Encuestas Vs. Reelección: Juan Manuel Santos y Germán Vargas, campañas paralelas

Por: Ricardo Galán.–

Se acaba de conocer la última encuesta sobre la popularidad del presidente, Juan Manuel Santos y su Gobierno. Es la encuesta de Datexco para El Tiempo y La W Radio.

Como en las anteriores de Gallup y el Centro Nacional de Consultoría, CNC no sólo se rajan el Presidente y sus Ministros, sino todas sus políticas.

La imagen favorable del Presidente está por debajo del 28% con tendencia a la baja y la imagen desfavorable por encima del 64%, con tendencia al alza.

Dos de las tres últimas encuestas fueron hechas después de que el Gobierno retomó el control tras de la debacle del paro agrario. El gran detonante del desplome en la popularidad presidencial.

Esta última después de los cambios en el Gabinete, el anuncio de que no se aplicará en Colombia el fallo del Tribunal de La Haya sobre el diferendo limítrofe con Nicaragua y la cuasi clasificación del Colombia al Mundial de Fútbol de Brasil.

En las tres encuestas se refleja una creciente ola de pesimismo… La gente siente que el país va por mal camino… Que han sido más las expectativas creadas que los hechos cumplidos… Pierden credibilidad todas las instituciones. La justicia y los gremios incluidos…

Revertir esa tendencia no es tarea fácil. Se requiere de mucho esfuerzo y disciplina para terminar mostrar resultados concretos, mejorar los indicadores y sabérselos comunicar a la población…

Y no hay mucho tiempo. Al Gobierno le queda menos de un año para terminar. Y al Presidente Santos poco más de dos meses para decidir si busca la reelección o abre el camino a un sucesor.

Un problema es que Santos parece haber puesto todos los huevos en la misma canasta: el proceso de paz con las Farc. Así lo indica el hecho de bautizar a su nuevo gabinete como el “Gabinete de la Paz”.

Es una apuesta muy dura si tenemos en cuenta que 3 de cada 4 colombianos desaprueba el proceso de paz o cree que no va para ninguna parte.

Otra cifra interesante es la que demuestra la apatía que la reelección despierta en los electores. El 77% de los encuestados por Datexco dice que no está de acuerdo con la reelección de Santos. Apenas un 17% dice que la votaría. Vale decir que la animadversión de la gente es con la figura de la reelección más allá de quien sea el Presidente.

Así las cosas, ¿Hoy es inviable la reelección de Juan Manuel Santos?. Creo que aún es prematuro llegar a esa conclusión. Entre otras cosas porque va a depender del éxito o fracaso de la negociación en La Habana, del aval que los colombianos le den a los posibles acuerdos y a la capacidad del Gobierno de revertir la tendencia negativa de las encuestas.

Para obtener resultados en esas tres materias se necesitan dos cosas: tiempo y obras. El primero es más bien escaso y para terminar las segundas este gobierno ha demostrado ser bastante lento.

¿Qué hacer entonces ante la proximidad de las elecciones? Cómo yo lo veo, la Unidad Nacional va a tener que organizar dos campañas presidenciales. La de Santos y la de Germán Vargas Lleras de tal manera que si el Gobierno logra la paz con las Farc y la reelección es posible, Vargas decline a favor de Santos. Pero que, al mismo tiempo y en caso de que la reelección se haga inviable, el sucesor no sólo tenga el camino despejado, sino andado para evitar sorpresas de última hora.

La candidatura de Vargas Lleras tiene todas las de ganar, aún si fracasa el proceso con las Farc. Vargas ha tenido la precaución de no apoyar pública e incondicionalmente al proceso de La Habana. Y es bien conocida su postura un poco más fuerte que la de Santos frente a las Farc lo cual le permitiría captar una buena porción de los electores que hoy dudan de la sinceridad de las Farc, critican la mano generosa de Juan Manuel Santos y votarían a favor de una propuesta más fuerte con o sin mesa de diálogo.

Además su paso por los Ministerios de Interior y Vivienda le sirvió a Vargas Lleras para demostrar que es un gran ejecutor, aún en temas económicos en los que su experiencia y capacidad era por lo menos invisible.

Así las cosas, Germán Vargas Lleras que era visto hasta ahora como el gran suplente para el tercer tiempo de la Unidad Nacional en 2018 va a tener que saltar a la cancha mucho antes de lo esperado.

 

  Share: