Ana Martha de Pizarro el Motor del XIV Festival Iberoamericano de Teatro

Bogotá, 24 de Marzo ­_RAM_ Entre el 4 y el 20 de abril de 2014 se realizará el XIV Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá (FITB). Con Brasil como país invitado de honor, el festival promete obras de circo, cabaret y musicales, así como espectáculos de gran formato, danza, infantiles y clásicos.

“Reconocidos directores, las grandes compañías, las propuestas más innovadoras y mucho, mucho teatro caracterizan a esta nueva versión”, dice el Teatro Nacional sobre el festival que tiene el lema “Todos tenemos que ver” y que estrena imagen “donde prima el rojo pasión, de fiesta, amor y alegría”.

Como invitado de honor, Brasil estará representado con una delegación de 7 obras de sala, una batucada, otras de calle y el gran concierto. La obra encargada de inaugurar el evento es el musical “Gonzagão, la leyenda”, que dará paso a la presentación de “La dama del mar” de Bob Wilson con adaptación de Susan Sontag; “Maravilloso”, “Till, la saga de un héroe muerto”, “El jardín”, “Toda desnudez será castigada”, del laureado director Antunes Filho; y “Amores sordos”, conforman la muestra teatral de este país. Además, la comparsa del Carnaval de Río, “Os Negões”, será la encargada de abrir el desfile inaugurar y presentar un concierto en la Plaza de Bolívar.

En esta edición, obras monumentales de Alemania, España, Argentina, Corea del Sur, Suiza y Francia buscarán sorprender al público con súper producciones en las que el talento y el arte tendrán como complemento la precisión, la tecnología y la imaginación.

En esta edición del Festival Iberoamericano participarán 26 países y Brasil es el invitado de honor.

Alrededor de 300 funciones en sala y 1.200 artistas protagonizarán obras de 26 países de los cinco continentes: 40 obras internacionales de sala, 30 compañías colombianas en sala, tres coproducciones, 23 grupos de teatro de calle y 24 eventos académicos se podrán ver en 18 salas, 15 parques metropolitanos y cuatro espacios no convencionales.

Montajes de distintas partes del mundo como el circo contemporáneo “La Veritá” de Danielle Finzi Pasca, que tiene entre sus sorpresas un telón original de Dalí; el cabaret “Limbo”, de Strut & Fret, de Australia (los mismos de “Cantina”); el Ballet Flamenco de Cecilia Gómez que regresa para presentar “Cupaima, Homenaje a Chavela Vargas”; el tango aéreo de la compañía argentina Brenda Angiel Aerial Danza que presentará “8cho”; de Finlandia la WHS trae el impactante montaje multimedia “Partir”, Islandia presentará un novedoso “Romeo y Julieta” de la compañía Vestuport y el grupo Carte Blanche de Noruega traerá la imponente “Corps de Walk”.

Reconocidos directores como Shen Wei quien representando a Estados Unidos traerá la sensual obra de danza “Folding/ Consagración de Primavera”; Wajdi Mouawad (el mismo autor de “Incendios”), vendrá actuando y dirigiendo la contemporánea pieza francesa “Solos”; el español Lluis Pasqual llega con “El caballero de Olmedo”; el inglés Declan Donnellan vuelve a unirse con el Festival Chejov de Moscú para presentarnos “La Tempestad”; Tomaz Pandur hará vibrar nuevamente con “Medea”; el controversial coreano Lee Youn Taek traerá “Bodas de sangre” y Peter J. Wilson llegará con “El niño dragó”, un gran montaje de la Chinesse Children ArtsTheatre, para toda la familia.

Además grandes estrellas internacionales como los argentinos Cecilia Roth y Darío Grandinetti, harán delirar al público con “Una relación pornográfica” y grandes compañías como el Thalia Theatre de Alemania; la Needcompany de Bélgica; el Teatro Lliure de Barcelona, el Teatro Chaillot de Francia, el Gecko Theater de Inglaterra, el Teatro Cinema de Chile y la Handspring Puppet Company de Sudáfrica, quien dará que hablar con su versión e “Ubú y la comisión de la verdad” interpretada por marionetas gigantes.

América Latina estará representada, además de Brasil, por Argentina, Chile, Perú, México y Venezuela. Colombia hará parte de este encuentro teatral con 30 grupos de sala y 15 de calle, además de las tres coproducciones “La voz” de Víctor Quesada, de Exiliados Teatro; “Matando el tiempo”, de Jorge Hugo Marín, de La maldita vanidad, y “El último de los Átridas” de Mapa Teatro.

Por séptima ocasión vuelve VIA, la Ventana Internacional de las Artes escénicas, creada por el FITB que para esta versión contará con la gestión de Ciculart/RedLat Colombia. Y como un evento de lujo, en el marco del XIV FITB, se realizará por primera vez en Latinoamérica ISPA: International Society for the Performance Arts, el encuentro más prestigioso de gestores de los teatros y eventos más poderosos de las artes escénicas. Talleres, clases magistrales, conferencias y encuentros con directores, dramaturgos y artistas conformarán los eventos especiales organizados por La Escuela del Festival, que para esta ocasión ha organizado en simultánea el I Encuentro de Nuevas Dramaturgias y un Seminario de Pirotecnia y Música.

Cecilia Roth y familiares de Chaplin

Cecilia Roth, destacada actriz argentino-española, será una de las celebridades del mundo de las tablas que asistirán al XIV Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, a realizarse entre el 4 y el 20 de Abril.

La lista de personalidades también la integran una hija y una nieta de Charles Chaplin. Se trata de su hija Victoria Thierrée-Chaplin quien además es nieta del Premio Nobel de Literatura  Eugene O’Neill. Victoria está a cargo de la dirección pero además es la autora de la misma y en el elenco de actores que guía está su hija Aurélia Thierrée quien desde muy pequeña colaboró con su madre y su padre Jean Baptiste Thierrée en los espectáculos pioneros de Nuevo Circo, Le Cirque Imaginaire y Le Cirque Invisible en la década del 70.

También llega por primera vez a Colombia Wadji Mouawad, el prestigioso escritor, actor y director libano-canadiense, autor del guión de la película “Incendios”, que fue nominada al Premio Oscar 2011. Mouawad. Vendrá de la mano del Teatro Nacional de Chaillot, de París, para presentarnos “Solos”, obra multimedia que escribió, dirigió y protagoniza y en donde hace un homenaje a la creación, a Robert Lepage, a Pollock y a todos sus grandes referentes de las artes. El también concederá un encuentro con el público dentro de la programación de La Escuela del Festival.

Llega desde España la vida de Chavela Vargas, a cargo de la bailaora gaditana Cecilia Gómez y su Compañía de Ballet Flamenco. Bajo el título de “Cupaima”, nombre chamán de Chavela, este montaje lleno de color y exquisitas composiciones musicales se creó con la aprobación de la misma Chavela, cuando Cecilia Gómez fue a México y le expuso su idea de montar un espectáculo sobre su vida. Un espectáculo que promete ser un  cálido y sincero homenaje expresado desde la danza, el cante y el duende de seis bailarines y seis músicos en escena.

Desde México y como protagonista de la obra “Cuarteto” del dramaturgo alemán Heiner Müller, llega Itati Cantoral Zucchi, prestigiosa actriz mexicana con gran trayectoria en el cine, el teatro y la televisión mexicana con novelas de renombre internacional como “La Madrastra” y “María la del Barrio”. La actriz tocará las fibras más profundas del público con una cruda interpretación de La Marquesa de Merteuil, de la legendaria novela “Las amistades peligrosas”. Esta nueva versión teatral cuenta con traducción del escritor Juan Villoro y la dirección de Alejandro Velis. Aquí, Itatí estará acompañada del actor David Hevia, para representar la historia de los dos amantes que se retan en un juego de erotismo, poder, celos y muerte.

Mucho se ha hablado de Ana Marta de Pizarro, mucho se ha escrito, mucho se ha escuchado y mucho se ha visto, ha concedido entrevistas a diferentes medios de comunicación y esto con el fin de ser esa relacionista pública y promotora del Festival Iberoamericano de Teatro, para lo que fue contactada por la fundadora del evento, la desaparecida actriz Fanny Mickey.

Se ha dicho y es la verdad que Fanny fue el alma del Festival, pero el motor sin lugar a dudas fue y sigue siendo Ana Marta de Pizarro, quien a pesar de pertenecer a una clase alta, quiso conocer en carne propia, lo que era no tener dinero y de esa manera acercarse a las diferentes clases sociales del país y del mundo.

Es orgullosa cuando habla de sus épocas de rebeldía, cuando formó parte de la juventud comunista y de ahora ser la esposa feliz de un sobrino de un guerrillero del M-19, pero lo del teatro le ha podido más, ha trabajado las 24 horas, de los 30 días de los doce meses del año, para lograr que la versión que se acerca del Festival que es la número 14 sea un verdadero éxito.

No se queja, porque la situación sea difícil, es una mujer agradecida, y recuerda que la ley de espectáculos públicos le ha ayudado mucho para el Festival, aunque fuera más importante si se contara con una ayuda oficial tanto a nivel nacional como local para esta clase de eventos, los que sirven, según ella, para mantener a la gente ocupada en cosas importantes y que deja aspiraciones y proyectos para un futuro.

Es clara al decir que en las dos semanas del Festival se beneficia el comercio y en especial los restaurantes y establecimientos, que tienen que ver con asunto de comida, porque no hay nada más importante y agradable, que después de ver una buena función salir a degustar un buen plato.

Conseguir que las compañías de Teatro cumplan esta cita en la Capital Colombiana no es asunto fácil, hay que hacer muchos contactos, dedicar mucho tiempo y hacer que la gente sea consciente, no de la importancia sino de lo bueno que es estar en esta clase de eventos internacionales, los que traen beneficios tanto para quienes los ven, como para los que las presentan.

El Festival no deja dinero, se sostiene y para poder cumplir con los gastos durante el tiempo de preparación se hacen espectáculos, como clausuras de eventos deportivos y festividades en las diferentes ciudades del país. El trabajo es fuerte, pero se aprende a amar al teatro y a sacar el evento adelante.

Ana Marta espera, que esta nueva versión del Festival Iberoamericano de Teatro, sea un verdadero éxito y que si fue capaz de cumplir con el reto de hace dos años, cuando ya no estaba Fanny Mickey, esto pueda dar lo que siempre esperan, el éxito total y excelentes resultados.

La directora del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá recrea y sueña con nuevos mundos.

Hay algo que la directora del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá se goza más que el teatro o que sus viajes en los que busca nuevas obras para traer a la ciudad: la cocina.

Ana Marta de Pizarro cocina todas las noches para ella y su esposo. Pero además, mientras lo hace, planea, arma y desbarata uno de los festivales de teatro más importantes del mundo. Es muy raro que en su casa se coma algo que ella no haya preparado.

Ana Marta recordó que cuando era directora del Teatro Jorge Eliécer Gaitán conoció a su gran amiga Fanny.

“Era un momento muy difícil en la Alcaldía de Bogotá porque cualquier cosa que uno pretendía hacer terminaba en que era un posible peculado técnico. En ese momento no había mucho dinero y fui a proponerle a Fanny que lleváramos las obras más importantes del último año al Jorge Eliécer a precios populares. Ahí empecé a hacerme muy amiga de ella”, afirmó.

“Después me cansé, no seguí trabajado allí. Tres meses después de haber renunciado me la encontré en la calle y me propuso trabajar con ella. No solo era la gran amiga, durante 14 años almorcé con ella de lunes a viernes “, agregó.

Esta antropóloga que pasaba tiempo completo con Fanny también llegó a compartir, por casualidad, el estilista, que a una le pintaba el pelo de rojo y otra de azul.

“He tratado siempre de dejar claro en estos cinco años que yo no la reemplazo. Estamos desarrollando un proyecto que era de ella. Cuando hay cambios, estoy absolutamente segura, de que ella también los hubiera hecho”, enfatizó.

Ana Marta lamentó que tras la muerte de Fanny hubo divisiones por ciertas diferencias en la Junta Directiva del festival y reconoció que fue difícil darse cuenta que sus compañeros ya no la apoyaban. “A veces les es difícil aceptar que un compañero empiece a ser jefe”.

Por último, esta antioqueña de corazón explicó por qué es tan complicado apostarle a la cultura en Colombia. “Es increíble que con un festival de esta naturaleza, que tiene ese renombre internacional, tengamos que estar pasando cada dos años el sombrero para que echen la moderna. El 50% del Festival viene de la taquilla, es duro pero muy importante”, puntualizó.

Esta bogotana, que a la vez tiene el alma paisa debido a su crianza, explicó por qué estudio antropología y cómo se unió a su esposo Juan Antonio Pizarro, sobrino de Carlos Pizarro Leongómez, quien fue el máximo comandante del Movimiento 19 de abril (M-19) entre 1986 y 1990, y que luego fue asesinado por las Autodefensas Unidas de Colombia.

“Yo creía que era genio y quería hablar de muchas cosas. Creí que la antropología era el camino”, dijo Pizarro quien al mismo tiempo aseguró que fue consecuente con su pensamiento de izquierda.

“Fui militante del partido comunista 10 años. Mi papá era un militante liberal muy fuerte y había alguna cosa política en la casa. No estuve en el monte por cobarde. En ese tiempo la guerrilla era distinta, no atacaba a la gente ni tenía relación con el narcotráfico. Era una izquierda distinta, nos sentíamos salvadores del mundo”, manifestó.

Ana Marta, quien se considera un ser fresco y tranquilo, reiteró que su lucha en Colombia siempre ha sido pelear por causas pequeñas, y entre ellas está el mantener un espacio de cultura en el país.

“Alguna vez alguien me dijo que era pequeña burguesa y le dije que sí, yo no me hice comunista para comer mierda. Yo quiero que la gente viva como vivo yo. Ahí conocí a Juan Antonio”, recordó la excéntrica madre de Mateo y Manuela.

¿Por qué Brasil país invitado?

Brasil está de moda por el Mundial, pero también por su cultura. Cuando nosotros le presentamos la propuesta a la embajada de ese país ellos pidieron el aval de su Gobierno y nos lo dieron de inmediato, porque ellos quieren que se les reconozca no solo por el fútbol y sus garotas, sino también por su rica cultura.

¿Atractivos que ofrecerá ese país?

Son siete obras teatrales y una  batucada. Entre ellos, el dramaturgo y director Antunes Filho, considerado el padre del teatro moderno de Brasil. Por primera vez estará en Colombia con la obra ‘Toda desnudez será castigada’. También llega la compañía Sesc con la obra ‘La dama del mar’, basada en el texto de Henrik Ibsen, con adaptación de Susan Sontag y dirigida por el norteamericano Bob Wilson. El Festival se abrirá el 4 de abril con el musical ‘Gonzagao, la leyenda’, dirigida por Luiz Gonzaga, gran figura del forro, género musical del Brasil. También estará la comparsa del Carnaval de Río, ‘Os Negões’ y el espectáculo ‘Maravilloso’, de la Compañía Paulo Verlings, entre otros.

¿Cuánto cuesta hacer el Festival?

En lugar de decirle cuánto cuesta mejor le explico cómo está compuesto el presupuesto del Festival, que ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación, porque es de todos los colombianos. Entre el Gobierno Distrital de Bogotá y la Nación hay un 18%, 25% corresponde a patrocinio de la empresa privada; un 8% de cooperación internacional y el resto, que es más o menos el 50%, se basa en la taquilla.

¿Y funciona esa estructura financiera?

El Festival tiene unas características extrañas, no es común que un evento de este tipo se haga en una ciudad tan grande, es un poco extraño para un evento de esta categoría. Tampoco que sea una entidad de carácter privado la que lo gestione. Estas condiciones financieras nos dan una independencia y a la vez una gran responsabilidad por traer cada vez mejores espectáculos que sorprendan al público.

Esta versión presentará tres grandes coproducciones…

Sí, este capítulo lo denominamos el Festival Creador. La compañía Exilia2 nos presentará su obra ‘Voz’, una comedia negra escrita por el joven dramaturgo y director Víctor Quesada. Mapa Teatro, que celebra 30 años de trayectoria, presentará ‘Los incontados’, dirigida por Heidi y Rolf Abderhalden. Y la tercera obra será ‘Matando el tiempo’, del grupo La Maldita Vanidad, del dramaturgo y director Jorge Hugo Marín, otro de los jóvenes valores de la escena en el país.

¿Por qué hay tantos grupos bogotanos en la muestra nacional?

Pensamos que en Bogotá, en particular, se está viviendo una especie de primavera teatral y el Festival estaba en mora de hacer ese reconocimiento. En total, este año participan 39 compañías nacionales, entre ellas ‘El laboratorio escénico de Univalle’, de Cali, que trae el ‘Coloquio de los perros’, de Miguel de Cervantes Saavedra.

¿Ha impactado el Festival al movimiento teatral del país?

Cuando Fanny Mikey comenzó a hacer el Festival, una de sus preocupaciones era la falta de dramaturgos y de grupos. En este momento hay en el país una generación de escritores y de propuestas escénicas de gran calidad y variados estilos. En esto han contribuido no solo la formación de públicos, sino también espacios como La Escuela del Festival, con su rica programación académica, y la Ventana Internacional de las artes, VIA, para que los grupos locales accedan a circuitos internacionales. Creo que si estuviera Fanny estaría orgullosa de todo lo que ha crecido el teatro en el país.

Imperdibles del Festival.

Por ejemplo, llega una versión musical de ‘Woyzeck’, de Hamburg Thalia Theatre, de Alemania, recreada al estilo de un gran cabaret. La compañía de circo contemporáneo de Finzi Pasca, trae en su obra ‘La Veritá’, un telón pintado por Salvador Dalí; mientras que el director coreano Lee Youn Taek regresa al Festival con una maravillosa versión en gran formato de ‘Bodas de sangre’ de García Lorca.

¿Por qué no se puede perder el FITB?

Porque es el certamen que en el imaginario colectivo se ha convertido en el Carnaval de Bogotá, la única capital de América Latina que no tiene este tipo de celebraciones y porque es una fiesta que incluye a todos los colombianos.

 

  Share: