Nueva herramienta diagnostica contra el envejecimiento

Por: Dr. Andrés Lucena.–

BOGOTA, 19 de Agosto ­_RAM_. La fascinación del ser humano por una vida longeva inicia desde su misma historia sobre la tierra. Desde las expediciones  del emperador chino Qin Shi Huang quien mandó sus barcos con cientos de hombres y mujeres en la búsqueda del elixir de la vida, pasando por Ponce de León y su obsesión con el hallazgo de la fuente de la eterna juventud hasta la ficción de películas iconográficas como  ” The Highlander” el inmortal donde Sean Connery logra la inmortalidad absorbiendo la energía vital decapitando a sus enemigos.

Sin embargo esta búsqueda es mucha más sencilla: envejecemos porque nuestras células envejecen y es allí donde está realmente el secreto de la longevidad. No es sino en los últimos 30 años que la ciencia ha hecho progresos reales para entender porque envejecemos y qué podemos hacer al respecto. Estos descubrimientos no se han publicitado lo suficiente y la mayoría de las personas desconocen lo cerca que estamos de curar la enfermedad del envejecimiento de una vez y para siempre.

No fue sino hasta 1980 que  el equipo de Elizabeth Blackburn estudia los telómeros, segmentos de ADN localizados al final de los cromosomas que mantienen la estructura de estos y protegen los genes (son como las puntas plásticas al final de un cordón del zapato). Toda célula humana contiene 92 telómeros, o relojes biológicos que son los responsables de la integridad de nuestro ADN. Cada vez que una célula se divide, estos telómeros (algunas veces llamados fusibles ardientes) se acortan. Cuando su acortamiento se vuelve crítico, la célula deja de funcionar o muere. Este mismo equipo investigador en 1985 descubre la enzima telomerasa que es la responsable de mantener la integridad de los telómeros al final de los cromosomas con el fin de prevenir la muerte celular. Por este descubrimiento (biología de los telomeros) se le otorga a Elizabeth Blackburn el Premio Nobel de Medicina en el 2009.

Actualmente se sabe  que al envejecer los telómeros se acortan. Estudios científicos han demostrado contundentemente que las personas que tienen telómeros largos son más saludables y viven más tiempo. Que la única manera de alargar los telómeros es a través de la activación de la enzima telomerasa. Gracias a estos avances por fin tenemos hoy la tecnología para conocer la longitud de nuestros telómeros y conocer realmente nuestra edad biológica: la medición de la longitud de nuestros telómeros con una sencilla muestra de sangre que se envía a los USA o a España y en el término de una semana sabremos el promedio de longitud de nuestros telómeros en los glóbulos blancos. Si el resultado muestra un promedio de telómeros más cortos se sabe que este acortamiento se asocia a anomalías metabólicas, obesidad y muchas enfermedades degenerativas incluyendo cáncer, demencia y enfermedad cardiovascular.

Con el resultado del examen el médico especialista en medicina preventiva y regenerativa puede formular e indicar los caminos para incrementar la longitud de los telómeros: la reducción del estrés oxidativo, la corrección de deficiencias de micronutrientes como la vitamina C, D, E, selenio, glutation; cambios en el estilo de vida sedentaria y el incremento de la actividad física; el control de el sobrepeso y la obesidad y la corrección de la resistencia a la insulina (síndrome metabólico). O también puede formular de acuerdo al resultado del examen  el único producto que activa la telomerasa en forma natural y alarga los telómeros cortos, previene el daño del ADN y rejuvenece un sistema inmune envejecido es un derivado de la plata astralago denominado TA-65. Para aquellos afortunados que la pueden tomar se espera un incremento en la calidad y longevidad de sus vidas.

www.doctorlucena.com

 

  Share: