Íngrid Betancourt dice que su rescate hace 5 años fue un milagro

La ex secuestrada Íngrid Betancourt recordó el día de hace 5 años cuando fue rescatada por el Ejército Nacional en la llamada Operación Jaque y dijo que desde que se levantó ha enviado mensajes de agradecimiento y recordación a sus compañeros de cautiverio y a quienes hicieron posible su libertad.

“Aquello fue un milagro, todo lo que ocurrió ese día. Yo recuerdo que leía una pasaje de la Biblia en el que se hablaba de la salida de Egipto”, recordó Íngrid Betancourt en diálogo con RCN La Radio.
La ex congresista y ex candidata presidencial señaló que ha recibido mensajes de varios compañeros y dijo que hace pocos minutos recibió de William, su enfermero en cautiverio, quien ahora es padre de dos hijos y es feliz en esta nueva vida que empezaron a vivir hace 5 años.

“Estoy en un momento de la vida muy lindo, con muchas posibilidades de reflexionar y de estar muy cerca de mi mamá, de mis hijos, de mi hermana, de mis sobrinos. Son 5 años que no tengo cómo agradecer”, agregó Betancourt.

La paz

Íngrid Betancourt siente que en materia de paz sí se está avanzando porque se está dialogando. “Aunque muchos creen que estamos estancados, lo cierto es que estamos avanzando, pero hay que hacer un cambio social y eso no se logra en la mesa de diálogos, sino después”.

“Lo digo, -agregó Íngrid- porque las Farc deben entender que lo social y esos cambios deben venir después”.

Afirmó que la guerrilla debe reflexionar sobre la clase de política que va a hacer, porque “en las Farc también hay corrupción; algunos jefes comercializaban la coca y se quedaban con la plata, y cosas así”.

Reiteró que “avanzamos porque estamos dialogando. Cada vez que hablamos estamos acercándonos, de hecho hay una cosa que es interesante, la guerrilla dice que cuando hablamos de paz el gobierno habla de desmovilización”.

Dijo que el cambio social no se da en la mesa de negociación, “el cambio social se da después, de cómo hagamos política cuando las Farc se hayan reintegrado a la vida de pleno derecho”.

Sostuvo que “lo que se va a jugar es cuando ellos (los guerrilleros) entren a la política, qué política van a hacer; mantener a la gente firme y leal a un propósito es muy difícil. La política tiene mucha corrupción, las Farc tienen que reflexionar sobre qué tipo de política van a hacer”.

Constituyente o Referéndum

Íngrid Betancourt consideró que cualquiera de las dos es buena, pero sostuvo que cree que la posibilidad de una Constituyente para validar los acuerdos de paz en Cuba a la que menos le conviene es a la guerrilla de las Farc.

“Las Farc van a ser una minoría, tendrán que negociar las bases con el Gobierno y volver a empezar de ceros; en el Congreso el que gana es el que tiene las mayorías”, explicó.

Sobre el Referéndum, Betancourt estimó que es lo que más le conviene a la paz de Colombia.

Dijo que cualquiera de las dos soluciones “es buena y si las Farc insisten en una Constituyente, por qué no (…) A mí me sorprende que sean las Farc las que quieren una Constituyente porque es la menos buena opción para ellas, porque se elige cómo en un Congreso (…) porque cada persona que tenga poder o algo de plata se va ha hacer elegir”.

Afirmó que un Reférendum les da a las Farc la ventaja porque se elige lo que está en él,“porque la gente vota ideas y ahí lo que se vota son ideas, es decir que una vez que el Referéndum se acoja o se niegue las Farc tendrían un activo, pero no les toca volver a negociarlo”.

Señaló que “>me parece mucho más sensato hacer un Referéndum porque es una base (y no) una Constituyente que es una caja de pandora”.

La apuesta de Santos

Íngrid Betancourt destacó la apuesta del presidente Juan Manuel Santos con la mesa de diálogos con las Farc.

Afirmó que la respuesta del mandatario es “extraordinaria” porque cambió el pensamiento para acabar con el conflicto interno del país.

La ex secuestrada por las Farc aseguró que el presidente Santos “ha sido un gran líder para Colombia, porque hubiera podido seguir con la guerra”.

La ex candidata presidencial indicó que las respuestas del presidente Santos a la mesa de diálogo, a las críticas y al mismo proceso “son extraordinarias. Sinceramente pienso que es un gran líder para Colombia”.

Críticos de los diálogos

Sobre las críticas del ex presidente Álvaro Uribe y de otras personalidades a la mesa de diálogos entre el Gobierno y Farc, Betancur señaló que “son importantes porque ponen a reflexionar al país sobre lo que se da y sobre lo que realmente nos estamos jugando”.

Dijo que “estaríamos dándonos plomo sin ninguna esperanza, simplemente con esa especie de obsesión de matar a todo el mundo. Yo creo que eso no le corresponde a nuestro país”.

Betancourt consideró que son “sanas las críticas y posiciones adversas contra el proceso de paz que tienen el ex presidente Álvaro Uribe, el procurador Alejandro Ordóñez y otros personajes, porque “convocan a quienes apoyan la paz, para hacer una defensa con argumentos”.

Agregó que “lo que menos bien le haría a la paz sería la unanimidad como la que tuvimos con la guerra. Recuerden que hace cinco años toda Colombia estaba en el escenario de que quien pensaba diferente al Gobierno, era tildado de vende patria”.

“Había una especie de mentalidad casi que ‘fachista’, en donde nadie podía pensar en algo diferente a lo que estaba pensando todo el mundo. Ya salimos de eso y tenemos que evitar esa época, debemos darnos la oportunidad de pensar diferente, de intercambiar ideas”, sostuvo.

“Cuando el ex presidente Uribe trae sus argumentos a la mesa, bienvenidos, porque es bueno que no pensemos igual. Qué bueno intercambiar ideas y reflexionar conjuntamente”, anotó.

“Colombia necesita darle la opción a todos aquellos que no tuvieron ninguna opción de acoger la violencia como modo de vida, porque no les dimos otras oportunidades, porque el país se cerró y aquí tenemos que abrir nuestra democracia”.

Consideró que “tenemos que invitar a todo el mundo a participar (en las mesas de diálogo) y tenemos que abrirnos con el convencimiento de que piensan diametralmente a nosotros, y eso es una bendición, porque ahí está el valor de la democracia”.

“Así que bienvenido el ex presidente Uribe y todos aquellos que hablan en contra de la paz, porque de alguna manera nos obligan a quienes estamos a favor de la paz, a ser más precisos en nuestros argumentos, a reflexionar más, a ser más exigentes”, y a la mesa de diálogos “la obliga a dar resultados”.

Aseguró que “la mesa de negociación es para hacer acuerdos rápidamente, porque el tiempo es esencial, porque si se dilata se pierde el momento de la historia. Hay que agarrar ese momento que es este momento, y si lo perdemos entonces volvemos a lo mismo, cien años más de guerra”.

Íngrid Betancourt subrayó que Colombia no puede repetir el mismo escenario de negociación que hubo en el Gobierno de Andrés Pastrana.

El péndulo se estabilizó

Íngrid Betancourt, 5 años después de haber recuperado la libertad tras su rescate de la selva, señaló que ya se ha recuperado, que ya la gente ha entendido y asimilado todo lo ocurrido y que siente que el péndulo ya se estabilizó y que ahora todo es diferente y es felicidad.

“Estoy en un momento de la vida muy hermoso; eso que yo pensaba en la selva que quería ser, siento que lo he logrado; 5 años que no tengo como agradecerlo”.

Sobre su cercanía a Dios y su estudio de la teología, Íngrid indicó que lo hace por la misma razón por la que estuvo en la política.

Afirmó que “hay mucha pobreza, como mucha indignación; he viajado por muchos países y medio planeta está sufriendo, y cuando uno ve eso necesita buscar respuestas y entenderlo”.

Dijo que “a uno le aterra ver un mundo con tanta riqueza concentrada en unos pocos, pues hay que hacer la conexión sobre lo que queremos, cómo actuamos y también quiénes somos, de dónde venimos, y cómo traer mejores soluciones”.

  Share: