Mis apuntes sobre el resultado de las elecciones

Por: Ricardo Galán.–

Terminó la primera etapa de la elección presidencial. Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga, con votaciones precarias, pasaron a la segunda vuelta. Los dos tienen tres semanas para reconstruir la confianza que perdieron por obra y gracia de la guerra sucia y derrotar una abstención del 60% y un creciente voto en blanco que alcanzó el 6%. Además de esos cuatro hechos, ¿qué más pasó? Aqui están mis apuntes:

• Los parlamentarios del Partido de La U, del Partido Liberal, Cambio Radical y el Partido Conservador untaron la mermelada, se comieron la tostada y se echaron a dormir.
• El Partido Liberal unido ya no es mayoría. Por primera vez Ernesto Samper, César Gaviria, Horacio Serpa y Germán Vargas con su Cambio Radical estuvieron del mismo lado y no les alcanzó.
• La alianza de Juan Manuel Santos y Gustavo Petro no sumó. Más bien restó. Petro, en teoría, salvó el puesto, pero sus seguidores no atendieron el llamado a votar por el verdugo. Los dos perdieron.
• Los colombianos quieren la paz, pero no están dispuestos a pagar el precio de impunidad total que pretende la mesa de La Habana. Por quinta elección consecutiva las FARC influirán en la decisión final.
• Para lo único que sirvió la guerra sucia fue para espantar electores. Lo demuestran la abstención del 60% y el 6% del voto en blanco.

Captura de pantalla 2014-05-26 09.24.06
• En su afán de desprestigiarse unas con otras, las campañas terminaron minando la poca confianza de la gente en la política y en las instituciones.
• Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga tienen tres semanas para reconstruir la confianza que perdieron en la primera etapa de la campaña.
• El Partido Conservador está dividido en dos: los caciques con la mermelada gubernamental y las bases con Marta Lucía Ramírez.
• Los equipos de comunicación del Gobierno y la campaña del Presidente Santos no han podido articular una estrategia coordinada para convencer a los electores de los buenos resultados de su administración, que los tiene, y los beneficios de reelegirlo.
• El mapa político de Colombia quedó dividido en dos. El Azul del Centro Democrático en el Centro y el naranja de la Unidad Nacional en la periferia.

Captura de pantalla 2014-05-26 09.24.37
• La parcialidad de algunos medios de comunicación y el fanatismo de algunos líderes de opinión a favor del Presidente terminó por perjudicarlo.
• La Fiscalía General quedó en entredicho por su militancia durante la campaña.
• Enrique Peñalosa no fue capaz de capitalizar a su favor la guerra sucia entre los dos candidatos ganadores mostrándose como el único candidato independiente que era. Al contrario perdió votos en Bogotá.
• A propósito de Bogotá los electores capitalinos demostraron que no tragan entero, que su voto es independiente y que quienes lo quieran ganar van a tener que hacer mucho más que prometer ríos de leche y miel.
• De mal gusto la decisión del Presidente-Candidato y su campaña de interrumpir el discurso de Marta Lucia Ramírez al término de las elecciones. El protocolo ordena que los candidatos se respeten unos espacios para admitir su derrota o cobrar su victoria. El país se quedó sin saber que está pensando la triunfadora candidata conservadora sobre lo que viene.
• La activa participación de Álvaro Uribe en la campaña terminó por sacar de su zona de confort a los expresidentes, Andrés Pastrana y César Gaviria. Ernesto Samper ya estaba metido.
• Los debates entre candidatos hicieron falta. Una buena porción de electores no salió porque no encontró por quien votar. La guerra sucia empantanó la discusión de los temas que de verdad le importan a la gente como la educación, la salud o la justicia.

  Share: