Final Copa Colombia, lo que los medios no cuentan ni muestran…

Por: José Pérez.—

Sí, ganó Nacional pero aquí no me voy a detener a escribir del triunfo en Copa Colombia del equipo verde ni de las incidencias del partido, eso lo corresponde a otros, yo por mi parte, voy a plasmar en estas líneas lo que hace varios años sucede en El Atanasio cuando Millos juega contra los verdes y que los medios no cuentan ni muestran.

Hoy tuve la oportunidad de estar en el máximo coliseo de los antioqueños y quedé triste por los atropellos, injusticias y trato que se le da a la hinchada azul. Empezando por la medida injusta de no dejar ingresar hinchas de Millos a esta final, teniendo en cuenta que a los de Nacional sí los dejaron entrar al Campín (bueno, llegaron unos 1000 si mucho, cada vez siendo menos el número de verdes que llega al Nemesio). No se está pidiendo que le den a los visitantes toda una tribuna pero si mínimo el 10 % de boletería (3000 ó 4000 entradas) como sucede en la mayoría de países, pero sí esto no se puede concretar, entonces que en Bogotá tampoco les vendan boletas a los visitantes, eso es lo justo!

Alcaldías: se pedía reciprocidad y trato igualitario, si en Bogotá pudieron ingresar visitantes aquí también se pedía lo mismo, pero no, antes, a los pocos que llegaron camuflados al Atanasio, los sacaron, a esto se suma que el bus en el que llegó Millos, fue agredido por unos vándalos y desadaptados del equipo local. También muchos de la hinchada local, se dedicaron a “detectar” a hinchas visitantes, señalarlos y agredirlos, como sucedió con un hincha embajador que antes de ingresar al estadio, fue señalado e incluso iba a ser acuchillado, sino es porque entra a un local y se resguarda, lo linchan y matan. Después, la hinchada local gritaba “asesinos, asesinos…” (pero, es que no recuerdan que ellos también han asesinado?) y para acabar de ajustar, miradas intimidantes de algunos hinchas del local, hacia los contados hinchas de Millos que llegamos camuflados, incluso me hice antes de empezar el partido, junto a 5 ó 6 de Millos, pero éstos decidieron hacerse en otro lado, ya que unos desadaptados (lo más triste, unos “sardinos”, incluso consumidores de alucinógenos) no hacían sino mirar “con cara de pocos amigos” a este grupo minoritario, incluso antes del pitazo inicial y durante la primera parte, no hacían sino mirarme feo e intimidatoriamente, hasta que preferí al terminar la primera etapa, pasarme también de lugar.

En El Campín a los hinchas visitantes, los custodian, les hacen venia (no falta sino que les regalen la boleta), pero aquí en Medellín, qué?, antes uno como hincha visitante se siente desprotegido. Por eso más bien, al no haber garantías de protección, es mejor no volver al Atanasio y más cuando Millos juegue contra Nacional. Qué tristeza a lo que llegó el fútbol!

Se pide tolerancia y respeto, en otras ciudades los hinchas visitantes piden que se les deje ingresar a los estadios, que no haya cierre de fronteras invisibles, pero aquí en Medellín, qué?, aquí sí las cierran, incluso los de Millos aún pagan una sanción de cinco fechas para poder ingresar al Atanasio con trapos, banderas y distintivos del azul. En cambio a otros, los sancionan dos fechas y le rebajan una! Eso es igualdad y justicia? Pero que se puede esperar cuando el sponsor oficial del fútbol colombiano, patrocina a un equipo de fútbol… inaudito!

En años anteriores, a los “Comandos Azules” y a la “Blue Rain”, los ingresaban 15 minutos después de empezar el partido y los sacaban, 15 minutos antes que se acabara, es decir, veían sólo 60 minutos de partido; eso es justo? Venir desde bien lejos, para recibir ese trato! Por qué no esperaban a que terminara el partido y la Policía, deja salir primero a los del equipo contrario y espera mínimo 30 minutos, a que salgan los hinchas locales. Creo que es lo más justo.

De otro lado, he visto que en El Campín, en preferencia u occidental que llaman, le dejan portar a los hinchas verdes sus camisetas y acá no, antes las autoridades se las hacen quitar; es eso justo?

Teniendo en cuenta este contexto, aquí en el Atanasio no es fácil la cosa para los de Millos y creo que para ninguna otra hinchada. Mi pregunta es: por qué cuando jugamos contra el Envigado y el Itaguí de visitantes, la mayoría de seguidores son azules, por qué en El Polideportivo, en Ditaires y otras plazas, si podemos gritar, cantar, sacar banderas y llegar con camisetas y en El Atanasio no. Claro que esto es explicable por el miedo y temor que unos desadaptados verdes infunden, los cuales se creen lo máximo y nos limitan aflorar el sentimiento azul. Claro, se creen muy machitos porque al frente hay pocos seguidores del equipo contrario o no los hay. Pienso que sí ven a 3000 ó 4000 espectadores azules otro sería el cuento. Definitivamente son unos cobardes!!!

PD 1: Nacional es bicampeón de Copa Colombia pero Millos es tricampeón!.

PD 2: Nacional históricamente (sumando todas las competencias oficiales) le ha ganado a Millos 74 veces, Millos a su vez, le ha ganado 100 veces!

PD 3: Millos terminó con la frente en alto este partido, con un equipo que a pesar de las adversidades descritas en este artículo, no se amilanó y que promete cosas buenas para final de año, VAMOS POR LA 15 Y A DEMOSTRAR PORQUE SOMOS EL MÁS VECES CAMPEÓN!

PD 4: Como ya se anotó, el equipo “no se arrugó” y mostró nuevamente el buen nivel de Luis Delgado, Rafael Robayo y Mayer Candelo.

  Share: