Feliz cumpleaños, hijo

Por: Alberto Díaz.–

Solo pudimos colocarle dos “velitas” a tu ponqué, porque los postes y la mala puntería no permitieron aumentar la cantidad. Fiesta azul en las tribunas, unos treinta mil delirantes hinchas. Millonarios proponía adelante mientras su rival con dos líneas defensivas se echó en la cueva. Candelo, fiel a su estilo metiendo pases profundos y regaló un “palazo” que lamentablemente no entró, M´Bami fuerza y entrega y claro en el pase preciso a sus compañeros, Vásquez enchufado y atento abrió el marcador con tremendo “globito” a Zapata. El dominio se hizo alterno y con varias llegadas importantes se le perdonó la vida a los cardenales. Vargas y Robayo constante apoyo, Henríquez algo flojo al principio corrigió después.

Para la segunda parte, un descuido tempranero de Cadavid permitió el empate visitante. Dayro se veía solo y no le llegaba el balón. Imprecisiones en la entrega y el rival enredando el partido, quemando tiempo e intentando llegar por todos lados. Sobre los minutos finales, Delgado nos regaló una joya de gol de tiro libre y una tapadota que pagó la boleta. Resultado justo, por lo hecho en la cancha por los jugadores embajadores.

Feliz cumpleaños hijo, 109 veces papá.

Arbitraje perverso, sinvergüenza, concierto de pito al local y arrinconándolo por las malaas en propia área, sin derecho a protestar.

Albiazul saludo.

  Share: