Presidente/candidato no pasará segunda vuelta

Por: Uriel Ortiz Soto (*)

La mayoría de los Colombianos no quieren saber nada de Usted señor Presidente – Candidato, son tantas las promesas incumplidas y los desaciertos de su gobierno, que de acuerdo a como se ve el panorama nacional, se vislumbra una derrota para su reelección en la primera vuelta, que muy seguramente no tendrá antecedentes en la historia de América Latina.
Lamentablemente la principal bandera de reelección del Presidente Candidato, que es la paz, prácticamente está hecha jirones en el corazón de la mayoría de los Colombianos, que si bien todos la queremos, no podemos aceptar una paz de rodillas, que de firmarse en tales condiciones, tendría serías repercusiones para el futuro de nuestro País, y las presentes y futuras generaciones, continuaran llevando en su cuerpo y alma la laceración de las heridas propiciadas por una guerra atroz, sin ninguna ideología, pero, que su principal objetivo ha sido: la del narcotráfico, la extorsión, el chantaje, los desplazamientos forzados, las masacres, la violación de humildes campesinas y el reclutamiento de niños para la guerra.
¿Cómo querer firmar una paz también por encima de las miles de fosas comunes ocultas en las espesuras de las selvas, que guardan miles y miles de cadáveres de compatriotas que aún no han sido identificados, para que sus despejos mortales les sean entregado a sus seres queridos para darles cristiana sepultura? ¿Cuántas, familias continúan esperando día a día, el regreso de sus seres queridos, que un día fueron secuestrados por los grupos subversivos de las FARC, y después de haber pagado su rescate fueron asesinados?
Por esta columna hemos hecho hincapié sobre el llamado postconflicto, considero que razón no nos ha faltado, puesto que son varias las organizaciones nacionales e internacionales que se han identificado con nuestros planteamientos, y es que si la firma del Acuerdo de Paz no lleva este valor agregado, podríamos decir que hemos perdido el tiempo y que no existe un cronograma para alimentarla permitiendo que sea perdurable duradera.
El tercer punto al que se llegó con las FARC, en la Habana – Cuba, sobre las drogas ilícitas, y del cual el presidente Candidato se pavoneo, hasta la saciedad haciéndole creer al País que se había llegado a un gran acuerdo, no pasará de ser flor de un día, puesto que sería totalmente imposible que un negocio tan rentable donde existen intereses nacionales e internacionales, vaya a ser desmontado de la noche a la mañana, sin existir el cronograma de los proyectos productivos para que los sustituyan.
Son tantos los problemas que en los actuales momentos y días previos a las elecciones, agobian la reelección del presidente Santos, que en el corazón de cada Colombiano, existe una razón de peso para negarle su voto el próximo 25 de mayo, si hablamos con los campesinos sus argumentos son bastante válidos, así mismo con los diferente gremios de la producción. En cada pueblo y en cada gremio hay promesas incumplidas del Presidente/ Candidato.
El problema del Magisterio aunque se diga que logró levantarlo, todo indica que será cuestión también de unos días mientras pasan las elecciones, pero, es tan grave que estamos en el ojo del huracán de la comunidad internacional al haber obtenido una de las peores calificaciones en el Mundo en materia de educación. La prueba “Pisa” lo dice todo, sin embargo el tapón de la reelección lo quiere disimular para decir a los votantes que el magisterio continuará como si nada hubiese ocurrido.
Los acontecimientos de última hora están indicando que la campaña del Presidente Santos, está plagada de tantas inexactitudes, que indirectamente y sin darse cuenta están convirtiendo en mártir al doctor Oscar Iván Zuluaga, que muy seguramente sabrá aprovechar en beneficio propio tanta infamia y montaje que se ha hecho en torno a su campaña, su persona y familia.
Los primero que debemos decir sobre las infiltraciones del hacker Sepúlveda, es que tiene mucho de espuma, pero nada de jabón, si analizamos con verdadera conciencia cada una de las imputaciones que se le están haciendo, es mas el ruido que las nueces, todo partió desde el momento en que el doctor Oscar Iván Zuluaga empezó a despegar en las encuestas.
La segunda inexactitud, es el haber nombrado al ex presidente Gaviria como su jefe de debate. Cuando todo el País esperaba, de su majestad ex presidencial, un tono conciliador y sereno para conducir la barca del naufragio a puerto seguro, llegó con una tempestad de términos desobligantes, que prácticamente la tiene navegando por el mar embravecido de la turbulencia y del seguro naufragio.
Según informaciones de analistas nacionales e internacionales de última hora, el presidente / candidato Juan Manuel Santos, no pasará a la segunda vuelta. Todo parece indicar que el manejo tan deficiente que se le ha dado al problema de los hacker donde se quiere enlodar al candidato del Centro Democrático Oscar Iván Zuluaga, le está restando tanta credibilidad al candidato reeleccionista, que prácticamente todo lo que habla o dice contra su principal contendor, la gente no se lo cree y lo toma como una prueba más a favor del candidato contendor.
Ante los últimos acontecimientos se vislumbra que quienes pasarán a segunda vuelta serían los candidatos: Zuluaga y Marta Lucía Ramirez, con magníficas posibilidades que logren un entendimiento entre ambos, partiendo de la base de quién sea el mayor beneficiado en las urnas.
De la única manera que el Presidente Candidato logre su reelección, en la primera vuelta, seria repartiendo mermelada a diestra y siniestra, como lo ha venido haciendo desde hace varios meses, para peor desgracia de nuestro País.
[email protected]
[email protected]

 

  Share: