Campesinos desconcertados con suspensión de la negociación

BOGOTA, 30 de Agosto ­_RAM_. Uno de los voceros del paro agrario en el departamento de Boyacá, Walter Benavides, expresó que los campesinos reciben con gran “lástima” y “asombro” la decisión del Gobierno Nacional de levantarse de la mesa de negociaciones que se adelanta en Tunja.

En diálogo con Blu Radio, expresó que a las 7 de la mañana los ministros de Agricultura y de Interior, así como el secretario general de Presidencia, Aurelio Iragorri, les informaron a los líderes de la protesta que por decisión del presidente Juan Manuel Santos se retiraban de la mesa de diálogos. “Son cosas que se les salen de las manos a ellos también”.

Benavides reiteró que si se decidió entrar en paro es porque “el sector agrario está totalmente quebrado”, el Gobierno les ha incumplido varias veces con los acuerdos y sólo han ofrecido “paños de agua tibia (…) Llevamos 50 horas sin dormir, pero no llegamos a ningún acuerdo, sin embargo, la disposición de diálogo está”.

Durante la negociación sólo trataron el primer punto de la agenda, que tenía que ver con los tratados de libre comercio. Contó que sólo se había logrado concretar algunas salvaguardas para algunos productos de clima frio como la papa, la cebolla, el tomate y algunos cereales.

Ante las declaraciones del jefe de Estado en el sentido de que “personas extrañamente aparecen (con una llamada) para instigar a los campesinos a no firmar un acuerdo y a aumentar sus demandas y correr la cerca”, Benavides expresó que “eso es una gran mentira”.

“Somos 12 personas en la mesa y tenemos un equipo asesor de 15 o 20 ingenieros, además de voceros en los diferentes puntos del país. Es lógico que uno salga de la reunión a consultarle algo al equipo asesor o a informarles en qué vamos. Pero todos decidimos –incluso- apagar los celulares durante la negociación”, indicó.

Además reiteró que nunca se llegó a concretar nada, “nunca se habló de eso (…) eso es desinformación (…) Hicimos un pacto de silencio a los medios de comunicación hasta tanto no tuviéramos algo concreto”.

En cuanto a las afirmaciones del presidente Santos en las que vincula a Marcha Patriótica de ‘ayudar’ a las Farc a infiltrar las manifestaciones y generar violencia, el vocero del paro en Boyacá negó vehementemente las acusaciones. “Marcha Patriótica no nos impone nada. Lo hemos desmentido más de 10 mil veces. Las decisiones que tomamos las tomamos porque nos incumplieron los acuerdos y no hay otra razón (…) pero en ningún momento está detrás Marcha Patriótica, un grupo político u otro subversivo”, agregó.

Finalmente, en nombre de los campesinos rechazó que las marchas de apoyo y solidaridad al paro agrario hayan terminado con actos vandálicos en Bogotá.

 

  Share: