Referendo o Constituyente: independiente de elecciones

Por: Uriel Ortiz Soto (*)

Por esta misma columna, previendo lo que se venía, hace unos meses, hicimos un pronunciamiento, en el sentido de que, el Proceso de Paz no podía ser una piñata de oportunidades, como efectivamente está sucediendo.

Considero que el Proceso de Paz, puede verse seriamente amenazado, ante la poca claridad que existe, sobre la convocatoria de una Constituyente por parte de los negociadores de la Guerrilla, o de un Referendo por parte del Gobierno. En ambos casos, no existe ninguna claridad, puesto que, a ciencia cierta, la opinión pública, no conoce un cronograma del proceso de Paz, es decir: cómo se van a ejecutar cada uno de los programas, que si bien están acordados en la mesa de negociación, aún falta darlos a conocer a la opinión pública, para que se creen las comisiones de diálogo con todos los sectores involucrados en el tema.

Existen varios temas puntuales, que en los actuales momentos son indispensables tenerlos en cuenta para lograr una Paz, estable y duradera:

1º- Sector Agropecuario, el paro que se está llevando a cabo, es preciosamente producto de políticas sin mayor planeación, y mucho engaño para el campesino. El Banco Agrario, en lugar de refinanciarles las deudas, los está es embargando. El hambre y la miseria está, por todas partes. Hay miles de campesinos especialmente niños, desnutridos y enfermos, viviendo en vulgares cuchitriles en medio de la pobreza absoluta. Por esta misma columna advertimos varias veces que no estábamos preparados para entrar a competir con los mercados del: TLC, considero que el discurrir de los acontecimientos nos están dando la razón.

2º La Seguridad Ciudadana, que se está deteriorando, a pasos agigantados.

3º- El hacinamiento Carcelario, que  lleva varios años y no se vislumbra solución a la vista.

4º- El Matoneo en Escuelas y Colegios, que nos cogió ventaja.

5º- Los Deudores Hipotecarios, que están pidiendo a gritos tenerlos en cuenta en las mesas de negociación de Paz, En la Habana- Cuba. Son más de ochocientas mil familias, embargadas con documentos falsos y liquidaciones fraudulentas, por las Corporaciones Financieras.

6º- Aunque el Gobierno diga que el desempleo ha bajado, no es cierto, basta con recorrer áreas urbanas y rurales y el panorama es más que desolador.

Sobre una posible Asamblea Constituyente, propuesta por los negociadores de la guerrilla, ó de un Referendo, propuesto por el Gobierno, los políticos aspirantes a las elecciones parlamentarias del próximo mes de marzo, que están acariciando esta posibilidad y nuestro Presidente Santos, que aspira a la reelección, pueden estar seguros, que los Colombianos no le van a jalar a ese juego, que de por sí, se va a utilizar como instrumento político. El mayor anhelo y aspiración, es construir una paz, donde nos acomodemos todos, es decir, con verdadera justicia social, no con revanchas politiqueras.

La Paz, es un derecho inalienable con el cual nace todo ser humano, sin importar la raza, color de la piel,  partido político, o religioso. La paz no tiene fronteras, ni tampoco límites. Desde que la persona nace hasta que muere, tiene derecho a vivir en Paz, y la sociedad y los gobernantes están en la obligación de construirla y preservarla.

La Paz hay que construirla con hechos, mas no con palabras, son hechos de paz, además de la convivencia pacífica: el medio ambiente que nos rodea; el derecho a tener una vivienda digna;  seguridad social, educación para nuestros hijos, el derecho a una alimentación balaceada; el derecho de nuestros campesinos, para que sus productos  tengan plena garantía de comercialización y sean subsidiados con los mercados de competencia de los del TLC.

El artículo 103 de la Constitución Política del 91, describe a los ciudadanos, los mecanismos de participación, para que sean participes en los álgidos problemas del Estado, en sus Departamentos y Municipios, dentro de los límites establecidos por la misma Constitución y la Ley. Queriendo decir con esto, que, son taxativos y no deben sobrepasar los límites del ordenamiento jurídico.

Es bueno recordar que cada uno de los Mecanismos de Participación Ciudadana, son caminos adecuados para construir la Paz, sin embargo, no se puede abusar de ellos, hay que utilizarlos como un diagnóstico social, frente a unos hechos de convulsión. Si son utilizados en forma distinta a lo previsto, muy sencillamente, ocurre como cuando al paciente se le diagnostica una medicina equivocada, fácilmente se intoxica o se agrava o muere.

El voto, el plebiscito, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa legislativa y la revocatoria del mandato, son los mecanismos más adecuados en Colombia, para convocar a los ciudadanos a que participen u opinen sobre ciertos temas de interés: Nacional, Departamental o Municipal.

Cuando se va a utilizar un mecanismo de Participación Ciudadana, la temática que convoca a los ciudadanos, debe ser clara y explícita, nunca volátil, ni mucho menos perversa, puesto que, esto va en contra de la voluntad popular, que finalmente termina por abstenerse de votarla y choca contra las políticas que a través de ella, pretenda desarrollar el Gobernante de turno que la convoca.

Por eso, es muy importante que el Gobierno, antes que el Referendo o Constituyente, le diga a los Colombianos, cuales son los acuerdos a que se ha llegado con el grupo negociador de la Guerrilla en la Habana – Cuba. Es claro que la posición que está esgrimiendo, no tiene ningún, asidero y va en contra de la voluntad y el querer de la mayoría de los Gobernados.

 

[email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Share: