Gabo se nos fue

Epígrafe

“Hay un momento en que todos los obstáculos se derrumban, todos los conflictos se apartan, y a uno se le ocurren cosas que no había soñado, y entonces no hay en la vida nada mejor que escribir”. Gabriel García Márquez

Por: Lorena Rubiano Fajardo.–

Bogotá, 20 de Abril ­_RAM_Poco a poco fue languideciendo  la vívida llama de nuestra gloria nacional de las letras, el  Premio Nobel Gabriel García Márquez, y a los 87 años murió víctima de un cáncer en Ciudad de México. Nuestras condolencias a su esposa Mercedes y sus hijos Rodrigo y Gonzalo.

Había escrito esta nota el miércoles antes de viajar y lamentablemente tengo que cambiarla para decir que me duele la partida de un grande hombre de las letras y el periodismo. La semana pasada recordamos al  Gabo mamagallista de siempre, estilo que no  había perdido y desde su lecho de enfermo nos sorprendió a todos al hacer un llamado a los periodistas que se agolparon en las afueras del centro de salud: “Están locos, qué hacen allá afuera. Que se vayan a trabajar, a hacer algo de provecho”.

En esta columna dejo, a pesar de algunas divergencias con su pensamiento político, un  mensaje de reconocimiento, lo admiramos y recordaremos  como a uno de los más grandes de nuestra patria. Controvertido como todos los escritores, con amigos y malquerientes, con críticos y aduladores, García Márquez seguirá siendo por siempre nuestro más destacado  escritor y periodista.

A Gabo, le fascinaba la música vallenata, que desde niño oía interpretar y cantar en Aracataca  y ese son lo inspiró tanto, que lo inmortalizó en sus escritos y novelas y lo motivó para impulsar el ya legendario Festival Vallenato, que creó con López Michelsen, Consuelo Araujo, el maestro Escalona y Álvaro Cepeda.

Jaime García Márquez, hermano del Nobel y reconocido por el mote de “el ingeniero cultural”,  tendrá sobre sus hombros la responsabilidad para con Gabo, con su familia y con el país, de mantener vivo ese gran legado y  terminar la adecuación de su casa en Aracataca y la construcción y dotación de la biblioteca en su pueblo natal Barrancas en La Guajira en honor de su señora madre Luisa Santiaga Márquez Iguarán y continuar con la excelente labor de la Fundación Nuevo Periodismo, que al ponerla en funcionamiento Gabo expresó:  “un factor esencial en la defensa de la integridad de un periodista, de su independencia y hasta de su vida, es una buena formación profesional”.

[email protected]

  Share: