Chocó podría ser Departamento modelo

Por: Uriel Ortiz Soto (*)

Antes de emprender cualquier empresa u actividad en el Departamento de Chocó, lo primero que debe hacerse es erradicar el fantasma de la corrupción. Este problema que está generalizado en toda la Administración Pública de los niveles: Nacional, Departamental y Municipal, injustificadamente, al Chocó le ha tocado la corona de la desgracia y la estigmatización.
Por eso, su nuevo Gobernador, doctor Efrén Palacios, sin hacer caso omiso del problema, está blindando su Administración contra este flagelo, rodeándose de funcionarios con hoja de vida intachable y de reconocida capacidad y eficiencia, para cada cargo dentro de su Administración.
Para lograr el anterior objetivo, se va a implementar un modelo de anticorrupción y antifraude, con el fin de dar mayor seguridad al Gobierno Nacional y a los inversionistas. También es importante que a nivel departamental y municipal, se realice el programa de Gestión de Archivo y Correspondencia de manera técnica y digitalizada, con el fin de conocer el manejo y desarrollo de las administraciones anteriores y detectar cuales fueron las fallas que llevaron a algunos funcionarios a cometer actos indebidos contra la Administración Pública.
En dialogo abierto y sincero con el nuevo Mandatario de los Chocoanos, se ha llegado a la conclusión, que después de lograr los anteriores objetivos, debe procederse a estructurar un Plan de Desarrollo Integral, teniendo en cuenta los recursos naturales y humanos existentes, para luego acudir al mundo financiero para desarrollarlos. Para nadie es un secreto, que son varias las empresas nacionales y multinacionales que tienen su mirada puesta en el Chocó, para el desarrollo de varios proyectos, pero, lamentablemente no existen las suficientes garantías para hacerlo.
¿Cuántas regiones del Universo, quisieran disponer de la prodigiosa ubicación y el invaluable caudal de recursos naturales y humanos, de que dispone este departamento? No se puede seguir en los laberintos de las especulaciones, diciendo que todo es un imposible.
Por estas y muchas otras consideraciones se hace indispensable, que la estructuración del Plan de Desarrollo Integrado, cumpla su objetivo social, dándole participación a las diferentes comunidades, en cumplimiento de los mecanismos de Participación Ciudadana, consagrados en el Artículo: 103 de la Constitución Política, y previa consulta con los residentes en sus respectivos lugares de origen, de conformidad como lo establece la Ley.
Promocionar tan promisorio paraíso y belleza natural, ante los Organismos de Crédito Nacionales e Internacionales, no es nada difícil, simplemente se requiere de: voluntad política y gerencia administrativa, siguiendo las pautas anteriormente señaladas.
Como meta inmediata de la actual administración, se piensa implementar además del Plan de Desarrollo Integrado, el proyecto de conectividad y de alta velocidad, que cobija inicialmente a los Municipios de: Acandí, Alto Baudó, Bajo Baudó, Bahía Solano, Bojayá, Litoral de San Juan, Juradó, Medio Atrato, Nuquí, Xipí y Unguía. Con posteridad será extendido a otras regiones y municipios, según lo explicó su actual Gobernador Efrén Palacios.
En el departamento de Chocó, existen otras fuentes de desarrollo que se encuentran en receso, por falta de gestión administrativa, por lo tanto, es procedente señalarlas, puesto que cada una de ellas, tiene un potencial social para generación de empleos tanto directos como indirectos:
1º- La minería artesanal: no se justifica que los yacimientos auríferos y otros minerales existentes por todo el departamento, estén siendo estigmatizados por el mismo Gobierno Nacional, cuando desde tiempos ancestrales han sido explotados para el sustento de miles de familias. Sobre este rubro bien valdría la pena que el nuevo Mandatario, los organizara, con el fin de buscar su legalización ante el Ministerio de Minas y energía y desde luego instruirlos en la forma de preservar el Medio Ambiente, para que se les expidan las respectivas licencias de funcionamiento.
2º- Desarrollo Agroindustrial: se podría crear las cooperativas agroindustriales, con el fin de buscar la identidad campesina de cada uno de los productos emblemas, lo que conllevaría a generar las Cadenas Productivas y Alianzas estratégicas, para proceder a levantar la ficha técnica, crear el mapa productivo y comprometer compradores nacionales e internacionales. Son muchas las empresas nacionales e internacionales que estarían dispuestas a celebrar convenios de producción a corto y largo plazo, una vez se encuentren organizados.
2º- Desarrollo Pesquero y Acuícola: es otra fuente importante para el desarrollo de Chocó. Lamentablemente en ambos casos, no existen tampoco las infraestructuras necesarias para sacarlas adelante. Sobre los recursos acuícolas existen varias industrias que estarían interesadas en montar embotelladoras de agua para ser exportada vía TLC, a los mercados de los Estados Unidos, Canadá y Europa.
3º- Programas Turísticos y Agroturismo: dada la belleza de sus paisajes, el Chocó debería seguir el ejemplo de los departamentos de Quindío y Risaralda, para organizar proyectos Turísticos y Agroturísticos, todo las posibilidades para promover el Chocó turísticamente están dados, se requiere simplemente programas de divulgación y promoción, con convocatoria de inversionistas y programas de seguridad.
4º- Las Artesanías Chocoanas: la laboriosidad de sus mujeres es bien interesante en varias líneas, lamentablemente los canales de comercialización son muy inestables y la poca continuidad de la producción hace fracasar su permanencia en los mercados.
5º- Casa Fiscal del Chocó en Bogotá, se requiere con suma urgencia que el primer mandatario de los Chocoanos, organice una representación permanente y constante en la Capital de la República, donde cada uno de sus municipios tenga una vitrina de exhibición con sus principales productos y un brochurt de los programas de desarrollo.
Sería bien importante que una vez implementados y divulgados estos proyectos, se proceda a hacer una rueda de inversionistas nacionales y extranjeros en las ciudades de Bogotá y Quibdó.

[email protected]

  Share: