HangOut, No más conductores borrachos

Las noticias sobre personas que mueren víctimas de conductores borrachos son cada vez más frecuentes. Tanto que los medios dejan de publicarlas porque parecen repetidas.

Pero de vez en cuando vienen acompañadas por detalles que estremecen a la sociedad. Un niño rico que manejando su auto de lujo a alta velocidad y con tragos arrolla un taxi llevándose por delante la vida de dos humildes trabajadoras bancarias y dejando inválido al taxista. Un Senador que usa su investidura para intimidar al Policía de Tránsito que lo sorprendió manejando pasado de copas.

Ante esas noticias extraordinarias la sociedad se indigna y exige severo castigo para los culpables. Las leyes se escriben, pero no se aprueban. Los proyectos se congelan primero y terminan olvidados en un rincón hasta la próxima ola de muertes causada por la muy explosiva mezcla de gasolina, alcohol y velocidad.

Hace unos años, durante una de esas olas de indignación, el Partido Mira propuso aumentar las penas para conductores ebrios que causaran la muerte o lesión a otras personas y tipificar como delito autónomo el manejar ebrio. En tres oportunidades la falta de voluntad política no permitió que el Congreso votara la iniciativa. La oposición de la Defensoría, el Ministerio de Justicia y el Consejo de Política Criminal terminaron por hundirla.

La nueva ola

A partir de casos que generaron mucho malestar en la ciudadanía como el de Fabio Salamanca se despertó el interés del Congreso y el Gobierno por revivir la iniciativa agregándole la posibilidad de confiscar el vehículo conducido por un borracho.

El presidente del Senado, Juan Fernando Cristo creó una comisión para unificar las propuestas. De esa comisión resultó el proyecto de Ley 090/2013 Senado que lleva las firmas de todos los voceros de los partidos en Senado y de la Representante Gloria Stella Díaz quien participó activamente en la construcción del articulado cuyo estudio recibirá mensaje de urgencia por parte del Presidente, Juan Manuel Santos para que se tramite antes de diciembre.

¿Qué tan severas son las nuevas normas? ¿Será delito conducir en estado de embriaguez? ¿Qué tan posible es confiscar los vehículos manejados por borrachos? ¿Le gusta a los colombianos la iniciativa? ¿La conocen?

Lea y descargue de aquí el proyecto de Ley 090/2013 Senado.

 

 

 

  Share: