En mesa de La Habana se hace lo que el gobierno obedece

El viernes a las 10 de la mañana las Farc anunciaron que se levantaban de la mesa de negociación en La Habana para analizar la propuesta del Presidente, Juan Manuel Santos de convocar un referendo el mismo día de las elecciones del próximo año para que el pueblo avale los acuerdos entre el gobierno y la guerrilla.

Ante la duda por la duración de esa pausa unilateral las Farc aclararon que regresarían a la mesa el lunes 26 de agosto.

El viernes por la tarde, desde el Chocó, el Presidente, Juan Manuel Santos dijo en tono enfático que no son las Farc las que decretan las pausas de la mesa de La Habana y anunció que había ordenado a su equipo negociador regresar de inmediato a Bogotá para analizar la situación.

El sábado por la tarde, tras una reunión con los negociadores, Humberto de la Calle, Luis Carlos Villegas y Oscar Naranjo (Sergio Jaramillo, Jorge Mora y Frank Pearl se quedaron en La Habana) De la Calle anunció que el Jefe de Estado les había dado la orden de regresar a Cuba para reiniciar las negociaciones el lunes 26 de agosto a las 8:30 de la mañana de acuerdo con lo dispuestos con las Farc.

El incidente del Referendo, que el Jefe negociador aclaró no es decisión tomada como mecanismo para refrendar acuerdos con las Farc, demostró una vez más que en la mesa de negociación se hace lo que el gobierno obedece.

  Share: