Jugadas de realismo mágico…

Por: Alberto Díaz.–

Minuto de silencio en memoria del Nobel y una jornada especial del “Gabo” de la zurda, señor Mayer Candelo, acompañado del héroe de la obra – en jugadas de realismo mágico con precisión milimétrica- señor Dayro Moreno, enloqueciendo a una delirante fanaticada. Tolima sorpende al inicio del partido con un gol inesperado que hizo despertar al equipo local. Millonarios se le fue encima al rival, con ambición de gol, con orden sin desesperación. Los visitantes se pararon herméticos – como se ha vuelto costumbre – en Bogotá con líneas corticas buscando bloques defensivos 4-5-1 o 4-4-2 y contragolpes a mansalva tratando de pescar algún error azul.

Torres y Herrera en defensa cumplieron, Díaz serio y Leudo intermitente. M´Bami útil y práctico, rápido y furioso. Vásquez en lo suyo, correlón y sin sacrificio en el campo, debió corregir para el segundo tiempo. Vargas y Robayo en labor de marca, y este último vistiéndose de creativo en el segundo gol embajador.  Ortiz, Otálvaro y Mosquera contribuyeron a darle mantenimiento al partido.

Los tolimenses no se entregaron, atacaron hasta que se les acabó la gasolina. Resultado justo por lo visto en la cancha. Ahora esperar el rival en cuartos de final, donde el equipo azul deberá mostrar jerarquía, entrega y espíritu demoledor ante cualquier rival.

Arbitraje flojo y poco vistoso.

Albiazul saludo.

  Share: