Alcalde (e) Rafael Pardo propone 12 medidas para mejorar movilidad en Bogotá

Bogotá. Mar 25/14. El Alcalde (e) Pardo hizo un llamado a las entidades públicas y privadas para que exploren la posible aplicación de esta medida modificando los horarios de inicio de actividades de 6:00 am, o en su defecto en el horario de 9:30 a.m. Para lo cual dirigirá una carta a Secretarías del Distrito, Ministerios y Entidades del Gobierno Nacional, Universidades y Colegios.
El segundo punto es la intervención de 23 puntos críticos en intersecciones, lo que implicaría llevar a cabo: obras de señalización, demarcación de carriles y cebras; presencia de Policía de Tránsito y  Grupo Guía de Movilidad; adecuaciones geométricas  menores en infraestructura que eventualmente podría incluir semaforización; y obras de bajo costo y alto impacto.
El tercer punto es la revisión de las zonas de intervención de movilidad, las cuales son la calle 13 con carrera 30, esta zona cuenta con un programa especial y tendrá Intervención inmediata a partir del día de mañana, 26 de marzo con  presencia de la policía de tránsito, grupo guía y pedagogía.
Así mismo, se hará intervención en la zona de la calle 82 hasta la calle 100 entre la Autopista Norte y la carrera 7ª; la calle 80 con Avenida Ciudad de Cali; y la Autopista Norte desde la calle 100 hasta la calle 220. Para estas zonas se hizo un estudio que será entregado el viernes 28 de marzo, que permitirá definir las medidas para su intervención, las cuales serían implementadas el día lunes 31 de marzo.
El cuarto punto es la intervención a 70 intersecciones de Transmilenio donde habrá presencia policial, de autoridades de Transmilenio y de Movilidad, con el objetivo de facilitar el tránsito vehicular en aquellas zonas que generan congestión y bloqueo del tránsito mixto.
El quinto punto es la revisión geométrica de la calle 100, carrera 68, calle 80, Autopista Norte y la Ciudad de Cali. Esto con el fin de ampliar la capacidad en algunos corredores de la ciudad se plantea revisar los anchos de carril actuales de algunos corredores y definir aquellos donde se pueda reconfigurar los anchos para lograr un carril adicional, sin impactar las condiciones de velocidad ni seguridad vial.
El sexto punto es el análisis de contraflujos y corredores alternos. Se evaluará técnicamente la implementación de reversibles como el de la carrera 7ª  en otros corredores tales como la Avenida Primero de Mayo, Av. Américas, calle 26, calle 68 y calle 80. Este análisis debe estar listo el 7 de abril.
El séptimo punto son los programas experimentales para el manejo de motos en intersecciones que son el carril exclusivo para motos o una  línea adelantada para despeje de motos entre la cebra y donde los carros esperan el semáforo, para mejorar la seguridad de los motociclistas.
Octavo, la operación de Transporte Intermunicipal. Como medida de intervención inmediata se ejercerá control sobre el transporte intermunicipal de media y larga distancia para que no recojan pasajeros durante el recorrido en la ciudad, reduciendo el impacto sobre la movilidad.
De igual manera, para que se cumplan los paraderos de ascenso y descenso de pasajeros para los intermunicipales de corta distancia. Para esto, se incrementará el control de la Policía de Tránsito.
Noveno, en coordinación con la Alcaldía de Soacha se van a analizar los efectos del Transmilenio y el Sistema Integrado de Transporte – SITP- con el transporte colectivo tradicional; que está causando una serie de problemas que son necesarios abordar para mejorar la movilidad en este sector.
Décimo, la creación de un Centro de Control de Tráfico, como proyecto de mediano plazo. Hoy existen varios de estos centros: el de Transmilenio, el de la Policía Nacional y otros de la Secretaría de Movilidad para semaforización. Se está generando un proyecto entre la Secretaría de Movilidad y la Empresa de Teléfonos de Bogotá para integrar un solo Centro Inteligente de Control de Tráfico.
Once,  se plantea a la ciudadanía la posibilidad de retornar a la medida de pico y placa todo el día, con el fin de mejorar la velocidad en hora valle, mejorando indicadores de actores como el transporte de carga, rutas escolares. Además de preparar a la ciudad para el inicio de obras de alto impacto que necesariamente van a afectar el tráfico de la ciudad.
Por último, la Policía Nacional dispondrá de un helicóptero permanente para el seguimiento, vigilancia y control del tráfico en horas pico. Esto permitirá coordinar con los centros de control y actuar de manera inmediata a las problemáticas de tráfico que se presenten en la ciudad.
  Share: