La petite différence

En España el conductor de un tren, en sano juicio, se equivoca y no reduce la velocidad a tiempo, el tren se descarrila y mueren 78 personas. El Ministerio de Interior acusa al conductor de homicidio.

En Colombia un conductor en avanzado estado de embriaguez y manejando a 160 Km/h mata a dos personas. La Policía lo lleva a una clínica en la cual le diagnostican un alto nivel de estrés.  La justicia lo deja en libertad.

  Share: