Insípida derrota

Por: Alberto Díaz.–

Un marco azul en el firmamento y en las tribunas y un sentido homenaje a Falcao hacían presagiar la fiesta en El Campín. Así no fue, el debut soñado tendrá que esperar. Millonarios inició su propuesta ofensiva en el primer tiempo pero se fue apagando, los aseguradores montaron dos líneas defensivas bien definidas y contragolpearon a su antojo, complicaron al local y lo bloquearon. La presencia de Vásquez (perdido y desconocido) y Agudelo (imberbe e inexperto) dejaban dudas en el campo. Extraño para la hinchada azul el esquema planteado de tres defensas en el fondo sin el apoyo constante de los volantes laterales y dejando espacios aprovechados por el rival. De un error en la salida surgió el gol visitante (mortífero contragolpe) que cayó como baldado de agua.

Para el segundo tiempo, el cuadro azul intenta desequilibrar con pocas opciones claras. El equipo no mostró sorpresa, por momentos lento y sin alternativas para llegar por las bandas. Equidad hizo su negocio, quemando tiempo y desesperando al rival. Los jueces de línea aplicaban la norma del fuera de lugar de manera inexplicable. Asprilla ni fu ni fa, nadie entiende porqué no entró Leudo o Ganiza o porqué no estuvo Anderson Plata. Fabián Vargas, Dayro, Mayer y Robayo intentaron desequilibrar sin suerte alguna. En la defensa Henríquez estuvo acertado, Cadavid y Ochoa no tanto, les falta fútbol y ganas.

Esperamos para los próximos partidos el regreso de Román Torres y la entrada de los sonados “refuerzos” donde la mano del técnico aparezca y sepamos a qué jugamos.

Albiazul saludo.

  Share: