¿Cómo y cuándo pedir un aumento de sueldo?

  • Recomendaciones de expertos que se deben  tener en cuenta si se está pensando en solicitar un aumento.

Bogotá, diciembre de 2013 – Cifras confirmadas por Michael Page señalan que el 95% de los trabajadores dependientes nunca pide un aumento de sueldo. El principal problema es que la mayoría no sabe cómo ni cuándo pedirlo o teme que un rechazo.

Muchos de estos empleados piensan que la misma compañía, observando sus esfuerzos y resultados, decidirá aumentarles el salario según políticas correctas y adecuadas. Esto no siempre pasa y se debe aprender a pedir. Para hacerlo, es importante tener en cuenta  algunos puntos clave que sirven para incrementar las probabilidades de éxito: 

1. La primera consideración es preguntarse si uno está en condiciones de pedirlo

No se trata de una tendencia general, pero cierto tipo de  trabajado no  se  concentra en  la manera en la que puede mejorar su desempeño, creando asi valor para su compañía. La mayor parte de esas personas no entregan resultados que justifiquen un aumento de sueldo y se limitan a mantener una actitud negativa, por lo que no están en condiciones de solicitarl un aumento de sueldo.

Por eso es importante que cada candidato que busca un aumento, se formule primero las siguientes preguntas:

–       ¿Ha recibido un aumento en los últimos seis meses?

–       En caso afirmativo, ¿qué justifica un aumento tan próximo?

–       ¿El aumento está justificado por los resultados entregados?

–       ¿Los objetivos fueron entregados sistemáticamente?

–       ¿El desempeño personal es claramente superior al  de los colegas?

2. La segunda consideración es el momento.

Es fundamental escoger el momento y la manera adecuados. Lo mejor en estos casos es solicitar una reunión. De esta manera, la persona tendrá la atención necesaria y la posibilidad de exponer sus puntos de manera lineal. Hacer este pedido en un momento cualquiera o anticipar el motivo de la reunión suele no dar buenos resultados.  La solicitud adecuada en el momento equivocado da resultado negativo. Siempre, el mejor momento para negociar es después de un período de constantes buenos resultados.

En general, el momento ideal para un encuentro es antes de una pausa (como el fin de semana), durante la cual el superior tendrá suficiente tiempo para razonar sobre el pedido y preocuparse de las consecuencias de su respuesta.

3. Por último, la preparación es fundamental.

Pedir un aumento es como vender un proyecto. Nunca se enfrenta semejante reunión sin estar preparados, y es importante presentar datos objetivos. Hay dos temas principales:

– Resultados obtenidos: En los últimos meses o mejor, desde el último aumento. Hay que estar preparados para presentar de manera convincente los puntos fuertes del propio trabajo, documentando los éxitos. Finalmente, proyectar los resultados hacia el futuro demuestra visión y compromiso, y prepara la base para proponer nuevos proyectos, cargos y – en definitiva – un aumento.

– Valores de mercado: Esto es, principalmente salarios promedio del mercado. Si un profesional ya está entre los máximos valores de mercado, no necesariamente será más difícil obtener un aumento, pero tendrá que ser más proactivo y proponer desafíos más altos.

Una presentación objetiva y puntual no sólo será más convincente, sino que permitirá al propio responsable replicarla con quien finalmente tomará la decisión, ya que en la mayoría de los casos no será él mismo.

A esta altura de la reunión el candidato tiene un valor de mercado de referencia, una serie de resultados entregados y una proyección futura de los resultados y proyectos. Falta sólo un aumento de sueldo, expresado en cifras. El silencio entonces es fundamental; hay que dejar tiempo al interlocutor para que se exprese.

En caso de respuesta positiva, es importante definir tiempos y modalidades con los que el aumento será dado. Sin embargo, la respuesta puede también ser  negativa, y hay que estar preparados.

“A veces existen válidos motivos por los que no se pueden conceder aumentos. En este caso, es útil considerar otro tipo de beneficios con los que se pueden obtener, por ejemplo, el pago de una capacitación o incluso de un master, entre otros” afirma Beltrán Benjumea, Country Manager, Michael Page Colombia.

Frente a una respuesta negativa, es importante preguntar por qué. Si se tiene buenos fundamentos, habría que preguntar cómo sería posible ponerse en condiciones de obtener un aumento y trabajar para eso. La integridad de un buen profesional se evalúa sobre todo en entornos no favorables.

 

  Share: