ONG’s piden a Farc informar sobre 25 mil desaparecidos

Bogotá, 08 de Septiembre ­_RAM_.-La Iglesia y organizaciones no gubernamentales, ONGs, pidieron hoy a la guerrilla de las Farc reconocer a las víctimas generadas en el marco del conflicto armado y además, esclarecer la situación de más de 25 mil desaparecidos, liberar a más de 6 mil niños reclutados a la fuerza, suspender la siembra de minas y no usar más a la mujer como “botín y arma de guerra”.

Las solicitudes las formularon en una carta que enviaron a los negociadores de las Farc y del gobierno nacional en La Habana, Cuba, a propósito de la inicialización del decimocuarto ciclo de conversaciones.

En la misiva hacen un llamado “para que ninguna de las partes se levante de la mesa de conversaciones hasta tanto no se llegue a un acuerdo que ponga fin al conflicto armado y reclamamos de manera especial la instalación de los mecanismos necesarios para “Garantizar la efectividad del proceso y concluir el trabajo sobre los puntos de la Agenda de manera expedita y en el menor tiempo posible”.

Además, reclaman atención a tres puntos de capital importancia en el proceso en curso: “La victimización en medio del conflicto, la participación ciudadana para la superación del mismo y la Reconciliación nacional”.

El texto integral de la carta, es el siguiente:

Reciban un especial saludo de paz de parte de las organizaciones, instituciones y colectivos que convocamos la Semana por la Paz 2013, y que incentivamos la expresión de todos los sectores de la sociedad a favor de la paz y la solución pronta y negociada del conflicto armado, deseando que las conversaciones lleven a la terminación del conflicto armado interno y nos posibilite continuar con mucha más fuerza y decisión, construyendo la paz duradera y estable.

Somos constructoras y constructores de paz que refrendamos con nuestras acciones diarias el compromiso de hacer de nuestro territorio un escenario de respeto, solidaridad, justicia, amor y entendimiento. Somos colombianos y colombianas que tejemos la paz con mano ciudadana, y desde la fuerza de nuestra fragilidad y compromiso le demandamos a la mesa de conversaciones Gobierno nacional – Farc-Ep, y a la mesa que prontamente solicitamos se instale entre el Gobierno nacional y el E.L.N., como gesto inequívoco de voluntad de paz y reconciliación, la atención a tres puntos de capital importancia en el proceso en curso: la victimización en medio del conflicto, la participación ciudadana para la superación del mismo y la

Reconciliación nacional.

 

La Victimización:

•           Reconocer a las víctimas generadas en el marco del conflicto armado, y el derecho que a ellas les asiste de acceder a la verdad, la justicia y la reparación, aceptando las infracciones al Derecho Internacional Humanitario y las graves violaciones a los derechos humanos cometidos por las partes enfrentadas.

•           Aportar las pruebas y realizar las investigaciones que conduzcan a dar con el paradero de las personas víctimas de desaparición forzada atribuidas al accionar político o militar. Más de 25.000 personas han desaparecido en los últimos 60 años.

•           Suspender la siembra de minas y artefactos antipersonal. Entregar los mapas que señalan los lugares en donde se encuentran instalados campos minados y propiciar un acuerdo que nos conduzca al desminado humanitario. El conflicto ha dejado 10000 personas víctimas de este tipo de armas prohibidas.

•           Prohibir el reclutamiento de menores y devolver inmediatamente a todos los niños y niñas que hagan parte de las filas combatientes. Tomar las medidas integrales tendiente a salvaguardar la vida y la libertad de los niños y las niñas. Se calcula que existen en las filas de la guerrilla más de 6000 niños y niñas.

•           Proscribir de inmediato la práctica del secuestro y dar libertad a todas las personas retenidas contra su voluntad. Adoptar las medidas necesarias que contribuyan a la superación de este delito. 27.023 secuestros han ocurrido en el marco del conflicto armado desde 1970.

•           Suspender todo acto de victimización contra la mujer y establecer las medidas que impidan que la mujer sea usada como botín y arma de guerra. Entre 1985 y el 2012, 2.420.887 mujeres han sido víctimas de desplazamiento forzado, 1.431 de violencia sexual, 2.601 de desaparición forzada, 12.624 de homicidio, 592 de minas antipersonal, 1.697 de reclutamiento ilícito y 5.873 de secuestro a causa del conflicto armado.

•           Suspender e impedir los ataques contra sindicalistas y tomar todas las medidas que permitan la promoción y el fortalecimiento de la organización sindical y social. En los últimos 26 años se han producido 12.748 acciones contra la vida, la libertad y la integridad de los sindicalistas, entre éstas 2.932 asesinatos y 226 desapariciones, cerca de 500 organizaciones sindicales han sido desarticuladas.

La participación:

La participación no es una concesión de las partes, sino un derecho propio de la ciudadanía, “la construcción de la paz es asunto de la sociedad en su conjunto que requiere la participación de todos” se reconoce en el Preámbulo del Acuerdo General, tal participación debe hacerse efectiva en forma creciente a través de las etapas del proceso.

Al respecto:

•           Hacemos un llamado a la mesa, para avanzar en el fortalecimiento de los mecanismos ya existentes y la a generación de nuevos y mayores espacios para la participación organizada de la sociedad, que permitan alimentar con propuestas los puntos establecidos en la agenda en especial desde las regiones y territorios.

•           Demandamos de las partes respetar la agenda pactada y a impedir que sus delegatarios o algún miembro representativo de las partes utilice lenguaje provocador, señalador o acusatorio que entorpezca la buena marcha de las negociaciones o que estigmatice e inhiba la participación de las comunidades rurales y urbanas, y sus dirigentes, en el proceso.

•           El pueblo colombiano tiene el derecho a validar participativamente el acuerdo final que se logre, para lo cual consideramos apropiado el uso de las vías de participación ciudadana contemplados en la Constitución Política Nacional. Nosotros estaremos atentos al instrumento pactado, como iniciativas nacionales, regionales y locales de paz, para promocionar y realizar las acciones pedagógicas tendientes al logro de una amplia participación ciudadana.

•           Durante décadas en medio del conflicto el pueblo colombiano ha construido infinidad de iniciativas territoriales de paz en procura de la vida digna, la justicia social, la participación efectiva, el ejercicio de derechos, el desarrollo económico y social, la convivencia pacífica, la sostenibilidad ambiental y el establecimiento de una institucionalidad verdaderamente democrática. Ese tejido social innovador y movilizador debe ser tenido en cuenta en todos los pasos de transición del conflicto a la paz en la perspectiva de la paz estable y duradera.

La Reconciliación:

•           La Paz duradera y estable es un proceso de construcción colectiva, lo que hace necesario que desde la transición empecemos a trabajar y a hablar de Reconciliación. La construcción de la Paz requiere de la superación de la exclusión social y política, pero también de la construcción de un nuevo lenguaje social, menos agresivo y descalificador.

•           La Paz necesita el reencuentro fraterno de comunidades, familias, organizaciones. Necesitamos superar el ciclo-espiral de las violencias, privilegiando el uso de la palabra, la reconstrucción del tejido social y la trasformación política hacia la inclusión y la responsabilidad con las comunidades tradicionalmente excluidas o victimizadas.

•           La reconciliación se construye en la cotidianidad, en el barrio, en el municipio, en la región, promocionando la cultura de defensa y promoción de los derechos humanos y la transformación pacífica de todos los conflictos. La paz se hará evidente y tangible en lo local, y es allí donde debemos construir re-encuentros para la reconciliación. La reconstrucción de la memoria, juega un papel importante en la reconciliación nacional y local, para perdonar sin olvidar, para avanzar sin ocultar lo sucedido, para reconstruir los sueños sin el fantasma de la venganza.

Ratificamos, atendiendo al Artículo I del acuerdo general, nuestro llamado para que ninguna de las partes se levante de la mesa de conversaciones hasta tanto no se llegue a un acuerdo que ponga fin al conflicto armado y reclamamos de manera especial la instalación de los mecanismos necesarios para “Garantizar la efectividad del proceso y concluir el trabajo sobre los puntos de la Agenda de manera expedita y en el menor tiempo posible (Artículo III del Acuerdo general)”.

En constancia firmamos:

Redepaz, Secretariado Nacional Pastoral Social (Conferencia Episcopal Colombiana), CINEP-Programa por la Paz, Pontificia Universidad Javeriana, Redunipaz, Ruta Social Común para la Paz, Central General de Trabajadores CGT, Central Unitaria de Trabajadores-CUT, Confederación de Trabajadores de Colombia CTC, Mesa Ecuménica por la Paz, Pastoral social Lasallista, Redprodepaz, Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas la Paz y la Reconciliación(Alcaldía mayor de Bogotá), Fundación para la Reconciliación, Fundación Gota a Gota,…Siguen firmas

NOTA: Las cifras presentadas fueron tomadas del Informe presentado por el Centro Nacional de Memoria Histórica: BASTA YA, COLOMBIA: MEMORIAS DE GUERRA Y DIGNIDAD, las cifras sindicales de estudios ENS, CINEP y CODHES, 2013.

 

  Share: