Policía Azul para Bogotá

Por: Edward Rodríguez.—

La prioridad para Bogotá es la seguridad, existe un miedo generalizado, le tememos a los parches que hoy mandan en los diferentes barrios; no dejamos que nuestros niños vayan a los parques porque los drogadictos se los han tomado, y las  llamadas “ollas” o centros de expendios se encuentran en cualquiera de nuestras localidades.

Además, 236.000 celulares fueron reportados como robados y nos da pánico sacar el celular en la calle. A esto, hay que sumarle la acción delictiva llamada como  “cosquilleo” en Transmilenio, los dueños de las pequeñas tiendas son extorsionados, los  atracan y en muchas ocasiones los asesinan.

Estamos tan paranoicos con la inseguridad en nuestra ciudad  que tanto el taxista como el pasajero tiene miedo de ser robados o secuestrados, en fin, hay un sin número de problemáticas que produce un miedo generalizado en Bogotá.

El panorama con base en el Informe del Observatorio Seguridad Bogotá, Cámara de Comercio periodo comprendido entre enero y junio de 2013, señala que en Bogotá:

Delitos de alto impacto:

Hurto a personas: 8.118 casos, en promedio, 45 atracos por día. Kennedy, Suba y Chapinero, las localidades más afectadas.

–       Atraco 35%

–      Raponazo 11%.

Hurto a establecimientos: 1.343 casos. 7 por día. Suba, Usaquén, Engativá y Antonio Nariño. Las localidades más afectadas.

Modalidades: acceso violento, descuido y atraco.

Hurto a residencias: 1525 casos. Ocho al día.  Localidades de Suba, Usaquén y Kennedy, las  más afectadas.

Modalidades: violación de cerraduras, acceso violento, descuido, atraco, llamada millonaria, suplantación de autoridad.

 

Hurto automotores: 1.874 casos. 10 por día. Kennedy, Engativá y Suba, las más afectadas.

Modalidades: halado en un 85% y atraco 12% Llave maestra, arma de fuego y escopolamina. (Castilla).

A todo esto según cifras de la Policía Metropolitana, son aproximadamente 20.000 los miembros designados a la ciudad, divididos en 3 turnos y de estos el 40% cumplen funciones administrativas y por especialidades: Transmilenio, Infancia y Adolescencia, Fuerza Disponible, Sijin e Inteligencia.

Cuando hay eventos como partidos de fútbol, conciertos o las famosas marchas, destinan  entre 1000 a 2000 hombres, o mayor número para la logística.

Bogotá cuenta como mínimo en la actualidad entre 8 y 9 millones de habitantes; aunque el censo 2005- 2010 señalaba la cifra de 7.363.782 habitantes.

Según la Policía Metropolitana, el pie de fuerza de Bogotá esta sobre los 20 mil uniformados, contando con cerca de 2 mil auxiliares bachilleres.

¿Qué hacer?

La razón de ser de la policía jurídicamente y por la que se promueve en el mundo es que es una fuerza civil armada, que se encarga de solucionar los problemas de los ciudadanos y velar por la seguridad. Por ello esta debe ser un compromiso de todos, del Gobierno Nacional, del Alcalde Mayor y de los Alcaldes Locales, pero como vemos no hay un pie de fuerza suficiente para combatir la delincuencia, y algunos de estos miembros están mas pendientes de su superior jerárquico para ascender y que no los castiguen enviándolos a al Cauca. Falta un policía profesional, que recobre la confianza y respeto de la ciudadanía. Que vea la policía como su vocación de servicio.

Por eso creo conveniente tres armas fundamentales.

  • Creación de la Policía del Distrito o los famosos Policías Azules que vemos en películas combatiendo el crimen en Nueva York. Sólo que esta complementaria a nuestra actual policía e incrementaría el pie de fuerza. Esta entidad dependería directamente del Alcalde Mayor y de los Alcaldes Locales, que deben ser los encargados de combatir la delincuencia en los barrios y en las calles. Debe ser financiada por el distrito y se lograría modificando el en Congreso el Estatuto Orgánico de Bogotá. Esta iniciativa exige la participación directa del ciudadano, por eso a partir del 10 de marzo los miembros del Centro Democrático entraremos en el diálogo popular para escuchar las iniciativas, propuestas, objeciones y de más temas pertinentes a la conformación de la Policía Azul de Bogotá.

 

  1. Revivir la ley de pequeñas causas, que permite que el robo de celulares se juzgué en las localidades. Que exista cárcel y multas efectivas para estos delincuentes. Vamos a combatir la impunidad de atracos y robos de celulares.
  2. Que estos policías sean más preventivos que reactivos, que sean apoyo en la educación completaría con cultura y deporte, unos policías de diferentes profesiones que ayuden a generar confianza y combatir el crimen!

 

  Share: