Colombia pide a la ONU fijar posición sobre Siria

BOGOTA, 01 de Septiembre ­_RAM_.El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia urgió este domingo al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que, en base al informe de la Misión de Verificación, “tome las acciones que le correspondan” en Siria para “mantener la paz y la seguridad” en el mundo.

“(Colombia) reconoce la Misión de Verificación de Naciones Unidas y urge al Consejo de Seguridad para que, con base en el informe de dicha Misión, tome las acciones que le corresponden por mandato de la Carta para ejercer su responsabilidad de mantener la paz y la seguridad internacionales”, reza el comunicado emitido por la Cancillería.

Del mismo modo, Colombia manifiesta su “más vehemente rechazo al uso de armas químicas, independientemente de dónde provenga, bien sea de fuerzas del gobierno o de fuerzas rebeldes” ya que su uso “constituye un crimen de guerra y de lesa humanidad”.

“Debemos asumir como comunidad internacional la responsabilidad de que dichos crímenes no queden en la impunidad”, agrega el comunicado, que apunta a “mecanismos internacionales de carácter internacional” para castigar el uso de este armamento.

En el comunicado, Colombia “condena de la manera más energética la muerte de civiles inocentes” y hace un llamado a las partes beligerantes “para emprender el diálogo político que permita poner fin a la violencia y al abuso de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario”.

“En este contexto, (Colombia) apoya las gestiones del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, y de su representante especial para promover el necesario diálogo que ponga fin a las atrocidades vividas por la población siria”, agrega el texto.

 

Comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre la situación en la República Árabe Siria

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores expresa su profunda preocupación por la situación en la República Árabe Siria, condena de la manera más enérgica la muerte de civiles inocentes y hace un llamado a las partes para emprender el diálogo político que permita poner fin a la violencia y al abuso de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

En este contexto, apoya las gestiones del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y de su representante especial para promover el necesario diálogo que ponga fin a las atrocidades vividas por la población siria como producto del enfrentamiento armado que lleva ya más de dos años.

También manifiesta su más vehemente rechazo al uso de armas químicas, independientemente de dónde provenga, bien sea de fuerzas del gobierno o de fuerzas rebeldes. Su uso constituye un crimen de guerra y de lesa humanidad; por lo tanto, debemos asumir como comunidad internacional la responsabilidad de que dichos crímenes no queden en la impunidad. En este sentido, reiteramos que existen mecanismos internacionales de carácter penal que deben asumir su papel en esta materia.

De igual forma, reconoce la Misión de Verificación de Naciones Unidas y urge al Consejo de Seguridad para que, con base en el informe de dicha Misión, tome las acciones que le corresponden por mandato de la Carta para ejercer su responsabilidad de mantener la paz y la seguridad internacionales.

 

Bogotá, 1 de septiembre de 2013

  Share: