Fiesta sin goles

Aburrido empate en el clásico capitalino. Millos puso la fiesta en las tribunas, pero no consiguió el anhelado triunfo ante su tradicional rival. Dos equipos que se conocen bien, que le apostaron a la táctica y marca asfixiante antes que brindar un emotivo espectáculo. Defensas cerradas, volantes presionando en todos los espacios, delanteros sin pólvora bien marcados y acciones parejas. Desentonaron Alex Díaz por su falta de agresividad en la banda izquierda y Otálvaro pasó inadvertido. Dairo y Wason lucharon en el área contraria, sin poder meterla.

Extraño es mencionar que el árbitro Roldán se comportó correctamente, no fue protagonista, se dedicó a pitar aunque sus líneas fueron complacientes con las faltas en sus narices.

Se viene le revancha y el partido entre semana contra Fortaleza, dos partidos interesantes que queremos y necesitamos ganar.

Albiazul saludo,

Alberto Díaz

  Share: