Asociamos la palabra cáncer a miedo, sufrimiento y agonía y eso debe cambiar

Por: Jorge Consuegra (Libros & Letras)

Cuando nos diagnostican un cáncer, pensamos inmediatamente en el dolor, la muerte, el fin de todo, pero esa actitud hay que empezar a cambiarla para “estirar” más la vida, la esperanza. Y eso es lo que pretende Odile Fernández en su exitoso libro Mis recetas anticáncer.

– ¿Cómo surgió la idea del libro?

– A raíz de mi experiencia personal con la enfermedad. Me diagnosticaron cáncer de ovario estadio IV en 2010 y a partir de ahí decidí investigar en la base de publicaciones médicas pub med (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed) la relación cáncer y alimentación para intentar ayudar a mi cuerpo a sanar junto al tratamiento convencional. Tras superar la enfermedad decidí recopilar toda la información que había obtenido en forma de libro para que pudiese ayudar a todas aquellas personas que sufren cáncer o desean prevenirlo a través de la alimentación y los estilos de vida saludables.

– ¿Cómo empezó a estructurar la idea del mismo?

– Conforme recopilaba información tuve claro que tenía que divulgar la información obtenida pues podía ayudar a mucha gente. Para que la información fuese asequible para toda la población decidí escribirlo en un lenguaje sencillo y ameno. Decidí comenzar explicando que es el cáncer y cuáles son los factores que promueven su origen y desarrollo. Si entiendes qué influye en el desarrollo de la enfermedad es más fácil hacer cambios. Por ejemplo, si simplemente te dicen que tomes cúrcuma para prevenir el cáncer, pero no te explican cómo influye la cúrcuma en la enfermedad te va a ser más difícil incorporarla en tu alimentación. Después introduje amplia información sobre alimentación y cáncer, sobre alimentos protectores y alimentos que favorecen la enfermedad, para seguir con técnicas culinarias saludables y materiales de cocina adecuados. Vista la alimentación decidí ir más allá y explorar las emociones del enfermo con cáncer y analizar la relación entre nuestros conflictos no resueltos y la enfermedad. Para finalizar decidí dedicar un capítulo a la oncología integrativa y a todas las terapias naturales que pueden complementar el tratamiento convencional para mejorar la calidad de vida del paciente y potenciar el poder de autosanación

– ¿Qué fue lo más complicado para reunir tantas recetas?

– La falta de tiempo y el exceso de material. Disponía de 2 horas al día para escribir y había tanta información que reunir que me faltaba tiempo material para leer y escribir. Fue un año entero el que dediqué a leer los más de 1000 artículos a los que se hace referencia en el libro. Después tuve que hacer una gran labor de síntesis. Es tanta la información disponible que el libro podía ser tan extenso que resultase una enciclopedia más que un libro divulgativo.

– ¿Quiénes la asesoraron en el desarrollo del mismo?

– Fue una labor autodidacta. Me sirvieron de referencia 2 libros muy buenos sobre cáncer y alimentación como son Anticáncer del Dr. David Servan y Los alimentos contra el cáncer del Dr. Beliveau. Fueron los primeros libros que leí tras diagnosticarme el cáncer, después decidí investigar por mi cuenta en “pub med” que es la base más amplia sobre investigación médica que existe.

– ¿El libro es más prevención de la enfermedad que para la cura?

– Dice el refrán que “más vale prevenir que curar”. La medicina debería hacer especial hincapié en la prevención, dado que la mayoría de enfermedades crónicas se pueden prevenir. 1 de cada 3 cánceres se pueden prevenir con una buena alimentación y 2 de cada 3 siguiendo una alimentación y hábitos de vida saludables. Una vez instaurada la enfermedad la alimentación puede mejorar la calidad de vida y disminuir los efectos secundarios derivados del tratamiento, así como contribuir a la autosanación. De momento no se ha comprobado el poder de la alimentación como tratamiento, solo como coadyuvante. Es difícil plantear ensayos clínicos en los que a un paciente se le administre quimioterapia y a otro alimentación “anticáncer” para observar la evolución de la enfermedad. No entra dentro de los planteamientos de la medicina actual.

– ¿Por qué somos tan pesimistas cuando se nos habla de cáncer?

– Asociamos la palabra cáncer a miedo, sufrimiento y agonía. Tenemos una visión terrible de la enfermedad porque las estadísticas no están a nuestro favor, el 60% de las personas con cáncer fallecen en los 5 primeros años tras el diagnóstico. También hay mucho miedo efectos secundarios derivados del tratamiento convencional. Mucha gente tiene más miedo a la quimioterapia que al propio cáncer.

Tenemos que cambiar esta visión negativa y pensar que nosotros podemos romper las estadísticas y podemos implicarnos y ser parte activa de nuestro proceso.

– ¿Cuál ha sido el mayor logro del libro?

– Saber que estoy aportando luz y esperanza a muchos enfermos. Son muchos los correos-e de agradecimiento y eso me hace sentir muy satisfecha. También me enorgullece saber que la comunidad médica está cambiando a raíz del libro y ya son muchos los oncólogos que recomiendan prestar atención a la alimentación y los estilos de vida durante la enfermedad.

– ¿Tiene intercambio con sus lectores?

– Si, a diario recibo decenas de mensajes con consultas y en la medida de lo posible intento contestarles a todos. Sé que cuando tienes cáncer tienes cientos de dudas y necesitas ayuda, por eso dedico un rato todos los días a contestar correos.

– ¿Cuál es, fundamentalmente, el objetivo del libro?

– Ayudar. Aportar un apoyo al enfermo y a sus familiares. Divulgar la importancia de la alimentación y los estilos de vida para prevenir esta enfermedad tan frecuente en nuestra sociedad.

– ¿Tiene en mente publicar otro libro similar o parecido a este?

– Durante 2014 saldrá a la venta un segundo libro en el que recopilo recetas de cocina anticáncer. En este primero, Mis recetas anticáncer hablo de recetas de vida, de alimentación saludable y emociones anticáncer, pero falta la falta práctica, como llevar el día a día en tu cocina. En el próximo libro habrá recetas para desayunos, almuerzos y meriendas, e incluirá incluso recetas de repostería saludable que harán las delicias de grandes y pequeños.

  Share: