Los Wayuú se mueren

Epígrafe

“Los Wayuú son gente de arena, sol y viento, llevan adentro la moral del desierto, han resistido durante siglos en la península de La Guajira, son grandes artesanos y comerciantes, luchadores incansables por sus derechos históricos, que han sido muy violentados por la discriminación y el racismo”. Anónimo

Por: Lorena Rubiano Fajardo.–

Bogotá, 04 de Mayo ­_RAM_Tengo la desfortuna de no conocer ese gran paraíso colombiano como es la península de La Guajira, pero desde que compartí en Bogotá varios días con palabreros, como Sergio Cohen, artistas y escritores como Guillermo Jayariyu, y con cantautores como Félix Carrillo Hinojosa, quien está coordinando la traducción de Cien Años de Soledad del maestro García Márquez al Wayuunaiki, me he interesado por el acontecer en ese territorio patrio.

Por eso me preocupa la situación que están viviendo centenares de artesanas, que casi en estado de esclavitud tienen que vivir tejiendo hamacas, mantas y mochilas entre otras cosas para poder sobrevivir, mientras sus hijos mueren de desnutrición, casi que abandonados y sin protección del Gobierno.

Estas mujeres le dan colorido al desierto dibujado en sus artesanías sus pesares y alegrías, sus costumbres y sus espejismos de agua y enviando al mundo mensajes llenos de orgullo y tradición Wayuú y demostrando que allí en la tierra del sol hay una raza que supera todas las adversidades para mantenerse y preservar sus costumbres. Comparto esa estructura prehispánica de carácter matrilineal y de clanes de la Cultura Wayuú donde se conjugan belleza, mitos, tradiciones y costumbres que celosamente cuentan los ancianos a sus descendientes y la mujer ocupa un papel preponderante en la supervivencia de la raza.

En un debate de control político en el Senado, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, acepto que “se están cometiendo errores en la atención de la población infantil y mientras sigan muriendo los niños en La Guajira podemos decir que hemos fracasado”.

Según el DANE, entre 2008 y 2013 fallecieron 278 niños por desnutrición en la Alta Guajira, una cifra que según César Arismendy, director del Departamento de Planeación, llegan a 3.000. Esto prendió las alarmas en el país y a instancias del senador guajiro Jorge Ballesteros, se convocó a las autoridades implicadas a un debate de control político en la Comisión Séptima, quien manifestó: “Los indicadores de mortalidad infantil y desnutrición crónica están duplicando o triplicando la media nacional y eso es alarmante”

En medio de sus camas colgantes, los Wayuú esperan con urgencia la mano de un que los ha tenido en el olvido.

[email protected]

  Share: