Hasta la última gota de sudor…

Por: Alberto Díaz.–

Pesaron los dos goles de camerino del equipo local por desatenciones inconcebibles en la defensa azul. Hay formas y maneras de jugar y de perder, pero este MILLONARIOS deja en el campo hasta la última gota de sudor, demostrando que es un equipo que propone dentro y fuera de Bogotá, que somete con toque a sus adversarios y que las ganas y jerarquía son una de sus cualidades. De seguro los demás equipos del torneo colombiano, que miran de reojo, saben la clase de rival que tienen al frente, que infunde respeto en cualquier cancha y que además es juzgado y vilipendiado por querer cambiar el orden  de las cosas, orientando su filosofía como club con ética y transparencia.   Claro que hay temas para corregir, pero eso le corresponde al banco técnico y jugadores.

Cambiando de tercio, el árbitro se dejó influenciar y compró la jugada del tercer gol juniorista por el jugador Ruiz-mediocre y teatrero, piscinero y lagrimón- como sus colegas Ortega y Domínguez. Que interesante sería que la Comisión Arbitral sancionara a este tipo de jugadores poco serios y que en vez de dar espectáculo y dedicarse a jugar, ridiculizan el juego.

La dupla delantera azul (Wason-Dayro) aportó sus goles pero no alcanzó para el empate. Eso si, la demostración del equipo en el segundo tiempo es destacable y se valora en la afición. Delgado, figurón. Candelo más que Otálvaro, buena disposición de Ochoa, Ramírez, Robayo, Leudo, Torres, Ortiz. Yúber Asprilla todavía no es la alternativa que todos quisiéramos, debe reforzar su actitud mental para ganar confianza porque talento es lo que tiene. Partido abierto, resultado injusto.

Albiazul saludo.

  Share: