Colombia ante Grecia, a derribar las siete puertas de Tebas

Por: Alejo Vallejo B.

Bello Horizonte, 12 de Junio ­_RAM_  Colombia emprende este sábado, a partir de la cuatro de la tarde, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, su batalla deportiva por vencer (superar) la primera de las siete puertas de Tebas (Grecia), que es como si dijéramos, la historia de la guerra por la ciudad imperial más antigua de la civilización occidental. Este partido es definitivo para Colombia, porque Grecia, por su experiencia y su palmarés es la más fuerte escuadra de las que integran el grupo C, junto con Japón y Costa de Marfil.

De todo corazón deseamos a los muchachos que conforman la Selección Colombia una victoriosa travesía por ese mar encrespado que es la Vigésima Copa del Mundo Brasil 2014, donde se enfrentan los mejores colectivos del fútbol. Colombia va a soltar las amarras este sábado bajo la conducción de José Néstor Pekerman, un lobo del mar del fútbol, quien sabe de torneos orbitales y condujo a Argentina a ganar en tres ocasiones el campeonato mundial Sub-20 en los años 1995, 1997 y 2001.

Teniendo en cuenta los partidos amistosos recientes, el triunfo de Grecia sobre Bolivia (2-1) y el empate sin goles ante Nigeria (0-0), al igual que la conquista de la Copa de Europa en el 2004, nos hacen ver una selección con ganas de figurar aunque sólo en dos oportunidades ha llegado al evento mayor del fútbol mundial. Esta no es la Grecia que alcancé a ver en el estadio de Los Gigantes en New Jersey, el 5 de junio de 1994, que perdió con Colombia (1-0), pero sí es una escuadra helénica más preparada que sabe pararse defensivamente y alcanzar muy buenos resultados.

Ganar el juego de este sábado significa para Colombia echar por tierra la primera de las siete puertas del Mundial. Ello es clave. Es vital para conseguir confianza y fortaleza anímica, para empezar con pie derecho un torneo donde las noticias negativas y las bajas en el camino, parecieran con mucho de realidad, golpear el cuerpo de un colectivo que día tras día está obligado a mostrarse más eficaz y compacto.

El fútbol es fútbol. Es la dinámica de lo impensado y en un rebote la pelota toma el camino que nadie espera, de ahí que el jugador que pestañea se lo lleva lo corriente. Siempre alerta. Colombia debe jugar armado con la paciencia que Grecia va a buscar atribular para aprovechar un contragolpe o sacar provecho de un error defensivo. Allí Colombia debe mostrarse y debe ser sólida y convincente. Adelante deberá abrir la cancha y moverse permanentemente buscando romper las murallas para perforar un espacio que nuestros delantero sabrán capitalizar. Creo que vamos a ver unas duplas, Bacca-Teo, Quintero-Ibarbo, James-Cuadrado, que darán mucho qué hacer a los muchachos de Grecia. Junto a ello, los disparos sorpresivos al arco, en los cuales Guarín, James, Quintero, cada vez son más especialistas, nos reportarán alternativas de anotaciones frente a los sistemas cerrados que algunos cuadros, como el que enfrentamos este sábado, suelen presentar.

Ha llegado la hora de empezar con pie derecho y empezar a trepar como los escarabajos en Italia, España y Francia, la cumbre empinada de las siete puertas de Tebas, más allá de las cuales se encuentra la gloria de los campeones. Sorpresa nos da la vida. Este país urge del asombro que acompaña a los milagros. Los colombianos nos merecemos noticias de triunfos legendarios para recomponer el camino de la nación.

[email protected]

  Share: