MFC mejora sus líneas

Ganó, gustó y goleó. Millos debió pasar de largo ante un rival barranquillero que poco mostró, apostó a nada, se replegó atrás y le tuvo miedo a la altura. El equipo azul mejoró en sus líneas, especialmente los centrales Torres y Zapata, el constante apoyo y proyección de Ochoa y Mosquera, el empuje y marca de Blanco y Ramírez (a veces sobre-revolucionado). Candelo vestido de gladiador y pasador. David Ramírez práctico y oportuno, desafortunadamente se dejó provocar y expulsar. La tribuna se metió con Wason Rentería, algo le pasa en la mente que lo afecta en el rendimiento físico, que este sea el momento para la reflexión y el ajuste de cara a lo que viene, de nada sirven los gestos si hay que hablar en la cancha con goles y actitud.

Mención aparte para Dayro Moreno con sus punzantes ataques por la bandas y golazo de tijera. El juvenil Agudelo puede ser tenido en cuenta ya que en los pocos minutos que estuvo aportó dinámica y ganas.

Millonarios empieza a encontrar el equipo ideal. Justo el paso a la siguiente ronda de la copa Postobón.

Arbitraje de quinta categoría, ni para picaditos de barrio.

Albiazul saludo,

 

Alberto Díaz

  Share: