan una incómoda verdad ante el mundo entero y desenmascaran a Estados Unidos, el país que logró crear el espejismo de la democracia y la libertad, como la nación perseguidora y déspota que es. Una nación que sin el más mínimo asomo de rubor ha levantado su dedo inquisidor para señalar terroristas y amenazas nucleares al tiempo que ha ido por el mundo repartiendo dictaduras y muerte.

Que Estados Unidos espiaba a ciudadanos de todo el mundo a través de sus agencias secretas de inteligencia valiéndose de la World Wide Web ya lo sabíamos, era un secreto a voces. Sin embargo, era una de esas verdades envueltas por la duda, por la bruma oscura de las teorías conspirativas y el cierto fanatismo cibernético. Pese a esto, todos los usuarios de Internet –consciente o inconscientemente- asumimos el riesgo de compartir nuestra información a través de la red por algún dejo de confianza en el intangible e impalpable mundo virtual. Ahora que muchos más saben que hay plataformas de constante monitoreo a la actividad on-line, esta verdad dejó de ser una simple y fanática teoría de conspiración para convertirse en un problema y quizás en una causa de indignación global. Hoy es diferente, esta es una verdad de cara al mundo.

Resultó entonces Barack Obama, el gran demócrata, el gran reformador, el Nobel de la Paz (pregunta suelta, ¿qué se sentirá ganar un Premio Nobel de la Paz mientras soldados norteamericanos asesinaban civiles en Irak?) mucho peor que su antecesor George Bush –a todas luces, uno de los mayores criminales de la historia- porque su discurso hipócrita engañó al mundo entero llenándolo de esperanza y de promesas de cambio.

Ahora bien, ¿es esto posible? ¿Realmente Estados Unidos puede vigilar la actividad web de todo el globo sin ninguna clase de control? Twitter, Facebook, Google, Hotmail… la red entera ¿hace parte de una plataforma para monitorear nuestros hábitos de consumo para bombardear luego el mercado con productos creados por multinacionales que quieren atender a necesidades creadas por el mundo cibernético? Esto en el mejor de los casos. ¿O acaso bajo la ambigua y casi risible excusa de la lucha contra el terrorismo el gobierno gringo nos espía descaradamente en una paranoica búsqueda de cualquier vestigio de amenaza en su contra?

Lo cierto es que el Gran Hermano existe y vigila como un sombrío y silencioso carcelero. Y lo ha hecho desde siempre.

Ahora el turno es para Colombia. La Plataforma Única de Monitoreo y Análisis –PUMA- se instaurará a partir del próximo año y facultará al Estado para intervenir las comunicaciones y la información privada. ¿La excusa? Por supuesto… combatir el crimen organizado, el terrorismo, esa palabra que se puso tan de moda. Serán legales entonces las interceptaciones que antes eran ilegales.

Vivimos en  plena Aldea Global, fenómeno que predijo Marshal McLuhan hace 50 años y que sonaba a fantasía retorcida en los años 60. Ese conjunto de símbolos y sonidos universalmente reconocidos, la globalización de la información y el conocimiento y la catástrofe del consumo exacerbado que es la Aldea, nos está devorando.

 

Comentario 1: La semana pasada finalizó la primera legislatura del año y aunque el presidente del Senado Roy Barreras se llene la boca diciendo que el Congreso le cumplió al país, está mintiendo. No se trata de aprobar leyes sino de que estas sean justas, válidas y eficaces.

Comentario 2: A propósito del polémico Fuero Militar aprobado por el Congreso, recomiendo este artículo del abogado Héctor Franco sobre el tema (http://losindependientescol.wordpress.com/2013/06/20/a-proposito-del-fuero-militar/)

Por: Andrés Felipe Castañeda

@acastanedamunoz

  Share: