Elecciones bajo sospecha

Por: Ricardo Galán.—

Al reconocer que sus cuentas de correo electrónico privadas fueron violadas y pronosticar que algunos de sus mensajes enviados y recibidos muy probablemente serán utilizados en su contra, el Presidente Juan Manuel Santos puso el dedo en la llaga de la actual temporada electoral.

Tenemos una campaña con más escándalos que propuestas. Vamos a tener unas elecciones bajo sospecha.

Ya estamos en eso. Todos los días filtran apartes de presuntos testimonios de delincuentes interesados en obtener beneficios judiciales sin verificar su veracidad y contexto. Se publican investigaciones de ONG´s que la audiencia da por ciertas y serias sin mayor cuestionamiento o análisis.

A dos semanas de las elecciones se anuncian libros con “grandes revelaciones” que resultan ser refritos tomados de medios de comunicación y encadenados a gusto y conveniencia de sus autores y cuya veracidad nadie comprobó.

Todos los días se filtra a los medios expedientes completos de procesos penales y disciplinarios. Se anuncian capturas para los días previos a las elecciones con la evidente intención de perjudicar a familiares de los detenidos o sus partidos políticos.

Y todo con la cada vez más evidente complicidad de procuradores, fiscales, jueces y magistrados integrantes de un poder judicial politizado y corrompido como nunca antes en la historia de Colombia.

Algunas campañas utilizan inagotables arsenales de acusaciones, amañadas o no, que buscan minar la credibilidad y confianza de los electores en sus rivales de hoy que fueron sus aliados de ayer y que, al final del día, terminarán perjudicándolos a todos.

Son tantas las denuncias y se suceden tan rápidamente unas a otras que el ciudadano apenas escucha. Mucho menos entiende. Pero generan una profunda desconfianza frente a partidos políticos y candidatos. 

Aturdidos los electores optan por no votar, como ha ocurrido en elecciones anteriores o por votar masivamente en blanco, como parece que va a ocurrir en este año según las últimas encuestas.

El Presidente Santos advierte que algunas de las cosas que dirán en su contra no ameritarán respuesta. Ojalá medios y periodistas sigamos el ejemplo y no nos prestemos para el juego sucio de candidatos sin ideas.

Los medios y los electores debemos exigir más ideas que escándalos. Si no aparecen, el voto en blanco es una buena alternativa.

 

  Share: