Farc “tendrán que responder por crímenes de guerra”, advierte el gobierno

Bogotá, 23 de Marzo ­_RAM_ El Gobierno advirtió este domingo a la guerrilla de las Farc, con las que adelanta negociaciones de paz en La Habana, que “tendrán que responder por crímenes de guerra que hayan cometido y que sigan cometiendo”.

La advertencia la hizo la administración del presidente Juan Manuel Santos, luego de que las Farc reconocieran el sábado haber perpetrado el asesinato de dos policías, hace una semana.

“El hecho de que en La Habana se adelanten conversaciones de paz de ninguna manera libera a las Farc de sus responsabilidades frente al Derecho Internacional Humanitario”, aseguró el comunicado de prensa del gobierno.

Según las Farc, sus combatientes, que habían retenido a los oficiales vestidos de civil, “se vieron obligados a proceder contra ellos”, tras ser “acosados por media docena de helicópteros artillados y múltiples patrullas”.

Las Farc adelantan diálogos de paz con el gobierno desde noviembre de 2012. Sin embargo, las negociaciones avanzan sin una tregua acordada entre las partes.

“Mientras no se llegue a la firma de un Acuerdo Final y perdure el conflicto, el Gobierno Nacional seguirá (…) persiguiendo a las Farc en todo el territorio nacional”, añadió el gobierno.

 

Comunicado sobre la muerte del Mayor Méndez Pabón y el Patrullero Muñoz Ortíz

 

Con respecto al asesinato por parte de las FARC del mayor Germán Méndez Pabón y del patrullero Edilmer Muñoz Ortiz de la Policía Nacional, el Gobierno Nacional se permite manifestar que:

 

Rechaza tajantemente el comunicado del Secretariado de las FARC sobre la muerte del mayor Méndez y el patrullero Muñoz y condena nuevamente ese delito. El mayor y el patrullero se encontraban en poder de las FARC y fueron asesinados de la manera más cobarde e inhumana, en estado de indefensión.  No existe justificación alguna de un crimen de esa naturaleza, que es un crimen de guerra y una grave violación de los derechos humanos.

El hecho de que en La Habana se adelanten conversaciones de paz de ninguna manera libera a las FARC de sus responsabilidades frente al Derecho Internacional Humanitario y al derecho internacional de los derechos humanos. Tendrán que responder por todos los crímenes de guerra y de lesa humanidad que hayan cometido y que sigan cometiendo.

Mientras no se llegue a la firma de un Acuerdo Final y perdure el conflicto, el Gobierno Nacional seguirá cumpliendo con su obligación constitucional de proteger a todos los colombianos, persiguiendo a las FARC en todo el territorio nacional.

Si verdaderamente nos aproximamos al fin del conflicto, es hora de que las FARC no sólo lamenten los crímenes cometidos, sino asuman su responsabilidad y les respondan a sus víctimas.

 

Consejo de Estado dice que La CIDH debe investigar a las Farc

 

Bogotá, 23 de Marzo ­_RAM_ En lo que va corrido del año, el Consejo de Estado ha reiterado en dos de sus fallos la necesidad de que el Gobierno colombiano denuncie a la guerrilla de las Farc ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El pasado 6 de marzo el alto tribunal condenó al grupo guerrillero y a su máximo jefe Rodrigo Londoño Echeverry, alias ‘Timochenko,’ por el atentado perpetrado con cilindros bomba en Mesetas (Meta) en 1997, por lo cual insistió en que los subversivos deben ser llevados ante la CIDH. El Espectador conoció otra sentencia en la que también se pide al Gobierno que denuncie las violaciones sistemáticas a los derechos humanos que en el marco del conflicto han perpetrado las Farc.

“No se debe desconocer que actores como las Farc deben cumplir con el respeto al Derecho Internacional Humanitario y les recae responsabilidad por el desconocimiento y vulneración de las normas imperativas que rigen los conflictos”, sostiene el Consejo de Estado en el fallo en el que se condena a la Nación por el asesinato del concejal de Urrao (Antioquia), Lisandro Álvarez, en 2003 a manos del grupo guerrillero.

El cabildante fue asesinado un 24 de julio en una vía pública del municipio, después de que miembros de las Farc le disparan en varias ocasiones. Tres meses antes, el Concejo Municipal de Urrao había recibido un comunicado de esta organización armada en el que les anunciaban a los cabildantes que si no renunciaban serían declarados objetivos de guerra.

“En vista a la indiferencia cómplice referente a la zozobra que padece la población rural y urbana por causa de las constantes amenazas del Batallón a través de su estrategia paramilitar (…) se recuerda una vez más la frase del asesinado Jorge Eliécer Gaitán cuando afirma en uno de sus discursos que ustedes son los políticos de los oligarcas. Les advertimos por segunda y última vez que deben renunciar, si no lo hacen serán declarados objetivos de guerra. No sobra recordarles que las Fuerzas Revolucionarias de Colombia están en el corazón de nuestro pueblo y no en las fronteras de nuestros países. La justicia tarda pero llega. Las Farc como la justicia tarda, va lento, pero llega. Cumple”, rezaba la amenaza del grupo guerrillero para todos los concejales de Urrao.

Un acto intimidatorio que para el Consejo de Estado “violó las disposiciones del Derecho Internacional Humanitario al dirigir sus ataques directamente contra la población civil como lo son concejales del municipio de Urrao”. Además, el alto tribunal explicó que, si bien los miembros de los concejos municipales tienen calidad de agentes del Estado debido al servicio público que prestan, eso no implica que dejen de ser población civil, pues “basta con que no tomen parte en el conflicto armado”. Concretamente explica la corporación que cuando las Farc enviaron la amenaza, violaron las regulaciones del conflicto y vulneraron los derechos humanos de los cabildantes.

Más aún cuando cumplieron su palabra y segaron la vida de Lisandro Álvarez, pues según establece el Consejo de Estado, “cometieron el delito de homicidio agravado” y con este acto lesionaron sus derechos como ciudadano y como actor político “en su condición de concejal”.

Este caso en particular evidencia la práctica sostenida del grupo guerrillero que recrudece la dinámica de las hostilidades en Colombia y termina por dejar en letra muerta todos los tratados internacionales que velan para que la ciudadanía no se convierta en carne de cañón. Es por eso que el alto tribunal exhortó al gobierno nacional para que “ponga el caso en conocimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y sea esta autoridad quien se pronuncie respecto a las sistemáticas violaciones que han sido perpetradas por el grupo armado insurgente”.

 

Exigen que Farc entregue a guerrilleros que torturaron y mataron a policías en Nariño

 

Bogotá, 23 de Marzo ­_RAM_ El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, exigió a las Farc que entregue a las autoridades a los guerrilleros responsables de la tortura y asesinato de dos policías en Tumaco, y reiteró que a pesar de que ese grupo insurgente reconozca los actos de barbarie que ejecutan, esto no los aparta de la condición de terroristas.

A través de su cuenta en la red social Twitter, el ministro Pinzón indicó: “Si las Farc tienen voluntad de paz deberían entregar a responsables de asesinato y tortura de nuestros policías en Tumaco”.

En un trino posterior, el titular de cartera agregó “no por reconocer sus actos dejan de ser terroristas y asesinos de hijos de campesinos y colombianos honestos”.

Los señalamientos del Ministro de Defensa, se dan luego de que las Farc reconocieran desde La Habana su responsabilidad en el brutal homicidio de dos policías, quienes además fueron torturados, en Tumaco, Nariño. El grupo insurgente justificó el crimen indicando que esto se debe a las presiones que ejercen los operativos militares en contra de esa guerrilla.

En un comunicado dado a conocer este sábado, esa guerrilla indicó que lamentan la muerte “del mayor Germán Méndez Pabón y el patrullero Edílmer Muñoz Ortiz de la Policía Nacional, en hechos sucedidos en el área rural de Tumaco, en el departamento de Nariño, al tiempo que hacemos llegar nuestra voz de aliento a sus familiares y compañeros”.

El grupo insurgente explicó que los uniformados “fueron detenidos” por milicianos de la Columna Móvil Daniel Aldana cuando realizaban operaciones “contra la insurgencia y la población de las zonas rurales de todo el país”, y agregan que esto “desató una gran operación militar de persecución” que “obligó” a los milicianos a asesinarlos “sin tiempo para comunicar la situación a sus superiores”.

Además, la guerrilla justificó que “por razones de seguridad” los milicianos acabaron con la vida de los uniformados “cuidándose de no emplear sus armas de fuego”, lo que ha sido calificado por las autoridades como señales de tortura.

“La guerra que vivimos los colombianos desde hace medio siglo, cuesta la vida diariamente a muchos hijos e hijas de un pueblo que se merece la paz”, concluyeron en su comunicado las Farc.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos condenó este domingo el asesinato de dos policías por parte de las Farc en el suroeste del país y pidió a la guerrilla que entregue a los responsables, tal y como ya hizo el Gobierno

Las Farc “debería(n) entregar a los milicianos responsables a la Fiscalía General para que lleve a cabo el proceso de investigación, juzgamiento y sanción que corresponde”, pidió la ONU en un comunicado.

El sábado, las Farc reconocieron el asesinato del mayor Germán Méndez y del patrullero Edílmer Muñoz, secuestrados el día 15 de marzo en la zona rural de Tumaco y lo justificaron por “la gran operación militar de persecución” que sufrieron sus captores.

La ONU afirmó que el reconocimiento de la autoría sobre la tortura y asesinato de los policías “es un paso importante” de las Farc, pero pidió a esta guerrilla que se comprometa con el “respeto total del Derecho Internacional Humanitario (DIH)”.

Este domingo el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, ya pidió a la guerrilla que entregue a los responsables y los tildó de “asesinos” y “descarados”.

Méndez y Muñoz fueron asesinados a garrotazos y por degollamiento respectivamente y sus cuerpos sin vida aparecieron tres días después del secuestro.

  Share: