Se destapan discrepancias entre Gobierno y ex asesor jurídico en litigio con Nicaragua

Una fuerte división quedó en evidencia entre la canciller María Angela Holguín y el abogado Juan Daniel Jaramillo, ex asesor del Gobierno Nacional en el proceso de litigio con Nicaragua.

Mientras la ministra Holguín calificó de desafortunado que el abogado Jaramillo se pronunciara frente a este tema antes de existir una postura oficial de parte del presidente Juan Manuel Santos, el jurista indicó que tuvo serias discrepancias con la funcionaria “por ineficiente”.

La Canciller dijo que “quisiera que muchos de los que tienen tanto que decir esperaran al pronunciamiento del presidente Juan Manuel Santos, quien va a fijar la posición y yo creo que esa es la posición que cuenta”.

Sostuvo que “en cuanto a Jaramillo uno esperaría que las personas que estuvieron vinculadas contractualmente con el Gobierno para este tema por lo menos esperara a que el Presidente se pronunciara antes de salir a dar sus opiniones”.

La reacción de la Canciller se produjo luego de las declaraciones entregadas por el abogado Jaramillo al diario El Tiempo, donde aseguró que el fallo de La Haya, donde Colombia perdió parte del mar Caribe, es “inaplicable”, argumentando que hubo “equivocaciones de buena fe” en el manejo de este proceso por parte de gobiernos anteriores.

“Me parece desafortunado que antes de que salga el presidente Juan Manuel santos, quien lo hará en unos días, el doctor Jaramillo se pronuncie (…) si hay una cláusula de confidencialidad y la tiene el contrato y él siendo un abogado que tiene este tipo de contratos, me imagino que lo conoce”, agregó.

De igual forma, Holguín sostuvo que la posición expansionista adoptada por el Gobierno de Nicaragua “de querer pasar por encima todo es complicada. Lo que está haciendo con Costa Rica, el tema de la plataforma continental extendida que pasa por Jamaica, Panamá, Costa Rica y Colombia no deja que el ambiente sea fácil para tener cualquier tipo de conversación”.

Enfatizó que de todas maneras es muy importante tener un diálogo productivo con Nicaragua, teniendo en cuenta que se comparte con ese país la frontera y que además existen temas de seguridad y de medio ambiente que se deben trabajar de manera conjunta.

Abogado califica de ineficente a la Canciller

Por su parte, el abogado Juan Diego Jaramillo, ex integrante del grupo de abogados que asesoró a Colombia en el caso del fallo de La Haya, dijo que i>”tuve serias discrepancias con la Canciller por ineficiente” al dejar en evidencia las tensiones internas en el diseño de la estrategia de defensa .

El jurista, quien hasta el pasado viernes hizo parte del equipo jurídico, reveló que “hubo fallas en la organización interna del grupo de abogados”.

Sobre la molestia de la Canciller por sus declaraciones públicas en torno a la respuesta que prepara el Gobierno ante el Fallo sobre San Andrés, el abogado afirmó en tono categórico que
“la Ministra de Relaciones Exteriores no me va a prohibir hablar como académico que soy. Ella no es dueña de la jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia”.

La dura respuesta del abogado Jaramillo surgió después de que la Canciller considerara que ha violado una cláusula de confidencialidad pactada con los abogados que asesoraron al Gobierno en el delicado proceso.

Y a la pregunta sobre si ya se siente liberado de la cláusula de confidencialidad, Jaramillo respondió: “Totalmente”. Agregó que publicará próximamente un libro con revelaciones sobre las reuniones sostenidas con el Gobierno para trazar la línea de defensa ante el fallo adverso que le entregó más de 70 mil kilómetros cuadrados de mar a Nicaragua.

Anticipó que las discrepancias con la ministra Holguín vienen de tiempo atrás. “Tuve la oportunidad de hablar personalmente con la Ministra sobre las discrepancias de manera que haré conocer las discrepancias en su momento oportuno”.

Sobre el contenido de la sentencia y su aplicabilidad el abogado sostuvo que “el fallo es inaplicable porque va en contravía de sentencias de la propia corte sobre delimitación marítima”.

Dijo además que no tuvo en cuenta “los derechos históricos de pesca que han sido avalados por la CIJ en numerosas ocasiones, especialmente en países pesqueros del Atlántico Norte y esto ha sido desconocido en el actual fallo. Ignora el derecho del mar en caso de territorios insulares”.

  Share: