¿Están condenados a morir los partidos políticos pequeños?

En el sistema electoral colombiano “El Umbral” es el número mínimo de votos que debe obtener un partido político en la elección parlamentaria para justificar su existencia.

Hasta las elecciones de 2010, “El Umbral” equivalía al 2% de todos los votos depositados para Senado y Cámara de Representantes. A partir de 2014 subirá al 3%.

Un punto más que, en la práctica significa que los movimientos y partidos deberán conseguir casi el doble de los votos obtenidos en 2010 si quieren mantenerse con vida.

¿Por qué ese aumento parece tan desproporcionado? Porque según la Registraduría Nacional del Estado Civil y los propios partidos en las próximas elecciones votarán 15 millones de personas. Hace 4 años fueron 9 millones 200 mil votos. Así las cosas a subir el % de votos necesarios y el número de votantes un partido que en 2010 necesitaba 217.000 votos como mínimo ahora deberá estar por encima de los 450.000. Cifra muy difícil de alcanzar en el país para movimientos o partidos diferentes a los tradicionales Liberal y Conservador y el Partido de la U.

Aunque el cambio los afecta a todos es claro que los más perjudicados serán los que tienen una tendencia ideológica de izquierda según un análisis de la Revista Semana.

¿Hay una manera de evitar que los partidos y movimientos políticos minoritarios se mueran por falta de votos? ¿Aún estamos a tiempo? ¿Vale la pena el esfuerzo de salvarlos? ¿La solución está en cambiar las normas o en los partidos políticos y sus dirigentes?

Aunque el problema parece ser preocupación exclusiva de los partidos políticos la verdad es que debería ser un tema de interés nacional si recordamos que buena parte de la violencia que hemos sufrido en los últimos 50 años se debe al hecho de que Colombia no haya podido consolidar una democracia en la cual todos los sectores se sientan representados.

El próximo viernes 2 de agosto a las 8 am, HangOut de#LibretaEnVivo:

  Share: