Jugando a asesinar

Por: Ricardo Galán.–

Recuerdo haber vivido en un país en donde los niños y los adolescentes jugaban a policías y ladrones que se enfrentaban con pistolas de mentiras y disparaban balas imaginarias. Un país en donde las niñas jugaban a ser mamá arrullado muñecas que no podían llorar y cerraban los ojos apenas ponerlas en posición horizontal.

Recuerdo que esas batallas entre buenos y malos, que casi siempre las ganaban los primeros, terminaban cuando los segundos “resucitaban” muertos de la risa para ir abrazados a la panadería de la esquina a tomar juntos CocaCola con roscón.

No tendríamos más de 14 o 15 años. La misma edad que tenía Cristian un niño del barrio Los Laches en Bogotá que cantaba rancheras y fue asesinado de verdad por otro niño de su edad haciendo caso a un plan ideado y liderado por una adolecente como ellos, según nos dice la autoridad por celos o envidia. ¡Que importa la razón!

¿Qué se hizo ese país? Las niñas de hoy juegan a ser mamá con bebés de verdad cuyos padres suelen ser niños que juegan a los malos usando armas y balas de verdad.     

¿Qué se hizo ese país? ¿Qué país es este en donde nuestros niños y adolescentes juegan a asesinar, sueñan con traficar y sus acciones se quedan en un mero titular?

  Share: