¿En qué invierten sus cesantías los trabajadores colombianos?

Bogotá, Enero 20 de 2013. Cada año los trabajadores colombianos reciben en su cuenta de cesantías un monto equivalente a un salario mensual, que se conoce como cesantías, mecanismo de protección y bienestar para los trabajadores colombianos. Cifras de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos) revelan el comportamiento que ha tenido dicho ahorro y cómo ha contribuido en la vida de sus beneficiarios y el desarrollo de la economía.

Como lo establece la ley, las cesantías pueden utilizarse, principalmente, como mecanismo de protección al trabajador en caso de desvinculación laboral; también en otro tipo de inversiones como la compra, el mejoramiento o la liberación de vivienda así como en pago de educación. A fin de cubrir tales necesidades, los trabajadores han destinado en los últimos diez años $18 billones de su ahorro en cesantías, de los cuales 8% se invirtió en educación, 44% sirvió como cobertura frente a la desvinculación laboral y 48% se destinó a gastos asociados a vivienda, clasificados en un 19% para la compra y 29% para mejoras.

Sin embargo, al observar el comportamiento de los últimos dos años (2012/2013), se evidencia que del total del retiro de las cesantías ($6.2 billones), un 47% se destinó a gastos asociados a vivienda (19% compra y 28% mejora); un 33% para protección del empleado en caso de desvinculación laboral; y un 9% financió estudios del afiliado o su familia.1

¿Quiénes son los beneficiarios de las cesantías y el monto de su ahorro?

Según cifras de Asofondos, a diciembre de 2013, los fondos de cesantías en Colombia reportaron cerca de 6 millones de trabajadores afiliados, 275 mil afiliados más con respecto al mismo mes del año anterior, cuyo ahorro, en dicho periodo, ascendió a $6.7 billones. Dicho incremento refleja el aumento observado en el número de trabajadores formales en el país.

Las cifras de los fondos de cesantías muestran que más del 85% del total de trabajadores afiliados devengan ingresos inferiores a 2 Salarios Mínimos, lo que demuestra que los mayores beneficiarios de esta prestación siguen siendo aquellos trabajadores con menores ingresos, y más importante aún, dicho ahorro les ha permitido contar con una mayor protección y bienestar.

  Share: