Vuelve y juega

 Por: Javier Contreras.–

A raíz de los hechos sucedidos el pasado domingo en Bogotá y en Medellín antes y después del partido de la final de la Copa Postobón, escribí en mi blog un comentario titulado “La imbecilidad y la estupidez persisten”, http://sincandado.blogspot.com/2013/11/la-imbecilidad-y-la-estupidez-persisten.html en el que pedí que se tomaran medidas para evitar que se repitan los ataques a buses de los equipos o los enfrentamientos entre hinchas.

Esta columna fue publicada en http://libretadeapuntes.com/archivos/35498 así como en http://reporterosasociados.com.co/index.php/component/content/article/90-opinion/1558-la-imbecilidad-y-la-estupidez-persisten-javier-contreras-por-javier-contreras-jcontrerasa-no-ha-acabado-el-luto-en-las-familias-de-los-jovenes-hinchas-de-atletico-nacional-y-del-padre-del-seguidor-de-santa-fe-asesinados-en-bogota-recientemente-y-vuelve-la y fue comentado por varios seguidores de mi cuenta en @jcontrerasa en Twitter.

En este comentario escribí: “Hasta cuándo va a persistir esta situación? Será que la dirigencia del fútbol va a tomar alguna medida contra los desadaptados? Qué están esperando para tomar decisiones realmente efectivas? Hay algo en marcha por lo que sucedió el pasado domingo? Van a esperar a que se repitan los hechos en Bogotá donde fueron asesinados dos hinchas de Nacional y el padre de un seguidor de Santafé para entonces si tomar una decisión?

“Hasta cuándo entonces? Cuándo vamos acabar con esta historia que se repite como si no hubiera un pasado reciente doloroso? Por qué ya no es suficiente que personas pierdan la vida? A dónde vamos a llegar? Quién le va a poner freno definitivamente a esta situación?”, escribí el pasado lunes en mi blog.

Tras los incidentes del pasado domingo se conoció una decisión de la Alcaldía de Medellín de no prestar el Atanasio Girardot a Atlético Nacional para su juego de los cuadrangulares. La medida dura pero insuficiente. Hay que garantizar a los hinchas de los equipos, sin importar cual sea, que pueden ir al estadio a disfrutar de un espectáculo y no que van a una guerra por el simple hecho de portar una camiseta.

Y es que los incidentes del domingo no solo estuvieron relacionados con el ataque al bus de Millonarios, no podemos olvidar que en Medellín hubo varios enfrentamientos tras el partido y que en Bogotá hubo 8 heridos también por peleas entre barristas de Millonarios y Nacional.

Ayer, comenté la decisión del Alcalde Anibal Gaviria en mi cuenta de Twitter “Sorprende como muchos se rasgan las vestiduras porque no le prestan el estadio a Nacional, pero no se indignan con comportamiento de hinchas” .

“Los que se rasgan las vestiduras porque no le prestan el estadio a Nacional se indignaron por ataque a bus de Millonarios?”

Tras escribir estos dos trinos apareció un hincha (@kissthepitbull) que en tono amenazante cuestionó lo que publiqué y varias de mis respuestas a sus comentarios.

Quiero compartir con ustedes algunos de sus trinos que demuestran la magnitud de un problema social que va perdiendo terreno, pero al que no podemos dar ventaja y ojalá acabarlo de raíz. Una cosa es ser hincha de un equipo y otra salir con cosas como estas:

“@jcontreras independiente no, deje de salir en falso escondiendose en esa palabra, asuma lo que escribe cobarde”.

“@jcontreras Ud ya asumio que fue alguien de Nacional, ? Ya tiene fotos, videos, o testimonios? O asumio el papel de caza recompensa”

“@jcontrerasa @juribep te salió la espupa por el otro lado? Perece que no encontro  eco su cobardia de estas escapando a lo que escribe”

“@jcontrerasa @JohanTriana Mi punto de vista? Andamos asi por mediocres que ponen copia a las barrabasadas que escriben y luego niegan”

“@jcontrerasa @JohanTriana Mi punto de vista es claro, usted es rebuznador de la noticia, simplemente una cotorra y no tiene más argumento”

“@jcontrerasa no sea cobarde que yo respeto no exijo, exijo que deje de mentir y de sacar conclusiones sin investigar mediocre”

Puede alguien estar o no de acuerdo con lo que uno escribe, es apenas natural. Pero lo mínimo que se espera es que la discusión se haga con respeto.

 

Insisto, la medida de la Alcaldía de Medellín es dolorosa para la hinchada pero necesaria y se debe ir más allá para erradicar a quienes afectan a los equipos y permitir que quienes vayan a un estadio lo hagan a disfrutar un partido y que las calles no sean escenarios de guerra por portar una camiseta.

@jcontrerasa

 

 

  Share: