Transmilenio por la Caracas se tomará un carril adicional

Bogotá, 05 de Marzo _RAM_ Un día después de las protestas por el mal servicio en TransMilenio, el gerente de la empresa, Fernando Sanclemente, anunció este miércoles que los buses rojos se tomarán un carril adicional en la troncal de la Caracas. Ese carril es utilizado hoy por el tráfico mixto tradicional.

Los horarios dispuestos son de 4:00 a.m. a 8:00 a.m. y de 4:00 p.m. a 8:00 p.m., desde la 80 hasta la Avenida Jiménez, mientras que desde la Autopista Norte con calle 170 hasta la calle 76 será solo de 4:00 p.m. a 8:00 p.m.

La grave crisis que afronta TransMilenio, a raíz de las quejas de los pasajeros por el mal servicio, derivó este martes en protestas en ocho puntos de Bogotá, que se extendieron por unas cinco horas y dejaron un saldo de ocho heridos, nueve capturados, daños en 10 buses articulados y hasta agresiones del Esmad contra la prensa.

Lo de este martes evidenció un estallido social contra el sistema que nació como un verdadero orgullo de la ciudad, en diciembre del 2000, pero que en los últimos años ha sufrido constantes bloqueos ante la falta de buses, frecuencias y congestiones, entre otros problemas sin solución.

La rabia se hizo evidente una vez más a las 8:10 de la mañana, en el portal de Suba, en el noroccidente, cuando los usuarios iniciaron la protesta luego de cumplir más de una hora esperando un articulado.

La situación se tornó tan difícil que, para intentar calmar los ánimos, el alcalde Gustavo Petro tuvo que llegar al sitio de urgencia y estableció un diálogo con los manifestantes durante casi tres horas, montado en una patrulla de la Policía y con un micrófono en la mano.

El mandatario se enfrentó con un grupo de ciudadanos que no le permitió usar su discurso político –cuando él intentó hablar del metro o de las elecciones legislativas del domingo– y le exigió soluciones concretas para mejorar TM. “Soluciones ya”, pedían con insistencia.

Las alternativas ofrecidas por el mandatario en el corto plazo fueron poner a rodar los buses rojos desde las 4 a.m., a partir del lunes en Suba, y desde el 27 de marzo llegarán rutas exprés a Suba, la calle 80 y el portal Américas, con 12 buses azules por cada troncal, para complementar el servicio de los articulados.

Estos anuncios, sin embargo, parecen no resolver los problemas de fondo: la falta de infraestructura (no se han adjudicado más troncales desde el 2007) y la lentitud en la puesta en marcha del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

En el último año, la demanda de TM creció en un 12 por ciento, entre otras razones por cuenta de las tarifas diferenciales ordenadas por el gobierno Petro, y ya alcanza la cifra diaria de 2’190.000 personas en promedio.

Sin embargo, ese incremento en el número de usuarios no se compadece con la oferta del sistema, totalmente rezagada: según los planes iniciales, la ciudad debía estar finalizando la construcción de unos 388 kilómetros de troncal para los articulados en la actualidad, pero apenas se cuenta con 109 kilómetros. Ya se debía estar construyendo la Fase VI, pero Bogotá hasta ahora está saliendo de la construcción de la polémica Fase III (calle 26 y carrera 10.ª), marcada por el escándalo del ‘carrusel’ de la contratación y los fallidos trabajos de los primos Nule, bajo la alcaldía de Samuel Moreno.

Ese atraso en la infraestructura se refleja en que los ciudadanos, literalmente, viajan como en latas de sardinas.

Petro también convocó para el próximo martes a los pasajeros de TransMilenio a una protesta en la plaza de Bolívar, con el fin de presionar una renegociación de los contratos de TM.

No obstante, la Administración ya los renegoció a mediados del año pasado, con lo que se logró rebajar la suma que se les paga a los privados sin que ello haya implicado, tal como se ha visto, una mejora del servicio.

Este martes, los bloqueos se presentaron en ocho puntos del sistema: Sevillana, Venecia, Portal Sur, calle 26 con carrera 30, Portal Suba, avenida Jorge Gaitán Cortés con Villavicencio, calle 3.ª con 30 y carrera 30 con 68. El más grave fue el de Suba.

Se reportaron ocho civiles heridos, entre ellos Alfonso Triviño, de 38 años, quien presentó trauma craneoencefálico por la caída desde una altura de tres metros. También se reportaron ocho policías lesionados y daños a seis vehículos.

Nueve personas fueron capturadas y se busca judicializarlas por los delitos de obstrucción de vías y daño en bien ajeno. Otras cuatro personas fueron enviadas a la Unidad de Policía Judicial (UPJ).

El gerente de TransMilenio (TM), Fernando Sanclemente, admitió que los problemas del sistema tienen su origen en la infraestructura. “No hemos crecido en portales, en estaciones y no avanzamos en las diferentes fases”, dijo.

Bogotá no volvió a adjudicar la construcción de una troncal de TransMilenio desde diciembre del 2007, a finales de la entonces alcaldía de Lucho Garzón, cuando se estructuró la polémica fase III (las troncales de la calle 26 y la carrera 10.ª).

Sanclemente anunció que en ocho meses aproximadamente llegará una flota de 180 buses, entre ellos 80 biarticulados, 70 articulados y 30 padrones.

Una de las propuestas adicionales que está estudiando el Distrito es que, en el caso de la troncal de la Caracas, los buses de TM puedan tomar un carril adicional (que hoy usa el tráfico mixto) para que por allí rueden más buses rojos.

Un operador de TM, que pidió la reserva de su identidad, dijo que los problemas se solucionan con más flota y ampliando las estaciones para los buses biarticulados. En el caso de Soacha, por ejemplo, las estaciones solo son para articulados.

 

 

  Share: