¿Qué nos estás pasando?

Por: Uriel Ortiz Soto (*)

Somos  una sociedad a la deriva, los otrora postulados de principios y valores, sobre los cuales se construía, han desaparecido de nuestro medio.

Los noticieros de televisión, justificadamente se están ocupando por divulgar todos los actos de violencia que se están presentando contra las mujeres y los niños. Sin embargo, es preocupante que las autoridades no estén adoptando  correctivos efectivos para tratar por lo menos de aminorar tan grave situación que nos tiene alarmados.

El origen de todos estos hechos violentos, hay que buscarlos en las entrañas de los mismos hogares, y las comunidades a las cuales pertenecemos, a decir verdad, los hogares de hoy  en su mayor parte se han convertido en centros de discordia.  No son como los de antaño, donde imperaba el amor, el orden, la comprensión y el profundo respeto por nuestros padres y mayores.

Los hogares patriarcales han desaparecido por sinnúmero de factores, pero el principal de ellos: el de la llamada y equivocada modernidad. Que no regrese la Urbanidad de Carreño, ni la Cátedra de Religión, puesto que puede sonar a cátedras obsoletas. Pero que se implementen, las de la moral, buenas costumbres, buen comportamiento y relaciones públicas. Estas serían las mejores armas de entregar a las juventudes y comunidades en general, para que las esgriman en los momentos de crisis contra los violentos.

Invito a los educadores y profesionales de la enseñanza, que hagan una investigación de: cuando para acá, empezó la descomposición social en Colombia y nos daremos cuenta, que desde que la cátedra de buen comportamiento empezó a ser tema de debate, excluyéndola del calendario académico, lo mismo que la Urbanidad de Carreño; los escenarios de principios y valores, también empezaron a derrumbarse, y la construcción de las nuevas sociedades a sufrir el deterioro por ausencia de estos cimientos que las hacen perdurables.

Es importante analizar los diferentes actos violentos que se están presentando a diario, en los Centro Educativos, los hogares, los sitios de trabajo y en las calles:

1º- Violencia contra la mujer: día y noche los noticieros están divulgando este tema, sin que se aporte solución alguna. Es cierto que es bastante complejo, pero más preocupante es que algunas organizaciones sociales y políticas, lo están utilizando irresponsablemente como bandera, sin haber hechos las investigaciones de fondo, simplemente lo hacen para captar ayudas económicas o en el peor de las casos para captar votos. Esta una problemática tan pésimamente mal manejada, que ya está haciendo metástasis en la población masculina, que se siente atemorizada por el sentido de culpabilidad que esto les representa en su vida cotidiana, en no pocos casos, el pudor de la vergüenza cunde en reuniones familiares y sociales, presentándose por esta causa crisis de pareja.

2º- Violencia Intrafamiliar: se está viviendo en miles de hogares por diferentes circunstancias, pero, la principal, son los hogares mal constituidos, donde sus progenitores, se encuentran en un estado forzado de convivencia, que ninguno de los dos se soporta, provocando al menor descuido estados de zozobra, que con el correr de los días estalla en crisis violentas, con saldos de víctimas y la deserción de los menores de edad de sus hogares.

3º- Igualdad de Género: es cierto que las conquistas laborales de la mujer han sido muy valiosas, tanto para la empresa pública como privada, pero, lamentablemente, se están estrellando contra el sexo fuerte que se siente incómodo, puesto que ciertas normas y comportamientos que favorecen a la mujer, los hacen sentir en un estado de inferioridad.

Es tema que debe tratarse con más consideración, respeto y menos arrogancia.

4º- Acoso sexual: desafortunadamente en cientos de casos, se ha convertido en instrumento de chantaje de ciertas damas, que, al perder su empleo, la principal arma que esgrimen para vengarse de su jefe, es el de acoso sexual. No son pocas las denuncias penales que cursan en la Fiscalía General de la Nación, donde muchas veces se comprueba que son denuncias temerarias que no corresponden a la realidad.

El acoso sexual tiene otras manifestaciones que son producto del diario convivir en comunidad. Infinidad de veces algunas damas poco recatadas, lanzan el grito al cielo cuando algún varón se estrella inconscientemente contra ellas, rosándole sin ninguna mala intención las partes nobles o sensibles de su cuerpo. Sobre estos casos han sido procesados varios individuos, acusados de acoso sexual, porque a alguna de ellas, se le dio por denunciarlo sin ningún fundamento.

5º- Matoneo Infantil: es producto de la descomposición familiar y social. El comportamiento de los hijos en los colegios y actividades sociales, es el fiel reflejo de lo que son las vivencias en sus hogares. Pero también, tiene mucho que ver con las galladas de los barrios, los programas violentos de televisión y el mal ejemplo de sus mayores.

6º- Violencia y violación sexual contra menores de edad: lamentablemente el maltrato infantil, la mayoría de las veces son producto de los conflictos en pareja. La violación sexual de menores de edad, es un capítulo aparte, puesto que se ha llegado al colmo, que ocurre en el seno de las mismas familias, por los mismos padres, hermanos, tíos o allegados.

Los conflictos de los hogares y la separación de los padres llevan a los niños menores de edad a vivir momentos de crisis y de allí hay un paso para que empiecen a consumir drogas, se vuelven retraídos, no den buenos rendimientos en los colegios y fácilmente puede terminar en el suicidio. Por estos casos hay miles de adolescentes afectados por el mal de la bipolaridad.

Los Notarios y  Jueces de Familia, tienen mucha responsabilidad en las crisis que se presentan en los menores de edad. El divorcio no debería otorgarse cuando existan menores de edad de por medio, a no ser que el Juez de familia garantice con pleno conocimiento de causa y consentimiento de los menores o del Curador, su supervivencia y una educación asegurada mediante póliza de seguros.

 

[email protected]

 

  Share: