Sin Complejos

Por: Esteban Jaramillo

Bogotá, 13 de Mayo ­_RAM_No ha habido tanto alboroto con la selección armada por Pekerman. La lista no trae sorpresas. Es la misma, con ajustes pequeños, que jugo el clasificatorio a Brasil. Es un grupo, el elegido, coherente con el proceso, de futbolistas por él protegidos de lesiones y de críticas, por la inactividad o el precario rendimiento.

Es ahora que Pekerman, tan distante, tan silencioso, tan metódico quizás, empiece a diseñar un equipo, a definir un sistema y un estilo, a corroborar lo hecho hasta el presente. La nómina básica esta, con las dudas por la situación de Falcao, las que persisten a pesar del optimismo que genera la seriedad de su trabajo de recuperación.

Ninguno de los convocados sorprende con su presencia. Tampoco los ausentes, Dayro incluido, porque de gol no sufrimos actualmente y el nivel de nuestros delanteros en el exterior, estimula el optimismo. El caso de Darwin Quintero no tiene dudas, porque a Pekerman nunca le gusto. Lo arrimaron tantas veces, pero lo ignoraron siempre. No tiene Colombia un gambeteador de ataque como él.

De males en la defensa sufrimos, porque un alto porcentaje de los citados, anda por un mal camino. Lesionados o marginados en sus clubes, carecen de continuidad. Muchos de ellos al llegar al mundial, tendrán pocos partidos activos, en los últimos meses y llegan cargados de años.

Se avecina el juego cruel de los descartes para los eliminados, el tres de junio. Lista que no tendrá tampoco novedades, porque se desprende del pensamiento tantas veces expuesto por el técnico, que muchos llegaron esta vez para cumplir el protocolo.

  Share: