Elecciones parlamentarias 2014 Vs. 2010 ¿Qué hay de nuevo?

Por: Yann Basset (*)

Bogotá, 10 de Marzo _RAM_ Contrariamente a lo que ocurrió en 2010, la Registraduría entregó ayer los resultados de las elecciones legislativas en un tiempo prudencial. Con más de 98% de las mesas informadas, podemos hacer un primer balance en términos de votos y curules por partido, que es poco susceptible de variar.

Este informe no tiene otra pretensión que presentar los resultados en una forma amable y rigurosa. Se concentra en los datos a nivel de partido. Analizaremos en una futura oportunidad los datos de voto preferente, que son todavía susceptibles de cambiar marginalmente.

El Senado

A nivel de Senado, los resultados en términos de porcentaje de votos pueden ser visualizados en el siguiente gráfico:

Resultados de las elecciones al Senado 2014 Vs 2010

 GRAFICO SENADO 2014 VS. 2010

Para cada partido, las barras de la derecha representan el porcentaje de votos válidos obtenido en 2014, comparado con el mismo dato en 2010 (la barra de la izquierda, con transparencia). La gran novedad es por supuesto la irrupción del Centro Democrático que obtiene ahora el segundo puesto con un 17,07% de los votos. Quita votos a casi todos los otros partidos, en particular al partido de la U (que conserva por poco el primer puesto), al Partido Conservador y a Opción Ciudadana (antiguo PIN). El Partido Liberal resiste un poco mejor, aunque no tanto como sus miembros esperaban, y Cambio Radical es el único partido de la coalición gubernamental en progresar en nivel de votos. En cuanto a la izquierda, el Polo Democrático sufre una nueva caída mientras que la Alianza Verde, en su nueva configuración1, logra mantener el nivel de voto del antiguo Partido Verde. El movimiento MIRA es castigado por el nuevo umbral a 3% y deja el Senado.

Nótese que la categoría “otros”, que agrupaba varias fuerzas menores en 2010, casi se queda sin votos en 2014 (queda reducida esencialmente a los votos de la circunscripción especial indígena2 , que no contamos aparte, como lo hace la Registraduría).

Esto muestra una consolidación del sistema partidista colombiano en torno a cuatro partidos grandes (la U, el Centro Democrático, el Conservador y el Liberal), uno intermediario (Cambio Radical), y tres pequeños (Alianza Verde, Polo Democrático Alternativo y Opción Ciudadana).

Vale la pena anotar que si bien el voto en blanco subió de 4,14% a 7,39%, dicho aumento dista de ser tan espectacular como lo auguraban las encuestas y los debates al respecto.

La abstención, por su parte, aumenta ligeramente, manteniéndose a niveles muy altos.

Es importante anotar también que a pesar del nuevo diseño del tarjetón, que buscaba hacer el voto más sencillo e intuitivo, el porcentaje de votos nulos (en buena medida debido a la incomprensión del tarjetón por parte del votante) no bajó de manera espectacular.

Con estos resultados, la repartición de las curules en el Senado queda como se expone en el gráfico siguiente:

GRAFICO2

 

Composición del Senado por partido 2010 Vs 2014

La coalición de gobierno dominaba 73,5% de las curules del Congreso saliente.

Ahora, su peso baja a 46% (47 Senadores) si no contamos en ella al Partido Conservador, y

 1 No sobra recordar que este partido se recompuso por la ‘alianza’ entre el antiguo Partido Verde y el Movimiento Progresistas, antigua escisión del Polo Democrático Alternativo.

2 Tampoco sobra recordar que en las elecciones al Senado se compite por 100 curules en circunscripción nacional, y dos curules más para partidos y movimientos representativos de los pueblos indígenas. 64,7% (66 Senadores) si lo contamos dentro. Por esta razón, la vuelta del partido conservador a la coalición de gobierno se convierte en un interés vital si éste desea asegurar una mayoría estable. El gobierno se verá confrontado a una doble oposición, ya no sólo desde su izquierda (con el PDA y la Alianza Verde), que de hecho pierde senadores, sino sobre todo desde su derecha con el Centro Democrático.

El CD no tendrá el peso suficiente para bloquear los proyectos del gobierno, aun si lograse arrastrar en su dinámica a los senadores de Opción Ciudadana y los conservadores. Sin embargo, ya tiene una bancada unida y coherente, y su comportamiento más allá del tema de la paz será un elemento muy interesante para observar.

Cámara de Representantes

Los resultados a la Cámara no son fundamentalmente distintos, pero los cambios frente a hace cuatro años se presentan en forma atenuada:

CAMARA1

Resultados de las elecciones a la Cámara de Representantes 2010 vs 2014

 El Centro Democrático obtiene un porcentaje menor de votos en comparación con el Senado, pero considerando que allí no estaba tan directamente arrastrado por la presencia de Álvaro Uribe, esto no deja de ser llamativo. Por otra parte, el descenso del partido de la U y del Partido Conservador le permite al Partido Liberal avanzar al segundo puesto. También es marcada la recuperación de Cambio Radical y en menor medida de la Alianza Verde que había obtenido resultados marginales a la Cámara en 2010.

Podemos destacar también una mejor eficacia del tarjetón en cuanto a la reducción de votos nulos, comparando con los resultados del Senado.

La composición de la Cámara se puede observar con el siguiente gráfico. Es importante recordar que dado que la elección de esta corporación se hace en circunscripciones departamentales (y no en una sola gran circunscripción nacional, como el Senado), los resultados en curules no son proporcionales al porcentaje nacional de votos obtenidos por los partidos:

Composición de la Cámara de Representantes 2010 vs 2014

 CAMARA2

En el caso de la Cámara, la coalición de gobierno conserva la mayoría con o sin el Partido Conservador, en particular gracias a una repartición geográfica más eficaz de sus votos entre las circunscripciones departamentales, que le permite a sus miembros obtener más curules. Ese es particularmente el caso del Partido Liberal, que obtiene el 23,5% de las curules (la bancada más grande) a pesar de tener solo el 16,8% de los votos. Si la bancada del Centro Democrático no es desdeñable, su margen de acción quedará más limitada que en el caso del Senado.

De todos modos, la Unidad Nacional sólo tendrá el 55,4% de las curules (71% si incluimos el partido conservador), lo que ya no es la aplanadora legislativa de 81,9% de 2010.

En conclusión tendremos un Congreso con una mayoría oficialista más reducida, y una novedosa oposición de derecha que inaugura una experiencia inédita que pesará sobre las dinámicas institucionales del país.

(*)Director del Observatorio de Procesos Electorales de la Universidad del Rosario

 

  Share: