La ignorancia es atrevida

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez.–

BOGOTA, 20 de Abril_ RAM_ El deseo de figuración de algunos pseudopersonajes es tan grande que tratan de tapar con un dedo el sol y no reconocer la grandeza de sus semejantes y como los amarillistas en el periodismo tratan de buscar lo negativo que es poco en medio de lo bueno que es mucho de sus semejantes. Lo anterior para rechazar de plano las declaraciones de la electa representante María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, que reaccionó de una manera totalmente negativa al conocer el fallecimiento de nuestro primer y único Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, al quién deseó ver en el infierno al lado de su buen amigo Fidel Castro, como si la amistad fuera algo bastante malo, lo que demuestra la dureza de su corazón y la incapacidad de valorar a los seres humanos.

La Representante, comenzó mojando prensa, pero de una manera muy negativa, encontró el rechazo de sus propios electores y de las directivas de su partido, quienes en un comunicado se apartaron totalmente de los absurdos trinos de ésta en twitter.

Lo anterior demuestra que hay una gran parte de colombianos que son ignorantes, y además atrevidos y lo peor de todo es que no han desarmado sus corazones y creen que la paz se consigue con esta clase de expresiones, las que llevan a que crezca la violencia y el odio entre las gentes.

Da pena, que una “Madre de la Patria” actúe de esta manera, cuando el mundo entero está a los pies del más grande escritor que ha dado la historia en los últimos años y que tuvimos por suerte que naciera en nuestra patria. García Márquez, fue la noticia más grande en un día importante como el Jueves Santo, cuando los católicos que son en su mayoría los habitantes de América Latina y en especial de Colombia, celebraban o mejor, recordaban el sacrificio de Cristo en la cruz del calvario, dejando después el gran mensaje del amor, que según las creencias católicas y cristianas fue lo que hizo en una tarde de Jueves Santo, en antesala de su gran entrega. Sigue siendo noticia, lo será y estoy seguro que cuando le pase algo a la representante de marras, no conseguirá las primeras páginas de las rotativas en el mundo, como lo que sucedió y está sucediendo con el gran periodista e hijo del telegrafista de Aracataca.

Otro que metió la pata, quizá por hacerse célebre o por hablar a las carreras fue el pichón de aprendiz de escritor Juan Esteban Constaín, quien en declaraciones a RCN Televisión, se atrevió a decir que ya la gente no leería y no volvería a leer a García Márquez, considerándolo como si fuera un objeto de archivo, lo que quiere decir que ya pasó de moda y no está vigente, luego quiso arreglar el asunto y comentó: “Para mi generación, García Márquez fue primero el objeto de unas tortuosas tareas en el colegio que antes de iniciarnos en el amor por sus libros parecían querer lo contrario. Creo que él mismo maldecía de ese método infeliz.” Mientras se escuchan declaraciones como las del presidente Obama, quien considera los libros de Gabo como un gran tesoro, los que lo acompañaron desde joven, según el mandatario, desde la India y el Japón en donde hay estatuas lo mismo que en Moscú del Nobel, hablan de él de forma entrañable y lo consideran grande y actual, no solo porque haya dejado un legado en su manera de escribir, sino por la manera que dijo las cosas de las gentes que vivieron situaciones que aun retratan lo que está sucediendo en el hemisferio.

Creo que todo lo anterior es causa de una mala educación, de no saber formar a nuestra gente, porque como con representantes y escritores como los anteriores, no se puede esperar llegar a ninguna parte, porque se les nota los sobrados que son y lo irrespetuosos y por eso como decía al comienzo el ignorante es irrespetuoso y muchas veces habla por hablar y hace las cosas por hacerlas y es por eso que pierden la credibilidad y estoy seguro que lo que acaban de hacer les afectará mucho,  porque quien el cree a una Política que habla de esta manera o a un escritor que opina así de uno de sus colegas más ilustres.

Hay que respetar a los mayores y en especial a los que han dejado huella en la humanidad, cosa que veo muy difícil por parte de los dos personajes con los cuales he querido perder parte de mi tiempo al escribir estas líneas.

Es mucha la tarea la que tenemos los padres de familia, los educadores, los medios de comunicación y el Gobierno para educar y formar hombres y mujeres de valores que aprendan a amar y a respetar los símbolos patrios y la gente que vale en nuestro país.

García Márquez murió físicamente, pero seguirá más vivo que antes y los periodistas que somos de su época y aprendimos y le debemos muchas cosas le rendimos homenaje en estos momentos de su partida física y esperamos que las nuevas generaciones de periodismo lo tengan como maestro y recuerden aquello, que el periodismo es un apostolado, no es para conseguir dinero y que los grandes periodistas se han hecho pasando hambre, sin tener un techo y muchas veces teniendo que llegar hasta su momento final sin contar con una moneda para su propio sepelio.

Los hombres grandes han nacido siendo nadie, pero han demostrado que son mucho y que pueden llegar a alcanzar lo que está dentro de sus corazones y de sus memorias, para sentirse realizados.

García Márquez no buscó la gloria y lo alcanzó y ocupará un lugar muy grande no solo de Colombia su patria chica, sino de México su grande segunda patria y de toda la humanidad.

No irrespetemos tan a la ligera a nuestros símbolos.

[email protected]

  Share:

1 comment

No sé de dónde saca el autor de este artículo que yo dije eso que él dice, cuando dije todo lo contrario: que García Márquez era (es) un clásico de la literatura universal, y que sus libros eran como la música de los Beatles, que tanto le gustaba: un milagro que ocurría, y ocurre, cada vez que alguien llega a ellos. Eso dije, palabra por palabra. Y dije también que muchos profesores arruinaban sus libros volviéndolos una tarea, en vez de mostrar su encanto y su grandeza casi como un secreto, como una clave. Pero en fin: cada quien entiende lo que quiere.

Comments are closed.